Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Abril 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             

Opinando
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en El Escéptico Digital nº 266

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Dos iniciativas para reflexionar
    Dos iniciativas para reflexionar 2005-11-25

    La una, el manifiesto por una cultura veraz





    La otra, relativa a la manifestación que el próximo 26 de noviembre se hará en contra el proyecto de macropuerto en el municipio tinerfeño de Granadilla y obra de Ciro Mesa

    Para la pregunta: ¿Qué es la dignidad? (o: Por qué hay que manifestarse el 26-N)

    Kant nos legó un discurso imprescindible para entender la dignidad. Ese discurso replica a dos tendencias constitutivas de la sociedad moderna. Por una parte, la creciente mercantilización del mundo, incluida la vida humana, el que nada quede a resguardo del alcance del dinero; por otra, la inclinación de los hombres a permanecer en la minoría de edad, tutorizados por diversos poderes, a dejarse dominar, esclavizar, envilecer, en fin, lo que él llama "ánimo servil".

    Frente a esas tendencias, Kant defiende que, al margen del reino de "las cosas que tienen precio", tenemos que pensar el de las que "poseen una dignidad". Dignidad sería lo que caracteriza a aquello que se eleva por encima de todo precio, cuyo valor no es relativo, sino absoluto; lo que no puede servir de medio para ningún fin externo a sí mismo. Según Kant, sólo los hombres, y sólo precisamente en la medida de que sean sujetos racionales libres, poseen dignidad.

    Un aspecto interesante de su doctrina es que nos muestra la dignidad, no como un estado, sino como una situación, y, en ese sentido, como una tarea, un reto, una conquista siempre amenazada. El mero formar parte de la especie humana no nos da título alguno para ella. Las figuras del esclavo, del súbdito, de la fuerza de trabajo capitalizada, son figuras humanas, claro, pero, en cuanto sometidos a un poder externo, los individuos han sido convertidos en indignos, reducidos a cosas, a meros medios. Sólo la libertad dignifica. En virtud de la libertad -en el sentido radical de la autodeterminación, la absoluta independencia respecto a cualquier tipo de coacción que se nos imponga desde fuera- nos hacemos dignos de la dignidad.

    Por otra parte, Kant nos enseña que la dignidad tenemos que pensarla como un deber hacia nosotros mismos. La autoconservación de la especie y la vida colectiva impone a los individuos -todos tenemos la experiencia- una serie de deberes hacia los otros, más o menos apremiantes, soportables o gravosos. El valorarse a sí mismo como seres libres sería "el deber del hombre respecto a sí mismo". Nos debemos, pues, a nosotros mismos la dignidad; y permanecer sometidos a un estado de humillación debe verse, no sólo como un atentado contra nuestra libertad ejercido desde fuera, sino como una vulneración autoculpable del deber de autodeterminarnos. Kant sabía que emanciparse es una tarea costosa y que, como constatamos hoy por doquier, la sujeción a poderes ajenos puede llegar a resultar incluso confortable. La dignidad nunca es un regalo, sino una tarea: eso es lo que significa que debamos considerarla como un deber.

    De ese deber general de autodeterminarse se derivarían una serie de máximas para la acción. Kant indica expresamente en primer lugar las dos siguientes: "No te conviertas en esclavo de otros hombres; no te dejes pisotear tus derechos".

    Estas consignas nos conducen directamente al sentido primordial de la manifestación por la dignidad del 26 de noviembre. Por que el "No al puerto de Granadilla", nuestro "Ya está bien", son formas específicas de responder a la humillación. Los que nos manifestemos lo hacemos por que no queremos dejarnos esclavizar ni permitir que pisoteen nuestros derechos. Y quien no deja pasivamente, sumisamente, que le expolien la vida, el paisaje y la memoria, se ha puesto en camino hacia la dignidad.

    La frase con que acaba Kant su pasaje sobre la dignidad es la siguiente: "Pero quien se convierte en lombriz no puede después quejarse de ser pisoteado". De eso se trata esencialmente el 26 de noviembre: intentar superar la condición de reptil a la que un poder caciquil humillante nos tiene sujetos, intentar adoptar por fin la posición erguida para que no puedan seguir pisoteándonos. La manifestación contra el puerto de Granadilla es realmente una manifestación por la dignidad.

    Enviado por lcapote a las 03:05 | 1 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/35068

    Comentarios

    1
    De: asmodeo de sinan Fecha: 2005-11-26 00:44

    Yo prefería las teorías de Nietzsche aunque tienen múltiples interpretaciones,algunas bastante desafortunadas...



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.146.27.245 (4099d3e2f4)
    Comentario

    © 2002 lcapote