Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Julio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Opinando
  • Miguel ÁNGEL GARCÍA HERRERA en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Y tal y tal
    Y tal y tal 2004-05-17

    Un infarto cerebral ha privado al mundo y parte del extranjero de la presencia de uno de los personajes más controvertidos del paisaje y el paisanaje: Jesús Gil y Gil. El polémico ex presidente del Atlético de Madrid y ex alcalde de Marbella dio mucho de lo que hablar desde que en el verano de 1987 se hiciera con el mando en el seno del equipo colchonero. Desde que la pasada semana se dio la noticia de su ingreso hasta que el pasado viernes se produjo su fallecimiento, medios y personas empezaron a hacer el inevitable repaso a la trayectoria de un hombre en el que han concurrido con particular intensidad luces y sombras.

    Es vieja costumbre bastante asentada y asumida el elogio del que se fue, concretado en un recuerdo de las virtudes y cosas buenas y un más o menos intencionado olvido de los defectos y meteduras de pata. Esta ocasión no fue excepción a tal regla y los que en el pasado más o menos próximo habían sido enemigos irreconciliables han hecho borrón y cuenta nueva, lo que en opinión de algún amiguete resulta un tanto sonrojante, habida cuenta del personaje en cuestión. Gil simboliza mejor que nadie la figura del “villano” simpático al estilo Robin Hood, el hombre al que la opinión pública perdonó casi todo Si hubiera que compararlo con un personaje de ficción, creo que la elección lógica sería el J. R. de Dallas al que la audiencia siempre vio con buenos ojos pese a ser más malo que la quina. Su vida pública fue pródiga en excesos verbales: veintinueve entrenadores en los dieciséis años en los que pilotó la nave rojiblanca, destacando sus relaciones de amor-odio con Radomir Antic y Luis Aragonés; análoga relación con el centenar largo de jugadores que vistieron la elástica colchonera: Futre, Vieri, “Tren” Valencia, “Mono” Burgos, Pantic, Penev, Esnáider, el Raúl que dejó marchar y el Torres que no quiso soltar, todos recibieron a partes iguales un derroche de elogio y una somanta de palos verbales. Tres cuartos de lo mismo cuando decidió y consiguió ser alcalde de Marbella. Los analistas de la época definieron su entrada en la política como la aparición de un tanque blindado en un escenario donde la gente jugaba con aviones de papel. Tres mayorías absolutas le brindaron la posibilidad convertir la ciudad en su reino privado, donde tampoco dejó indiferente: una oposición ninguneada sistemáticamente gritó en el desierto los zaperocos contables y las broncas periódicas de la policía local, en tanto que una parte importante de la ciudadanía aplaudió y refrendó con votos una política que periódicamente saltaba a la palestra. No había punto medio y nunca lo hubo. Quizá el mejor exponente de aquellos años fue el delirante espacio que presentó en Telecinco, Las Noches de Tal y Tal donde rodeado de señoritas en una piscina, el alcalde electo daba su opinión sobre los temas sobre los que la audiencia le inquiría. Puro surrealismo versión tetacinco.

    Ni siquiera cuando la autoridad judicial tocó a su puerta y tuvo que pasar por el banquillo de los mil y un juicios, con esporádicas visitas a la cárcel, pareció verse afectada la popularidad, aún entre sus votantes marbellíes o su sufrida hinchada colchonera. Mucha gente nunca comprenderá la benevolencia con la que se miraban sus presuntos delitos concretados en no pocas causas. Para sus seguidores siempre hubo una especie de “mano negra” que le tenía inquina a aquel humilde llegado a poderoso y él se encargó de propalar esa idea ante quien quiso oírle: los árbitros en el fútbol, los partidos tradicionales en la política. Aún fuera de la presidencia y de la alcaldía, su poder se dejó sentir apeando de la silla edilicia a su sucesor, Julián Muñoz, más célebre por sus amoríos con cierta tonadillera que por sus labores como alcalde.

    Periódicamente escucho o leo la opinión según la cual la justicia nunca es igual para todos. Temis es ciega, pero no tanto, dicen muchas personas, sobre todo cuando por sus manos tienen que pasar algunas personas particularmente célebres. En la Roma republicana, como comentaba por aquí el censor Catón se lamentó que sus deseos de que los Escipiones rindieran cuentas del destino de ciertas sumas percibidas durante la guerra contra Antíoco de Siria, se vieran frustrados por el prestigio militar del Africano y su hermano el Asiático. Las personas pasan, las instituciones también pero ciertos problemas aún no terminan de resolverse. No ha mucho veía incrédulo como cierto artista se atrevía a pedir un trato diferencial para un compañero de profesión, bailaor por más señas, acusado de un presunto delito de homicidio. La sorpresa venía dada por la petición y por el hecho de que el propio peticionario no se mordiera la lengua ante tamaño disparate, que intenta dar por bueno el hecho de que la justicia no trata por igual a todas las personas. Lo cortés no quita lo valiente y el arte no es una carta blanca para hacer lo que venga en gana. En el caso de Jesús Gil, sus cosas buenas, que las tuvo, no pueden justificar sus cosas malas, que también las tuvo. Así es la vida.

    Enviado por lcapote a las 01:00 | 4 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/18685

    Comentarios

    1
    De: Dem Fecha: 2004-05-18 16:24

    "Siempre he dicho y hecho lo que me ha dado la gana."

    Así se autodefinía...

    No voy a perder más tiempo hablando de un tipo así.



    2
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2004-05-19 11:41

    Precisamente por eso hacía la reflexión: las bondades profesionales y la popularidad no pueden ser excusa para pretender tener un trato diferencial al resto de la humanidad.



    3
    De: El Señor Lechero Fecha: 2004-05-31 04:41

    Una declaración de Luis Aragonés que define muy bien la situación:

    ¿Qué recuerdo le queda de Jesús Gil?

    Que descanse en paz y que esté en el cielo, pero Jesús Gil ha sido lo que ha sido. Siento su fallecimiento, pero no fue un dechado de virtudes. Ha tenido bastantes defectos y alguna virtud.



    4
    De: marbellí Fecha: 2009-06-23 19:29

    Las noches de tal y tal, el mejor programa de la TV Mundial



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 23.20.193.33 (c8984b2070)
    Comentario

    © 2002 lcapote