Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Mayo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Opinando
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en El Escéptico Digital nº 266

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Pendoneando II
    Pendoneando II 2004-07-20

    Ya se aventuraba hace un año -al final del primer "Pendoneando" -que la historia del pendón de La Laguna –popular e incorrectamente conocido como pendón de la conquista- iba a volver con los primeros calores estivales. Eso sí, tal parece que esta vez va a ser la definitiva, habida cuenta que el consistorio lagunero hizo público un informe acerca de la historia del estandarte en el cual se concluyó que su origen era incierto, pero que en todo caso la única conclusión clara que podía sacarse es que en ningún caso había sido el estandarte con el que Alonso Fernández de Lugo había emprendido la conquista de Tenerife. Así pues, el próximo 27 de julio la procesión que conmemora la fundación de la ciudad estará presidida por el escudo de armas de San Cristóbal de La Laguna, concedido por la Reina Juana la Loca mediante Real Cédula en 1510. El polémico pendón pasará a ser conservado como corresponde a lo que ha sido símbolo de la ciudad, por una tradición equivocada, eso sí, pero símbolo al fin y al cabo.

    No deja de resultar gracioso que durante tantos veranos la ciudadanía haya asistido a un conflicto que no tenía razón alguna de ser: el estandarte no pertenecía a Fernández de Lugo, que probablemente llevaría su propio escudo de armas durante la conquista. Más aún, según el informe su antigüedad puede ser todo lo más de finales del siglo dieciséis, con lo que ambas posturas, favorable y desfavorable al paseíllo anual de la banderola quedaban sin argumentos de fondo. El sector crítico ha sacado pecho porque no saldrá más por las calles laguneras y el Ayuntamiento ha manifestado su deseo de mantener y potenciar el evento de la próxima semana para que la fecha de la fundación de La Laguna cale más hondo entre una ciudadanía a la que todo el rollo se la trae un poco al pairo, de modo y manera que todos contentos. Lo que no resulta tan gracioso es la comprobación de lo poco que en realidad se sabe de la historia de Tenerife y por extensión, de la de las Islas Canarias. No se trata de la ausencia de investigaciones serias, sino más bien del escaso interés objetivo que parece existir en conocer ese pasado o peor aún, el mucho interés por presentar una visión sesgada, partidista y valga la redundancia, interesada de ese pasado que, mal que pese a muchos, ni comienza ni acaba en 1496. Cuando otra vez aquí trataba el asunto, no pude por menos que recordar la interpretación cambiante que se hacía según las épocas del árbol familiar, dando primacía a la “cuasi-pureza castellana” o a la “única-ascendiente-aborigen-que-fíjate-tú-las-cosas-era-una-princesa” según interesara. Los historiadores advierten siempre sobre el uso interesado de la Historia, en general y en particular, como justificador de posturas que nada tienen de científicas. Ahora como hace un año, sigue resultándome sorprendente y hasta preocupante la forma en la que cierto tipo de comportamientos se repitan aunque no se parezcan por suceder en otros lugares y otros tiempos, bajo otros nombres y banderas. Pero inevitablemente, tales maniobras sólo obtienen resultados si encuentran una tierra bien abonada para arraigar, y ello viene dado por el desconocimiento del mundo que nos rodea más próximamente, en mi caso, la ciudad en la que vivo.

    En fin, pilarín, que supongo que el año que viene por estas fechas no habrá un Pendoneando III -¿o tal vez sí, pero bajo la forma del emblema de la ciudad?- Eso sí, quienes hasta el momento presente han criticado lo que han dado en llamar conmemoración de la derrota –errónea celebración con un no menos erróneo banderolo- siguen y es de suponer que seguirán celebrando otros aniversarios en los que el tanteo del partido se invirtió. ¿Llegará algún día en el que dejemos de celebrar acontecimientos en los que seres humanos segaron la vida de otros seres humanos? ¿Dejaremos consecuentemente de buscar guerreros montados en lustrosos corceles a los que alabar porque “eran de los nuestros”? Confío en que sí. En todo caso, queda como resultado positivo de toda esta historia la convicción de que, a la larga, no hay mito que no resista una investigación científica solvente.

    Enviado por lcapote a las 01:00 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/20334

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.198.19.184 (b73c6e20cf)
    Comentario

    © 2002 lcapote