Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Opinando
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en El Escéptico Digital nº 266

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Sobre ambulancias, huelgas y diálisis
    Sobre ambulancias, huelgas y diálisis 2007-06-30

    Hoy aparece en La Opinión de Tenerife el siguiente artículo: Enfermos renales alegan que empeora su salud debido al paro de ambulancias

    Varios pacientes de hemodiálisis han sufrido "hipoglucemias por ayuno prolongado, debilidad de miembros inferiores por hiperpotasemias, trastornos alimentarios por pérdida de horarios y ansiedad" debido a los retrasos registrados en el servicio de transporte sanitario que actualmente está en huelga. Además, algunos vehículos han sido atacados mientras transportaban a estos pacientes.

    La noticia completa se puede leer aquí, pero no me resisto a copiar un párrafo más:

    Paralelamente desde la Asociación de Enfermos Renales de Tenerife (ERTE) denunciaron que el pasado 6 de junio cuatro pacientes de hemodiálisis se quedaron sin transporte para regresar a sus casas, debido a que mientras estaban en el interior de un vehículo colectivo varios trabajadores de las ambulancias que estaban en huelga pincharon los reumáticos de este. Tras el incidente, que según denunciaron los afectados "puso en riesgo su seguridad", los pacientes tuvieron que regresar a sus domicilios con el familiar de uno de estos, según informaron ayer fuentes de la Asociación de Enfermos Renales de Tenerife.

    Sobre este particular, debo advertir que no soy para nada objetivo. Personas muy próximas a mí vivieron gracias a la hemodiálisis, la cual compensó su insuficiencia renal y les permitió llevar una existencia relativamente normal (todo lo normal que puede ser el estar tres días en semana atado a una máquina que depura tu sangre). Hace ya unos cuantos años que no tengo noticias de primera mano sobre el tema, y por eso precisamente, me causa bastante tristeza comprobar que los enfermos renales siguen siendo los perjudicados de las interminables movidas entre las autoridades sanitarias canarias y los responsables de las ambulancias. En 1996, la gente que se dializaba lamentaba que el servicio prestado había ido paulatinamente a peor: se había convertido en una suerte de servicio de guagua rural para abaratar costes, sin tener en cuenta el estado en el que una persona recién dializada sale a la calle. Un ejemplo más de lo bien que se gestionaba la sanidad: lo importante era bajar los pagos, sin contar con la calidad de vida. Once años después, tienen que rascarse el bolsillo para llegar a tiempo a un servicio del que depende su vida y para que éste pueda funcionar bien. Porque si un turno llega con retraso, está claro que el siguiente también sufrirá dilaciones. Así que, sea quien sea el responsable del asunto, ya tarda en aplicar una solución alternativa hasta que pase el conflicto.

    Mención aparte merece la cabronada que unos cerdos tuvieron a bien perpetrar, pinchando los neumáticos del vehículo con los pacientes dentro. Magnífico planteamiento, ese de poner en práctica con personas enfermas el muy nazi sistema del piquete, olvidando aquello de que la huelga es un derecho colectivo de ejercicio individual, y que existe una cosita llamada servicios mínimos. Con actitudes como ésa van a convencer a la sociedad de la justicia de sus reivindicaciones, desde luego, aparte de dejar mal a la generalidad de los trabajadores que, en su mayoría, no harán gilipolladas de semejante calibre.

    Desde aquí, sólo me queda pedir que el problema de las ambulancias se solucione cuanto antes y que las partes en conflicto recuerden que el colectivo de personas enfermas es el principal perjudicado de una historia en la que, tristemente, no tienen ni voz, ni voto.

    Enviado por lcapote a las 20:52 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/50598

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 23.22.58.239 (640725b5bc)
    Comentario

    © 2002 lcapote