Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Julio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Opinando
  • Miguel ÁNGEL GARCÍA HERRERA en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Paranoias constitucionales 2.II: Juegos de guerra
    Paranoias constitucionales 2.II: Juegos de guerra 2007-09-16

    Art. 19).- La estructuración de cada isla para su organización federal administrativa y defensiva, pues no necesitamos tener un ejército, estará distribuida en Distritos y Cantones según el número de habitantes a establecer. Al frente de cada Distrito se encuentra un Prefecto y los Subprefectos en los Cantones que correspondan, los cuales dependerán del presidente del gobierno federal en lo que respecta a todo lo relativo al control de las Milicias Canarias, armamento y planes de defensa o entrega de grados para los ciudadanos que hayan verificado la primera instrucción de tres meses preliminares señalados en el artículo 13 de la Constitución.

    En este punto es cuando el redactor empieza, o bien a contradecirse, o bien a intentar meter con calzador algunas puntas que le han ido llegando. Uno de los puntos más criticados ha sido la reinstauración del servicio militar, y ahora no sale con que no necesitamos un ejército… para luego colar unas milicias, organizadas en distritos y cantones (en lo que ya es una mermelada de denominaciones en las que se pierde hasta el más pintado, e ignorando el peso histórico y jurídico que tiene cada una de las mismas). Si no necesitamos un ejército ¿para qué se requiere un servicio militar? Otra cosa es que lo que no se quiera sean unas fuerzas armadas profesionales, sino un cuerpo armado compuesto por la ciudadanía toda. Hubiera sido hasta bonito que, como sucede en Costa Rica, se hubiera renunciado a las fuerzas armadas, pero por mucho que don Cubillo quiera negarlo, lo que ha montado es un ejército, mas no un ejército cualquiera, sino como se dice por aquí, el de Pancho Villa. Ya decía Teresa que el proyecto cubillano le parecía trasnochado y anticuado y tiene razón. No sólo porque las referencias a las nuevas tecnologías brillen por su ausencia, sino por recuperar en el plano militar un concepto que tuvo sentido hace más de doscientos años. La idea de un ejército nacional y del servicio militar obligatorio tuvo sentido como contrapeso a los tiempos en los que el ejército era mercenario y estaba al servicio directo del monarca. Para poder defender las recién conseguidas libertades, la ciudadanía tenía el deber de tomar las armas. Piensen que Francia, el primer estado liberal europeo, instauró la división de poderes en medio de un baño de sangre y acosada en todas sus fronteras por las potencias absolutistas. Con gran parte de la oficialía perteneciendo a la nobleza y pasada al enemigo, hubo que entalingar un ejército a toda prisa. Pero a día de hoy, cuando la tecnología avanza en muchos casos gracias a la búsqueda de aplicaciones militares, cuando tenemos unas fuerzas armadas mecanizadas ¿serviría para algo un ejército como el que se contiene aquí? Aparte de para carne de cañón, de más bien poco. Pero tiene sentido, cuando la capitalidad del archipiélago se coloca tierra adentro por cuestiones estratégicas, y se demuestra que, fuera de las experiencias del pasado de aplaudir las trapisondas terroristas del MPAIAC, de la guerra se sabe lo que debería saber toda la humanidad, uséase, la “o” con un canuto. Supongo que esas milicias tendrán una función más defensiva que otra cosa (que ya se sabe que el nazionanismo siempre está buscando un enemigo al que echarle la culpa de todos los males) pero si realmente algún vecino o menos vecino tuviera la idea de plantar sus reales aquí, poco o nada podría hacerse.

    El buen funcionamiento de las tradicionales Milicias Canarias evitará tener que sostener un Ejército de tierra con los enormes gastos que conlleva, ya que todo el esfuerzo militar debe concentrarse en la Marina.

    Temblaron los pueblos al paso firme y marcial de las milicias canarias tradicionales.

    Enviado por lcapote a las 20:19 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/52191

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.162.232.51 (12dbbff603)
    Comentario

    © 2002 lcapote