Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Opinando
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en El Escéptico Digital nº 266

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > A Nayra: alumna, ahijada, amiga
    A Nayra: alumna, ahijada, amiga 2007-01-03

    El respeto por los derechos humanos fundamentales no debería ser un ideal a alcanzar, sino un requisito básico para la formación de cualquier sociedad. Con estas palabras, una estudiante de Derecho quiso que la recordaran sus compañeros de promoción. Se llamaba Nayra, y tuve la suerte de trabajar con ella durante cuatro cursos académicos, entre 1999 y 2003. Ella fue una de las personas “damnificadas” por mis experimentos de quitar los exámenes y sustituirlos por un sistema de casos prácticos. Era de La Palma, donde yo había vivido y crecido hasta que, como ella unos años después, me tocó venirme a la universidad. Cuatro años dan para mucho, sobre todo para que se forje un lazo de amistad y de estima, particularmente cuando, como era el caso, se trata de una promoción especial, llena de personas únicas. Hoy me he despertado con la noticia de su repentino fallecimiento. Estaba en la mitad de la veintena. En ocasiones como ésta, no hay palabras, ni explicaciones, ni nada que no sea una tremenda sensación de confusión, de tristeza y de absurdidad.

    En estos días en los que se ha aplicado la pena de muerte a un exdictador y en los que los de siempre han vuelto a reírse de la esperanza de todo un país, las palabras de Nayra siguen siendo tan válidas ahora como hace tres años y medio, cuando decidió que eran las que mejor definían su forma de pensar. Ojalá nuestros políticos tuvieron la mitad del sentido común que ella tenía. Ojalá ella estuviera aún aquí para repetirlas, porque todavía hay que meterlas en muchas cocorotas. Nayra ya no puede, pero nosotros sí: El respeto por los derechos humanos fundamentales no debería ser un ideal a alcanzar, sino un requisito básico para la formación de cualquier sociedad.

    Enviado por lcapote a las 03:56 | 1 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/45920

    Comentarios

    1
    De: Inexa Fecha: 2007-02-15 21:58

    acaba de nacer mi primera nieta y su nombre es Nayra, ya era feliz, ahora más por saber que comparte su nombre con otra mujer tan lúcida y tan especial -única-



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.205.159.168 (3d710e1fd4)
    Comentario

    © 2002 lcapote