Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Opinando
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en El Escéptico Digital nº 266

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Lo que la manifa nos dejó
    Lo que la manifa nos dejó 2006-11-02

    Llegó el domingo 29 de octubre, y con él, la que iba a ser madre de todas las manifas. Para pasar al libro Guinness, decían. Al final, para fortuna de la sociedad tinerfeña, sólo unas dos mil personas (diez veces más según este rollo de papel higiénico) secundaron una convocatoria que, jaleada bajo cuerda por las formaciones conservadoras (con participación de las juventudes de CC), fue secundada por el CCN y por Democracia Nacional. Resultaba curioso ver bajo el mismo frente a la bandera de las siete estrellas verdes y a la bicolor del yugo y las flechas, pero no dejaba de ser la confirmación de lo que ya se intuía: que al final, los extremos se acaban tocando y que en el fondo, más allá de las etiquetas, determinados movimientos son el mismo perro con distinto collar. No toleraban que se les llamara racistas pero ¿cómo definir algo que, basado en unas pruebas falsas, pretendía meter un muro no muy distinto que el que Bush JR quiere para la frontera con Méjico? En días venideros, he recibido correo basura (y nunca mejor dicho) donde se pide que, en lugar de restringir el paso a los subsaharianos, se restrinja a los europeos (más racismo, igualmente asqueroso, repugnante y repulsivo). ¿Realmente es necesaria una ley de residencia? Efectivamente, la hay en algunos países de la Unión Europea, como Luxemburgo pero ¿para los inmigrantes que llegan en los cayucos y pateras? Por su condición de ilegales, acaban siendo repatriados o enviados a la península. ¿Y para el resto? Como planteaba un empresario del sur de Tenerife, los municipios con mayor afluencia de inmigrantes, son aquellos donde la actividad económica ha crecido más. Yo siempre me he preguntado (así, en plan Perogrullo) si las migraciones no se acaban produciendo hacia aquellos lugares donde existe cierta predisposición a ello. España y, más concretamente Canarias, son nexos de unión entre tres continentes pero ¿realmente los que llegan se quedan? Y los que se quedan ¿no lo hacen porque hay trabajo? Y sobre todo: si se quiere una ley de residencia ¿por qué los partidos que la jalean, que, por cierto, llevan de una forma u otra mandando en el archipiélago desde que el mundo es mundo, no se plantean también un cambio en otras políticas? Porque si es un tema de recursos ¿por qué no han cambiado el modelo de desarrollo, caracterizado por un consumo salvaje de aquéllos? En Tenerife se han lanzado a la tarea de cubrirlo todo de cemento, sin esperar a que los terrenos ya declarados urbanizables en el pasado se cubrieran. De novecientos mil habitantes que hay actualmente, se ha planeado la posibilidad de construir edificaciones como para albergar varias veces esa cantidad. La ley de residencia que piden no es más que demagogia barata, analfabeta y neonazi, para intentar desviar la atención, por aquello de que estamos en año preelectoral.

    Como curiosidad, citar que el Presidente Adán Martín no ha querido condenar la manifestación, al considerar que las buenas gentes tienen derecho a expresarse en libertad. Curiosamente, desde su partido no se ha sido tan respetuoso cuando un número inmensamente mayor de personas se manifestó contra la barrabasada del proyecto de puerto industrial de Granadilla de Abona. Al final resultará que, como decía George Orwell, todos somos iguales, pero hay algunos que son más iguales que otros. En todo caso, pese al lamentable espectáculo del domingo y sus posteriores derivados, hay que aplaudir a la sociedad tinerfeña por demostrar que, en su inmensa mayoría, pasa de los rebuznos de un sector marginal de la misma.

    Enviado por lcapote a las 02:52 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/44233

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 23.22.58.239 (640725b5bc)
    Comentario

    © 2002 lcapote