Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Opinando
  • Miguel ÁNGEL GARCÍA HERRERA en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Complejos
    Complejos 2006-08-03

    aseando por la blogocosa, he podido leer algunas reacciones y reflexiones, en torno al tema de la sucesión a Fidel Castro. La elección “digital” de su hermano Raúl ha puesto en un compromiso a los tradicionales defensores del régimen cubano, que sudan tinta para poder conciliar lo del Estado de Derecho con un sistema más propio de las monarquías (lo que no deja de tener su coña, habida cuenta de que muchos de los paladines de la causa castrista son republicanos). En algunos sitios se define al gobierno de don Fidel como una dictadura benévola; en otros, se enumeran sus aspectos positivos. Y de nuevo, me invade la sensación de “deja vú”, de “esto me suena”. Cuantos más ejemplos se ponen, más paralelismos voy encontrando. Uno de los argumentos recurrentes es el de la calidad sanitaria y educativa. Por aquí, a los críticos se les hablaba del desarrollo, del advenimiento de una clase media, de los altos grados de escolarización, de los veinticinco años de “paz” –paz entendida como victoria, que dijera el Abad Escarre-. Cuando a uno de los exiliados se le esgrimieron tantos parabienes, como muestra de la inteligencia de Franco, éste se limitó a poner el siguiente ejemplo: un filósofo está sentado sobre una roca, a la cual hay pegada una lapa. Llega un golpe de mar, que se lleva al hombre y deja al bicho. ¿Quién era más inteligente? ¿El filósofo o la lapa? Menos diplomático, el historiador Pedro Sainz Rodríguez (ministro defenestrado por el dictador por usar el coche oficial para irse de putas), decía que no podía considerar digno de elogio el cacumen de un individuo que pensaba que el mejor poema de la literatura española era la Oda al Dos de Mayo. En ambos casos, en resumen, parece que la ausencia de libertades individuales es un precio pequeño y / o inevitable a cambio de un teórico bienestar, o al menos eso es lo que yo deduzco de semejantes argumentos.

    Cuando los detractores mencionan el asunto de los exiliados, la respuesta ha sido la misma: no cuentan, no son auténticos patriotas, han traicionado a su país. Los exiliados españoles que acabaron en los campos del III Reich llevaban el símbolo de los apátridas, y cuando Javier de Borbón-Parma, el regente carlista, se convirtió en inquilino de Dachau, Franco manifestó a las autoridades nazis que no conocía de nada a aquel señor. El exilio cubano, mayormente radicado en Florida, se ha convertido en un poderoso colectivo que tiene peso a muchos niveles en la política estadounidense y ha logrado estrangular todos los intentos de apertura que se han planteado. El exilio republicano tuvo un peso específico para que las Naciones Unidas no admitieran a España en su seno, refrendando la política de aislamiento auspiciada por Estados Unidos y el Reino Unido. A la larga, se ha demostrado que estas medidas las acaba pagando el pueblo y no sus dirigentes.

    A la vista de todo lo leído, tengo la extraña sensación de que entre ciertos sectores de la izquierda existe hacia el régimen castrista un grado de complejo semejante al que tienen ciertos sectores de la derecha con la dictadura franquista. En el primer caso, la crítica se hace con la boca pequeña, resaltando las bondades y hablando en términos de “dictablanda”. En el segundo, y aprovechando la ventaja de que el cabecilla estiró la bota hace tres décadas, se aboga por el silencio del olvido. Supongo que en el fondo, a ambos duele que sus ideales hayan justificado, cimentado o servido de excusa para dos autocracias. Como decía Tip, a nadie le huelen sus peos ni le parecen sus hijos feos. Desgraciadamente, la pretensión de justificar lo injustificable, saca las cosas del terreno de la comprensión y las mete en las del cretinismo.

    Hace ya ocho años, tuve la suerte de participar en un congreso sobre Derecho Turístico en Varadero. Esperando la guagua con un abogado local, él me comentó sus impresiones acerca de lo que era la política de Aznar para con Cuba, que consideraba, estaba fuertemente presionado por Mas Canosa, uno de los líderes del exilio. Añadió que los españoles debíamos entender que Castro en Cuba era como Franco en España. El líder no se marchaba si el pueblo no deseaba que se fuera. Todavía hoy, me pregunto en cuál de los dos sentidos posibles hizo esa comparativa.

    Enviado por lcapote a las 01:59 | 1 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/41987

    Comentarios

    1
    De: Juanan Fecha: 2006-08-04 12:33

    Ningún comentario sobre este correo y ¡20! sobre un perro parlanchín gabacho-hispano-nipón.
    Ende luego...



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.224.18.114 (0b6c5e948b)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    © 2002 lcapote