Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Junio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
             

Opinando
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en El Escéptico Digital nº 266

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Sesión de cine
    Sesión de cine 2006-01-30

    Este año, los premios Goya celebran su vigésimo aniversario, en una gala en la que compiten principalmente Obaba y Princesas en la mayoría de las categorías, y en la que, si las cosas siguen el curso habitual, la Academia hará su habitual radiografía del estado del cine en España: vamos bien, pero la gente debería ver más cine español y menos esas horripilancias de fuera, porque bla, bli, blu... Y la respuesta, por mi parte, siempre es la siguiente: cuente usted historias que me interesen y entonces iré –como he ido- con sumo gusto; el resto ya las pago a través de los impuestos, no esperen que vaya a ver algo que no quiero. Por su parte, la Ministra de Cultura sacará pecho para apuntarse el tanto de que este año la taquilla ha sido propicia, pero a través de títulos que difícilmente encajan dentro de ese concepto de “cine del güeno” que tienen los académicos.

    Por un lado, la tercera parte de las aventuras del guarrindongo Torrente han superado muchas marcas, establecidas casi todas por sus entregas anteriores. Santiago Segura representa ese lado del cine de aquí del que se suele abominar: cutre, salchichero y heredero directo de Pajares, Esteso y Ozores (cualquiera de los tres hermanos), pero efectivo y además, técnicamente impecable. Los cameos y guiños ayudan bastante y el responsable de la criatura ha sabido colocar elementos de esta naturaleza que bien harían más vendible la cosa en otros países de habla hispana. Así, Marcos Mundstock (Les Luthiers) y un trasunto de Santo, el Enmascarado de Plata, hacen sendas apariciones estelares. Una vez más, el casposo pseudopolicía ha salvado los muebles.

    Por otro, el cascar como película española a través de la co-producción la cosa de Ridley Scott, El Reino de los Cielos, una nueva cinta en la que el buen director hace que muchos añoren sus años mozos con Los Duelistas, Alien, Blade Runner... y en la que de celtibérico hubo, creo recordar que lo de la comida, la bebida y unos cuantos extras. La explicación de la señora Calvo, que pasaba por escudarse argumentando que sus predecesores ya habían hecho lo mismo, obviaba el hecho de que la inclusión de la epopeya de las cruzadas resultaba sumamente ridícula y que, después de todo, pretendía arrimar al ascua una sardina que, realmente, está un poco –bastante- pasada.

    Esa es la triste conclusión que me queda después de ese balance pre-Goyas 2006: que pese a hablar de que el cine es cultura (y lo es) y es arte (y también lo es) lo que cuenta es el vil metal. ¿Realmente hay esperanza para el cine español? Yo creo que sí, habida cuenta que en el pasado y en el futuro han existido cintas con capacidad para competir de tú a tú con las producciones comerciales de fuera. Ahí está La Gran Aventura de Mortadelo y Filemón, una magistral adaptación del tebeo de Ibáñez llevada a cabo por los chiflados hermanos Fesser (que aprendan los Cohen y los Wachowski) que se llevó cinco Goyas en 2004. Ahí está ese proyecto, cada vez más real, para el Capitán Alatriste. Ahí está esa animación española que produce apenas cinco o seis películas al año, pero que se sitúan siempre por encima del 90% de las cintas de imagen real, tanto en taquilla como en DVD. Los productores pujantes, los estadounidenses y los orientales, saben reconocen en la animación una parte fundamental del negocio y del arte cinematográficos. Hayao Miyazaki está al nivel de Akira Kurosawa en Japón. Este año, Gary Demos, el animador infográfico de Tron, recibirá un Oscar honorífico, en reconocimiento a su condición de pionero de algo sin lo cual no se concebiría el cine de los últimos quince años. En España, no existe tal categoría, como comentaba este verano en Tenerife el animador –y ganador de un Goya- Manuel Sirgo. Pese a ello, me juego la barba que no tengo a que El Cid, Tres Reyes o la nominada Gisaku han tenido mejores resultados que cualquiera de las cintas españolas junto a las que se estrenaron en su momento.

    ¿Por qué no se ven más cosas así? A veces creo que la política de subvenciones se está cargando al cine español, más que ayudarlo, creando un colectivo sometido a una relación de cliente con el gobierno de turno y haciéndolo cada vez menos independiente y más prisionero. Cierto es que no tenemos una industria y que los poderes públicos también han de luchar por el mantenimiento y promoción de la cultura pero ¿realmente se están dando peces o se está ayudando a pescar? Y ya puestos, que alguien me explique como películas como FBI: Friquis Buscan Incordiar entran dentro de ese apartado. Pero los tiros van cada vez más por ese camino: las cadenas televisivas, que han generado una notable industria de producción de ficción para la pequeña pantalla, son obligadas por ley a dar parte de sus beneficios para un cine en el que ya invierten... pero con ello no se evita que, como lamentara Jesús Franco en una conferencia en la Universidad de La Laguna, cada vez se produzcan menos películas en nuestro país. El responsable de unas películas abominadas por los académicos, que nunca ha recibido una subvención, ha logrado vivir de su profesión y hacer un número de cintas interminable (e inabarcable, por su costumbre de usar pseudónimos al estilo de Thomas Tang). ¿Llegaremos a ver un año en el que, sin Torrentes ni coproducciones con Hollywood, podamos decir sin engañarnos que el cine español goza de buena salud?

    Enviado por lcapote a las 00:16 | 5 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/36996

    Comentarios

    1
    De: Alberto Hdez Fecha: 2006-01-31 18:54

    Buenas caballero. Ya tengo blog, ¿quieres qué te enlace?
    Un saludo.
    Alberto



    2
    De: Asmodeo de Sinan Fecha: 2006-01-31 22:12

    Creo que nada se solucionará si las subenciones no van acorde con lo recaudado en taquilla.Talento hay y se hacen buenas películas pero hay demasiados burgueses chupópteros con ínfulas de gran director produciendo bodrios infumables que nadie en su sano juicio iría a ver .A pesar de lo que digan estos intelectuales de copa y sofá el cine made in USA tiene la virtud que a ellos les falta :es espectaculo y entretiene.Las únicas pelis españolas que se comen algo en taquilla son las pensadas para el gran público,no para el narcisismo de sus creadores.



    3
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2006-01-31 23:07

    ¡Hombre don Alberto! ¡Dichosos los ojos! :) Mándeme usted su e-milio y le mando el banner, cortesía y diseño de Diego "MrDeejay" nuestro comiquero residente blogalita.

    Don Asmodeo: el problema es precisamente que el argumento que se establece por parte de ese colectivo es que la cultura no puede estar medida por el tema de la recaudación en taquilla, aunque es una medida que se ha establecido en tiempos pasados y no le ha sentado mal al cine... salvo que el cine sean sólo los que viven de la subvención. Hay cintas que se amortizan sólo con lo que dan las arcas públicas y tanto da que ganen mucho, poco o nada. Ahora bien, aunque no existieran sus mentados chupópteros, el cine español debe, como bien dice, aprender la cuestión del espectáculo, y yo creo que la tiene bien aprendida. Española es La Gran Aventura de Mortadelo y Filemón, por ejemplo. Que el espectáculo sea el que pague la cultura, porque viendo incluso la realidad de las salas de exhibición, la cosa está muy peluda. Ya no quedan cines a secas (al menos donde yo vivo, en el casco histórico de La Laguna) y los mini o multicines se reconvierten en salas para minorías (lo que está muy bien) o desaparecen (lo que es una pena); los multisala campan por sus respetos y ahí, mucho me temo que nuestro cine siempre lleva las de perder.



    4
    De: Asmodeo de Sinan Fecha: 2006-02-01 01:06

    Si bien es cierto que hay directores que saben lo que quiere el público por desgracia no son los suficientes y están muy subestimados por críticos quisquillosos(diplodocus de academia,con perdón para los saurópodos)y por muchos directores envidiosillos y sin talento.Incluso muchas películas de cine independiente americano sin ser superproducciones recaudan más que esas¿obras maestras?de autor que pululan por estos lares.Y ya que menciona el tema de la animación tengo entendido que hacer una película de dibujos aquí es hasta tres veces más barato que en USA(como mínimo).Esperemos que si las subenciones a estos proyectos son insuficientes ,empresas privadas extranjeras vean el potencial e in viertan en ellos.



    5
    De: Asmodeo de Sinan Fecha: 2006-02-01 01:11

    Por cierto señor Icapote ¿aguantó a ver la gala de los Goya?Por lo que vi fué un desastre (y eso que no aguanté hasta el final ).Hasta los Razzies(premios a lo peor del cine estadounidense)son más entretenidos y mejor organizados.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.224.200.84 (936444ea96)
    Comentario

    © 2002 lcapote