Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Septiembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             

Opinando
  • Miguel ÁNGEL GARCÍA HERRERA en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Sin palabras (pues sin ellas me quedé)
    Sin palabras (pues sin ellas me quedé) 2006-01-27

    Me comenta mi amigo Jacobo que ha leído en la página de Informativos TeleCinco la noticia que paso a copiar aquí:

    La SGAE quiso cobrar 518 euros a un festival teatral de niños discapacitados

    Los 518 euros ya están en el juzgado. “Nuestra asociación es sin ánimo de lucro, no tenemos medios económicos para pagar a un abogado y en la denuncia nos amenazaban con embargar nuestras cuentas”, asegura Juan Cruz Serrano, el responsable de un festival para niños con discapacidad psíquica que, cada año, desde hace casi un cuarto de siglo, se celebra en el pueblo segoviano de Fuentepelayo. La SGAE ha pedido disculpas por un "error" que llegó hasta los tribunales.

    En este certamen participan cerca de 30 colegios para niños discapacitados de toda España. Durante 15 días, cerca de 500 chicos comparten juegos y excursiones en el pueblo segoviano. El festival es gratuito y sin ánimo de lucro. Ni cobran los grupos de teatro de los colegios ni el público paga entrada. El festival se mantiene con pocos gastos y algunas subvenciones públicas. “Lo pusimos en marcha porque pensábamos que el teatro es una buena manera de ayudar a estos niños”, cuenta Juan Cruz Serrano.

    “Las obras interpretadas no tienen nada que ver con el libreto original”, asegura Cruz Serrano. “Se trata de niños con discapacidad psíquica de grado profundo o severo que no pueden interpretar una obra. Muchos, mal pueden pronunciar una palabra, ni siquiera pueden hablar. Lo que un grupo de teatro de niños normales interpretaría en media hora, aquí se transforma en una pequeña pieza de cuatro o cinco minutos donde los niños bailan disfrazados”, explica.

    Los títulos de las obras originales en la que se inspiraban para las representaciones sí aparecían en los carteles. Algunos de ellos son los que reclamaba la SGAE. Se trataba de “Ojos de botella de anís”, de José Cañas; “Picnic”, de Fernando Arrabal; “La luna', de Rafael Belmonte, “La brujita sin escoba”, de Florencio Grau; “Los milagros del jornal”, de Carlos Arniches, y “Los pasteleros”, de Juan Cervera.

    Durante más de dos décadas no ha habido ningún problema con el festival. Pero en el año 2003, la delegación de la SGAE en Segovia remitió al Taller Cultural de Fuentepelayo, la asociación organizadora, una factura por los derechos de autor de la representación. La asociación respondió con una carta donde explicaba la naturaleza benéfica del festival. “Les argumentamos que habíamos hecho uso de los títulos pero no de las obras”, explica Juan Cruz Serrano. Pese a ello, al año siguiente llegó otra factura más y el 9 de diciembre de 2005 les comunicaron que la SGAE había presentado una denuncia por impago.

    “Nos quedamos hundidos, no sólo no nos respondían a nuestras cartas sino que además nos denunciaban”, explica Juan. La asociación fue citada ante el juzgado otra vez unos días más tarde, el 30 de diciembre. Ahí les comunicaban que el juicio se celebraría el 17 de febrero.

    La asociación intentó de nuevo hablar con la SGAE para resolver la situación. “Les mandamos cartas tanto a la sede de Madrid como a la de Segovia y no nos respondieron a ninguna de ellas”, afirma.

    “Decidimos que nos defenderíamos nosotros mismos en el juzgado sin pagar abogado porque no tenemos dinero en la asociación para pagar y porque pensamos que un juez sensato lo entendería”, dice Cruz Serrano. Al final, el Taller Cultural de Fuentepelayo decidió pagar los 518 euros reclamados de los bolsillos de los socios. El dinero ahora espera en el juzgado.

    Juan Nebreda, director de la SGAE en la zona centro, que es el máximo responsable de la gestión de Segovia, reconoce que se trata de un “tremendo error”. “Vamos a devolver el dinero, por supuesto”.

    Según ha explicado a Informativostelecinco.com este directivo de la SGAE, desde hace dos años esta entidad de gestión de derechos de autor no cobra por este tipo de actos benéficos. “Si mañana Nike monta un concierto benéfico y destina el dinero a los niños de África, por ejemplo, sí se cobra porque se considera que es una acción publicitaria, pero desde luego no en casos como el del festival de Fuentepelayo”, explica.

    Juan Nebreda también se ha comprometido a “revisar los procedimientos para que este error no se repita”. “Esto nos sirve para aprender muchas cosas y esperamos que no vuelva a pasar en el futuro”. Pese a que este caso arrancó hace tres años, la disculpa llega hoy, después de que la noticia apareciese publicada en El Norte de Castilla y varios medios de comunicación y blogs se interesasen por el tema.

    Dicho esto, cabe preguntarse en nombre de qué derecho de autor puede justificarse una aberración semejante, que debería hacer reflexionar sobre lo que hoy por hoy es la legislación en materia de propiedad intelectual. Cuando Francia, de la que tanto hemos copiado en el plano jurídico y de la que tanto nos queda por aprender, asume el debate del conflicto entre entidades gestoras e internautas, España, a través de sus sucesivos gobiernos, sigue permitiendo que entidades privadas cobren un canon que supone el empleo de la presunción de culpabilidad e intente llevar a la práctica una reforma en el plano penal –que entró en vigor el 1 de octubre de 2004- y que sólo puede calificarse como estúpida por su inoperancia en la realidad. Hay que defender la propiedad intelectual, pero no así. No llegando hasta una situación como la de la noticia, en la que el responsable de turno de la entidad en el lugar ha hecho gala de una ausencia total de tacto, humanidad y hasta intelgencia. A la SGAE, la más combativa y brutal de las entidades gestoras, bien podría aplicársele aquella frase de Unamuno de “venceréis, pero no convenceréis”, pero viendo el grado de crispación que existe entre muchos colectivos que, contrarios a la piratería, han sido sacrificados en el altar canónico y constatando día sí, día también, como la sociedad parece asumir como algo cotidiano y válido el tema de la descarga mulera, mucho me temo que ni siquiera están venciendo. Si realmente su intención es la de fomentar y educar a la peña en la idea contraria, su sistema de machacar a todos y que Dios reconozca a los suyos es precisamente la técnica perfecta para lograr el resultado contrario.

    Enviado por lcapote a las 02:36 | 3 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/36918

    Comentarios

    1
    De: Diego (MrDeejay) Fecha: 2006-01-27 05:07

    Desde luego como dices Luis, no hay palabras.

    ¿Y esta gentuza de la sgae (porque no se les puede calificar de otra manera mas que de gentuza) son una organizacion sin animo de lucro?



    2
    De: Asmodeo de Sinan Fecha: 2006-01-27 22:07

    Son una organización sin otro ánimo que el lucro.Vergüenza debería darles a esta chusma después de semejante acción encima decir que no pirateemos que se les hunde el negocio.Si no fuesen unos crápulas las cosas no les irían tan mal dadas:Pero ya se sabe quien vientos siembra...



    3
    De: Dani (DJ DAN) Fecha: 2006-01-29 02:33

    Pero, que panda de Sin vergüenza estas hechos estos de la SGAE, son la puta escoria del mundo audiovisual, la crisis de la música es por culpa de estos desagracidos y no por culpa de la pirateria, de la cual tambien la SGAE tiene el 98% de culpa.
    ¡¡¡¡¡¡VERGONZOSO!!!!!!!!



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.198.54.142 (c8c0820124)
    Comentario

    © 2002 lcapote