Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             

Opinando
  • Miguel ÁNGEL GARCÍA HERRERA en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Y el cielo se oscureció
    Y el cielo se oscureció 2005-11-30

    Acaba de volver el fluido eléctrico a casa, después de veintiocho horas sin él, justo cuando el huracán Delta o, mejor dicho, lo que quedaba de él en forma de tormenta tropical, que a estas horas y si se cumplen las previsiones del servicio meteorológico, habrá alcanzado su punto de destino, en la frontera entre Marruecos, el Sahara Occidental y Argelia. Atrás quedan dos días de alerta (más el de hoy, que también entraba dentro de la previsión) y un buen montón de destrozos que todavía habrá que valorar, amén de muchas preguntas que habrá que intentar responder entre todos.

    Canarias, naturaleza cálida, como dice la publicidad, no ha sido ajena a este tipo de catástrofes naturales climatológicas. Cada cierto número de años, el agua cae y corre con más fuerza de lo debido, o el viento sopla más fuerte y además, cada isla es un micromundo en sí misma, y lo que una soporta bien, para otra puede ser desastroso. Sin embargo, en menos de cuatro años hemos asistido a dos fenómenos inusuales: uno, el del recordado 31 de marzo de 2002, cuando una tormenta se quedó anclada sobre el norte de Tenerife y otro, que se barrunta más usual en un futuro próximo, que es la visita de tormentas tropicales, restos de huracanes caribeños que de cuando en cuando llegan aún más lejos de lo habitual. En realidad, no parece que su potencia haya sido excesiva, pero a la vista de los resultados, hay que preguntarse qué hubiera pasado si nos hubiéramos visto las caras con un huracán en el cenit de su fuerza. En los noticieros comentan que estas cositas son el resultado de un cambio climático cada vez más acusado. ¿Seguirán los de siempre mirando hacia otro lado?

    Pero dejando aparte lo anterior, si tal parece que vamos a tener que lidiar con estos temporales cada cierto tiempo, hay que preguntarse si, dejando aparte todo lo que es inevitable, pueden evitarse o moderarse determinados resultados. El temporal, según cuentan, se ha llevado de por medio bidones de agua, mesas de ping pong, árboles de todos los tamaños y especies, la carpa del Circo Chino y las cúpulas del nuevo edificio del aeropuerto de Los Rodeos (estrenado hace apenas tres años). También ha tirado unas cinco torretas de tendido eléctrico, lo que ha motivado que desde anoche y durante una media de veintiocho a treinta horas no haya habido luz –ni televisión, ni telefonía móvil, ni ordenadores, ni red de redes- en buena parte de la isla. En la situación de monopolio que ostenta Unelco-ENDESA en las islas, mucho tiempo ha que se escuchan voces solicitando el enterramiento de las líneas de alta tensión (al menos, desde el debate acerca del tendido en Vilaflor) y ahora, se unen otras que se preguntan cómo es posible que, conociendo que en situaciones de temporal las islas quedan virtualmente incomunicadas (de hecho, anoche se hundió un remolcador en el puerto de Santa Cruz) no se previera la posibilidad de desperfectos y haya que esperar a la recepción de un material que viene por mar desde Fuerteventura y Lanzarote. El Presidente del Gobierno Autónomo anunció que hasta el viernes no estará recuperado el cien por cien del fluido.

    En el plano positivo, hay que echar una mirada a las muestras de solidaridad: una familia que decide salir en pleno temporal y acercarse a la estación de guaguas de San Benito para llevar comida y mantas a quienes están allí. Un cabo de la policía que llega hasta Los Rodeos para ver cómo están las cuatrocientas personas que tenían que pernoctar en el edificio viejo, porque como ya comentaba más arriba, el nuevo no estaba bien de la azotea. También existe un reverso negativo: el rumor –no confirmado- de que la cafetería del aeropuerto Reina Sofía empezó a subir los precios cuando empezaron a desviarse vuelos desde todas partes. Las greñas montadas en los pocos supermercados abiertos por el deseo de comprar velas, pilas, agua embotellada, víveres... todo ello cuando lo peor ya había pasado. Los intentos de pillaje con nocturnidad y alevosía, destacando sobre todo el que un feligrés capitalino intentó llevar a cabo en un McDonald´s (¡!) Unos días para rememorar, en los que habrán surgido mil anécdotas mas ¿qué ocurrirá si realmente esto no es tan anecdótico como ha sido hasta ahora?

    Enviado por lcapote a las 03:41 | 2 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/35202

    Comentarios

    1
    De: Akin Fecha: 2005-11-30 15:37

    Hay que tener mal gusto para asaltar un McDonnalds. Si quería comer claro...



    2
    De: [Quique] Fecha: 2005-11-30 21:00

    Coño, pues es verdad que ya llegó la luz...



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.221.93.187 (42df2ee5c5)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    © 2002 lcapote