Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Abril 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             

Opinando
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en El Escéptico Digital nº 266

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Eurovisión no decepciona
    Eurovisión no decepciona 2006-05-21

    Ayer se celebró la quincuagésimo primera edición del Festival de Eurovisión, ese evento que, desde hace ya bastantes lustros, se ha convertido en uno de los estandartes más importantes del cutrerío televisiva. Aunque ya no estuviera el mítico Uribarri para retransmitirlo, el concurso catódico-canoro estuvo a la altura de lo que se esperaba. Y es que la caspa, al igual que la energía, ni se crea ni se destruye: simplemente, se transforma.

    Para empezar, el hueco dejado por el responsable de “Aplauso”, ha sido cubierto con la solvencia oportuna por otra ilustre conductora de musicales de sábado por la tarde, Beatriz Pécker (que levanten la mano los que vieran, hace mucho, mucho tiempo, aquello de “Rockopop”) que ha cambiado el tono esperanzado de don José Luis (que siempre decía aquello de “tradicionalmente, este país nos ha dejado votos” para luego filosofar cuando el jurado de turno nos dejaba a dos velas) por una sesuda disertación acerca de las motivaciones que mueven a la gente (ahora ya no es sólo un comité de sabios el que decide) a decantarse por una y otra canción, y que parecen reducirse a la emigración (lo que explicaba que países como Turquía o Rumania subieran como la espuma) o la vecindad (los bálticos votan a los bálticos, los escandinavos a los escandinavos y así sucesivamente, hasta mentar al extinto Pacto de Varsovia... ¿Quién dijo que este festival no podía ser educativo?) como si algún tratado bilateral de pesca o agricultura dependiera de apoyar al vecino de turno. Todo ello, por supuesto, regado de unos cuantos despistes y trabadas varias, a los que la dama ya nos tiene acostumbrados desde sus tiempos de conductora musical (y si no, que se lo pregunten al amigo Viruete.

    La novedad de este año radica en el grupo ganador, los fineses de Lordi, y su “Hard Rock Hallellujah”: su condición de grupo heavy y su puesta en escena (en lo que según mi amiga M. J. era una mezcla de orcos y klingons). El resultado parecía salido de una de aquellas películas italianas de bárbaros del pelaje de Ator el Poderoso, Gunan el Guerrero o algún engendro similar. Bien podría decirse que gracias a ellos, Eurovisión medio ha entrado en el siglo veintiuno, pero en honor a la verdad, ni la canción ni el grupo eran nada del otro jueves, si los comparamos con otros de su mismo estilo. Su estética –hacha incluida- me recuerda a las portadas de algunos grupos del estilo de Grave Digger. En todo caso, han sabido jugar una carta que ayuda bastante en este tipo de cuchipandas: la publicidad previa, sazonada con un poco de polémica más o menos artificial. Que si sólo una parte del país los apoyaba, que si el componente satánico (que, recordemos, está también presente en el cocinero sueco de los Teleñecos o en el simpático Pikachu) y bla, bla, bla. Todo el mundo sabía que por Finlandia iban unos jevatas, al igual que en otros años se ha sabido que por Rusia iban aquellas que iban de lesbianas por la vida o que Israel mandaba a un transexual. Publicidad gratuita que ayuda a que, sólo por curiosidad, los no habituales se acerquen a la tele para escuchar una vez más aquello de “United Kingdom, one point; Royaume Unié, uan puan” o como se diga. Más o menos como cuando mandamos a Rosa de España.

    El resto era un poco más o menos lo de siempre: poperilladas con damas escasas de ropa, cantos típicos regionales que no hubieran quedado mal en “Gente Joven” y un montón de composiciones y coreografías apolilladas que, como debe ser en este caso, olían convenientemente a alcanfor. Casi tanto como las conexiones con las distintas televisiones y los paliques varios (que la Pécker se encargaba de embarullar convenientemente) que soltaban desde cada país (impagable el presentador alemán vestido de vaquero). Casi todo el mundo cantaba en inglés, por aquello de ser algo así como el latín moderno, la lengua de todos.

    En cuanto al país anfitrión, Grecia, poco que contar, dejando aparte el traje “dodado” del presentador y la recuperación, como artista invitada y directamente salida de algún museo, de Nana Mouskouri, a la que difícilmente se hubiera reconocido sin sus características gafas, ya vista desde lejos tiene las formas de su compatriota Demis Roussos.

    ¿Y España? Pues como cabía esperar, bastante mal. Ya de por sí era bastante cuestionable el enviar a las Ketchup, un grupo que por derecho propio entró hace cuatro años en el elenco de lo que los pitingleses llaman “one hit wonders” con aquello del aserejé (ja, dejé, dejevetu dejeve, etcétera), que no pasaba de canción del verano y que como tal, se convirtió en escuchancia obligada en 2002 y parte de 2003. La canción, realizada por el autor de su (único) gran éxito (si es que se puede considerar como autoría la peculiar adaptación de un clásico del hip-hop) era una chorrada en la que nadie acababa de creer, ni de creerse. Para rematar la faena, la puesta en escena, con sus sillitas de oficina y sus uniformes rojos, se comentaba sola: algún que otro gallo y ese simulacro coreográfico que quedaba muy por detrás del resto. No sorprende nada que repitiéramos ese vigésimo primer puesto al que ya deberíamos acostumbrarnos, si en 2007, como apuntan algunos malauvados, nuestras representantes van a ser las Papá Levante, si la tónica de estos últimos tiempos se mantiene.

    Lo que ya fue de mear y no echar gota fue el especial “el día después” que se marcó RTVE para hacer un comentario de las mejores jugadas. Mucho me temo que con cosas como ésta, las buenas intenciones del gobierno actual de cambiar al ente han quedado definitivamente en el baúl de las cosas olvidadas. Repetía Carlos Lozano, cuyo estilo de “vamos muchachos, que vosotros podéis” constituía uno de los elementos más delirantes de las tres primeras ediciones de “Operación Triunfo”. Maese Lozano va camino de convertirse en el Torrebruno del siglo veintiuno, a fuerza de repetir, en distintas versiones, una de las máximas del italiano: lo importante no es ganar, sino participar y divertirse. Sus compañeros de fatigas no tenían desperdicio: por un lado estaban Massiel y Salomé, ganadoras del festival cuando la tele era en blanco y negro, y que vienen a representar para el evento, algo así como los doce goles a Malta y la Eurocopa de Marcelino. La tanqueta de Leganitos, un tanto “alegrilla”, dijo lo que pensaba tres cuartas partes de la hispanidad celtibérica e insular: que la canción que habíamos mandado era una basura, que la coreografía era un desastre y que las Ketchup sólo tenían el aserejé y pare usted de contar. Por otro lado, unos cuantos periodistas que debían saber del tema, mundialmente conocidos en el rellano de su escalera. Uno decía que Europa no había comprendido el mensaje de la canción española (comentario cierto, aunque de Perogrullo: los primeros que no habíamos entendido nada habíamos sido los propios lugareños). Lo mejor, las actuaciones de Jesús Rodríguez “El Koala” y su “Opá, yo viacé un corrá” y de “Hueco”. Cualquiera de los dos es mejor que las Ketchup; cualquiera de los dos hubiera hecho mejor papel. Lo cual, después de todo, no era tan difícil.

    En fin, que Eurovisión terminó por este año, haciendo una vez más válida la frase de sensei Jacobo: esta canción es tan mala que parece del Festival de Eurovisión.

    P. D. 1. Fe de erratas: En la entrada dedicada a Remedios Amaya, se cita como título de su participación en 1983 el clásico “mi barca”. El título correcto y académico, como apunta Lady Bicho es “Quién maneja mi barca”. Aunque todos la cantábamos en plan bruto y decíamos lo de “A quién maneja mi barca”.

    P. D. 2. Y la próxima semana, hablaremos de la OTI.

    Enviado por lcapote a las 18:42 | 10 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/40138

    Comentarios

    1
    De: El Peatón Fecha: 2006-05-22 11:25

    Me imagino a los Lordi estos intentando actuar en un festival de verano... que caloooor!!!

    Nosotros teníamos que haber concursado con Gigatrón. Entonces sí que les hubiéramos dado XDDD

    Para el año que viene, por favor, a musikito!!!



    2
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2006-05-22 12:12

    ¡Eso, eso! ¡Gigatrón! Que hubieran ido con su versión de "The final countdown". Como decía mi tío, exitazo.



    3
    De: Asmodeo de Sinan Fecha: 2006-05-22 23:46

    Y al año siguiente mandamos a Los mojinos escozíos ¡El Sevilla arrasa,fijo!!!.
    La verdad es que si Finlandia hubiese enviado a un grupo de estética similar pero de un estilo más "durillo"(las bandas de blackmetal de aquellos lares por ejemplo)no sé cómo habría sido el resultado.Lo triste es que la publicidad al vilipendiado heavy no durará mucho y todo seguirá más o menos como antes.Pero al menos me alegro que por una vez,ante toda Europa,¡metal rules!



    4
    De: Asmodeo de Sinan Fecha: 2006-05-23 00:10

    Por cierto,maese Icapote no recuerdo ningún hacha en las portadas de Grave Digger(y eso que tengo casi todos sus discos).¿Lo de la estética bárbara no es más del estilo de Manowar,Gwar y otras bandas similares?Es que la estética Lordiana es aún más friki...(y debe mucho a los Kiss,creo que el cantante es presidente del club de fans de los Kiss en Finlandia,pero no estoy seguro)



    5
    De: Asmodeo de Sinan Fecha: 2006-05-23 00:11

    Y al cine de terror(que también homenajeaban los Misfits)



    6
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2006-05-23 00:25

    Lo de "Grave Digger" era por esa estética en la que no hubieran desentonado unos cuantos esqueletos. Zombies, seres de ultratumba, etcétera. Por la parte de las hachas, evidentemente, Manowar y sus barbaridades. Pero era un compendio de todo un poco. Y sí: de haber mandado a algún grupo finlandés más heavy, otro gallo hubiera cantado. Esto era más bien rock duro con pintas friquis. :)



    7
    De: webensis Fecha: 2006-05-23 13:03

    Sólo quiero decir que los Lordi NO VAN DISFRAZADOS DE ORCOS (como veo afirmado en todas partes) sino de monstruos variados: un demonio, una momia, una sacerdotisa fantasma, un alienígena y un hombre-toro muerto (o algo así). Compruébese en el sitio oficial



    8
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2006-05-23 14:52

    Consecuentemente, Webensis, sería un fascinante caso de evolución convergente, ya que han salido clavaditos a los olog-hai y los uruk-hai ésos de las pinículas de Peter Jackson :)



    9
    De: MJ Fecha: 2006-05-23 15:02

    Hacía mucho tiempo que no me reía tanto viendo la tele... Echaba de menos un buen festivald e Eurovisión, aunque creo que mi marido no me lo va a perdonar nunca...

    Lo mejor, la concexión en vivo a través del messenger para intercambiar cotilleos y comentarios del festival, brother.

    GIGATRÓN A EUROVISIÓN 2007!!!



    10
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2006-05-25 02:24

    Pues imagina, sister, en aquellos tiempos en que quedábamos varios para verlo en casita y hacíamos los comentarios y rompíamos a carcajadas en vivo y en directo. Eurovisión, no me cansaré de repetirlo, siempre alegra el corazón.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.146.27.245 (4099d3e2f4)
    Comentario

    © 2002 lcapote