Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Mayo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Opinando
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en El Escéptico Digital nº 266

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Gaudeamus Igitur
    Gaudeamus Igitur 2005-09-23

    Hoy se ha inaugurado el año académico en la Universidad de La Laguna y, por primera vez en los quince años que llevo pululando por la institución, he visto el acto completo, aunque sólo fuera porque me tocaba la imposición del birrete que, conforme a la tradición, me acredita la condición de doctor. Fiel a sus orígenes eclesiásticos, el ceremonial inaugural tiene multitud de elementos que hacen que uno se sienta como en El Nombre de la Rosa, o como en Los Tres Mosqueteros porque a la toga negra común, hay que añadir para Derecho una muceta (un curioso sobreveste que se coloca a guisa de babero y que aún conserva una manga ciega o limosnero, que es donde cuentan las crónicas que se guardaban los pergaminos en día de lluvia y los dineros en época de inseguridad), unas mangas con puñetas y un birrete, todos ellos de color rojo, con lo que uno parece vestido de cardenal primado de Cracovia o enemigo de D´Artacán. Como todos los años, el inicio del acto no está exento de polémica, y en esta ocasión, fueron los estudiantes los que se quejaron –otra vez, y con razón- del excesivo aumento de las tasas (un 6%, el tope máximo de la horquilla planteada en el Ministerio de Educación y Ciencia y, según comentaban en los pasillos, el doble de lo que ha aumentado el coste de la vida) aunque el derecho a protestar no justifique algunos forcejeos, ni explique qué pintaba allí el cántico y loa a una de las dictaduras más longevas del planeta, pero esa es otra historia.

    El acto tiene una parte muy formal, cual es la lectura de la memoria del curso precedente, el recordatorio de los que dejaron la institución –por terminar la carrera, por imperativo legal o por esa otra seguridad vital que no son los impuestos- tras la cual, se da paso a la lección inaugural, que este año corrió a cargo de Matías A. Llabrés Martínez (va por orden de antigüedad en el cargo catedralicio) y versó sobre los avatares de la investigación y el desarrollo de medicamentos. Como decía una compañera de fila (que luego resultó ser del pueblo y nos pasamos medio acto poniéndonos al día en cuanto a cotilleos varios) estas conferencias son regalos envenenados, porque el público que acude al acto es muy variado (aunque no tan numeroso como el que luego se alista a los pinchitos, pero qué se le va a hacer) y aunque el conferenciante de este año no sólo intentó dar lección divulgativa sino que además, tenía algunos elementos interdisciplinares, amén de ajustarse a los cánones no escritos de las reglas de tiempo (cuarenta y cinco minutos), no pudo evitar que para sus últimas páginas, ya la gente empezara a murmurar y a pedir, como en los partidos de fútbol donde la cosa se pone mal, la hora.

    Después, tocó la imposición del birrete de marras, para lo cual, en el día previo nos habían explicado otro ceremonial protocolario que, el que más y el que menos, en algún momento de su intervención, tuvo a bien pasarse por la piedra. Terminado esto, el Rector tomó la palabra y habló sobre lo que se nos venía en cima –Europe is living a covergeishon, fititú- y sobre la necesidad de ponernos las pilas, al tiempo que recordaba a las autoridades presentes la no menos imperiosa necesidad de dedicar más recursos a la educación. Dicho esto, el Presidente del Gobierno Autónomo dio por inaugurado el curso, cerrándose el acto con la interpretación de una versión resumida del Gaudeamus Igitur.

    El Gaudeamus Igitur es a la Universidad lo que Asturias, patria querida al principado: una entrañable canción de borracheras que, al correr del tiempo, se ha terminado institucionalizando (algo así como la muy lagunera fuga de San Diego, pero eso también es otra historia) y que cierra todos los actos académicos, aunque cada vez menos porque, quitando a unos pocos y a la magnífica coral universitaria, la mayoría la canta al estilo Doña Rogelia, moviendo los labios pero sin emitir sonido. Quizá por eso nos repartieron unas octavillas con la letra, que motivó a que, dubitativamente, los asistentes nos decidiéramos a cantar (no muy alto, porque había amanecido nublado el cielo.) Por si alguna vez tienen necesidad de cantarlo y porque es un himno muy bonito, leñe, aquí van un par de enlaces, cortesía de la página Alma Mater Hispalense

    Gaudeamus Igitur coral

    Gaudeamus Igitur versión de Brahms

    Y la letra:

    Gaudeamus igitur,
    iuvenes dum sumus. (bis)
    Post iucundam iuventutem,
    post molestam senectutem,
    nos habebit humus.

    Ubi sunt qui ante nos
    in mundo fuere?
    Vadite ad superos,
    transite ad inferos,
    ubi iam fuere.

    Vivat Academia,
    vivant professores.
    Vivat membrum quodlibet,
    vivant membra quaelibet,
    semper sint in flore.

    Vita nostra brevis est, breve finietur.
    Venit mors velociter,
    rapit nos atrociter,
    nemini parcetur.

    Vivat nostra societas!
    Vivant studiosi!
    Crescat una veritas,
    floreat fraternitas,
    patriae prosperitas.

    Vivat et Republica,
    et qui illam regit.
    Vivat nostra civitas,
    Maecenatum charitas,
    quae nos hic protegit.

    Pereat tristitia,
    pereant osores.
    Pereat diabolus,
    quivis antiburschius,
    atque irrisores.

    Alma Mater floreat
    quae nos educavit,
    caros et conmilitones
    dissitas in regiones
    sparsos congregavit.

    Y por último, pero no por ello menos importante, como dicen los pitinglish, un relato del Rincón Literario de la Universidad de Alcalá, que seguramente haría sonreír y/o escandalizará a todos cuantos conocen un poco las bambalinas de la educación superior en España. Tiene bastante mala leche, pero no por ello deja de ser brillante y altamente recomendable. Con todos ustedes y pese a que no lo quisieran: El Dedo de Dios

    Enviado por lcapote a las 19:34 | 2 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/33230

    Comentarios

    1
    De: Félix Fecha: 2006-06-19 00:52

    Faltan tres estrofas



    2
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2006-06-19 15:03

    Pues añádalas usted, que de la letra del Gaudeamus Igitur no he encontrado dos versiones iguales.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.144.39.205 (9b6b613170)
    Comentario

    © 2002 lcapote