Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Mayo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Opinando
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en El Escéptico Digital nº 266

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Paranoias constitucionales 6: Erre que erre
    Paranoias constitucionales 6: Erre que erre 2007-11-11

    Dos semanas más y ya tenemos la sexta entrega de la cubillada que, como viene siendo uso y costumbre en sus últimos fascistículos (gracias a don Eduardo por el palabro, que viene cual anillo al dedo), se vuelve cada vez más repetitiva y cansina, aunque siempre hay alguna cosita que destacar, de ésas que indican la catadura y las intenciones del autor ¿intelectual? del asunto:

    Empezamos, como de costumbre, con el apartado de jabón, cepillo y peloteo al periódico, que para algo ha sido el único al que no le han dolido prendas en hacer el ridículo dando pábulo a este señor y a su dislocada idea de montar una república bananera. Y seguimos con la sempiterna justificación:

    Insistimos en que éste es un anteproyecto que presentamos para que sea estudiado entre los lectores y puedan hacerle las correspondientes críticas positivas para que el proyecto, segunda etapa de este trabajo de Derecho constitucional, sea conocido de todos y pueda ser próximamente conocido y reflexionado. En la segunda etapa lo clasificaremos por títulos y capítulos con las reformas necesarias o la introducción de nuevos artículos ya que de este proyecto de Constitución debe salir la Constitución definitiva o Carta Magna del pueblo libre de Canarias, constitución que no se podrá cambiar nunca y que servirá de guía para las próximas generaciones. Sólo se admitirán en el futuro, una vez independientes, ciertas enmiendas si las aprueba la Asamblea Nacional Legislativa y las vota la totalidad de los electos.

    La primera frase contiene lo que, bien puede ser un lapsus, bien otro indicativo del talante democrático del caballero. Según don Antonio, se pueden hacer las “correspondientes críticas positivas”. ¿Le habrá traicionado el majín y quería decir criticas constructivas? ¿O por el contrario, fiel a su visión mesiánica del asunto, es incapaz de aceptar nada que no sea la rendición a sus postulados? Espero que sea lo primero (que después de lo de las fronteras terrestres, es bien factible) pero conociendo el andar de la perrita, diría que es más bien lo segundo.

    De puritito sonrojo es la calificación como “trabajo de Derecho constitucional” de la cosa esta. Puede que lo que contenta sean normas (el Derecho) y que con ellos se pretenda articular una carta magna (lo de constitucional), pero si entendemos por tal, un texto que rija los derroteros de un Estado democrático, pues como que va a ser que no. Y lo de insistir en eso de su inalterabilidad pues ¡qué quieren que les diga! Por lo menos, podría tener la decencia de reconocer que quiere montar una monarquía absoluta con él como monarca (¿Mencey? ¿Guanarteme?) supremo. O el sentido común de aceptar que lo que está esbozando es un texto cuya eficacia sólo se comprobará en el hipotético supuesto de que sea de aplicación práctica. Y la experiencia indica, como aprendieron por las malas en los Estados liberales decimonónicos, que la ley, aunque sea la expresión de la voluntad del pueblo soberano, dista mucho de ser perfecta. Los códigos intentaron sistematizar el Derecho existente, hasta entonces recopilado en textos un tanto desordenados y hasta contradictorios, pero los codificadores lo hicieron con la intención de que sus creaciones tuvieran vocación de permanencia y de claridad, de modo y manera que los Jueces fueran, en palabras de Montesquieu, la boca que pronunciara la letra de la ley. Pero el tiempo fue pasando, nuevos problemas fueron surgiendo y, después de todo, la letra no estaba tan clara como para omitir una interpretación, y entonces se hizo necesario hacer encaje de bolillos para solucionar con las reglas codificadas las cuestiones de nuevo cuño y más adelante, rendidos a la evidencia, se optó por la reforma.

    Don Antonio parece olvidar ¿desconocer, quizá? ese aspecto de la Historia del Derecho (y del Derecho Constitucional), insistiendo de nuevo en la inalterabilidad de su engendro, cual si de leyes fundamentales del movimiento se tratare. O de libros religiosos. En esa tesitura, creo que es más recomendable que micer Cubillo cambie el rumbo e intente montar una secta de la que sea el archimandrita supremo: si su voz es la única cualificada, si los críticos son seres malvados, si sólo se admite a los seguidores y palmeros (léase los que baten palmas al paso del ídolo, no los habitantes de La Palma), lo mejor es que se monte una religión de la vieja guardia, con un tinglado al estilo del Palmar de Troya sevillano. Personalmente, estoy empezando a pensar que Antonio Cubillo es al Derecho y a la política lo que el papa Clemente y sus amigotes a la religión.

    Por último, en cuanto al procedimiento de reforma donde se plantea la posibilidad de “ciertas enmiendas” (a saber cuáles) que sólo saldrán adelante si se aprueban por unanimidad del parlamento, resulta muy difícil aguantar las carcajadas. ¿Eso es un procedimiento de reforma o una tomadura de pelo? En las constituciones de verdad, existen sistemas más o menos complejos de modificación de su articulado, donde hay que pasar por más o menos requisitos, según la importancia de la norma a reformar. Pero no se aplica la regla de la unanimidad; imaginen ustedes que toda la asamblea menos uno están de acuerdo. El uno dice que tururú y queda todo como estaba. Cualquiera que viva en un edificio en régimen de propiedad horizontal sabrá de lo que hablo ¿Es sencillo obtener un acuerdo por unanimidad entre diez, quince, veinte o más copropietarios? Pues eso. Para esta adenda no hacían falta alforjas.

    Y en cuanto al articulado, pues poco que reseñar, salvo un detalle, vinculado al tema de la educación y la cultura. Recordarán ustedes que en fascistículos precedentes, maese Cubillo hablaba sobre las universidades, estableciendo qué estudios iban a ser priorizados, con lo que servidor intuyó que las instituciones académicas serían miradas con lupa y que la libertad de cátedra daría con sus huesos en el mismo lugar que las libertades de prensa, de asociación política o de religión: en un baúl. Ahora, en un precepto posterior, se incide en el asunto educativo:

    Art. 81).- Institutos Especializados del Estado.

    4) Instituto Internacional sobre el Panafricanismo, con sede en la ciudad universitaria de La Laguna (Aguere), para estudiar la historia y evolución del panafricanismo desde su creación en 1900, por el apóstol de las Antillas y precursor del panafricanismo, Henri-Silvester Williams, siguiendo con George Padmore, nombrado secretario general en el Quinto Congreso, en 1945, junto con el gran líder africano Dr. Kwame Nkrumah, primer presidente de la República de Ghana, y los otros líderes y escritores que han desarrollado con sus obras la idea del panafricanismo. En dicho instituto internacional se darán clases a todos los alumnos africanos para la consolidación del panafricanismo, ampliando los conocimientos sobre las culturas africanas y los movimientos políticos actuales para consolidar esta gran idea del panafricanismo.

    Destaco éste, porque es el que introduce no sólo la existencia del instituto y sus objetivos, sino que marca el decálogo de lo que se va a estudiar. Formación ideológica pura y dura, más que acceso al conocimiento. Desgraciadamente, es una cosa que menudea bastante en aquellos lugares donde quienes mandan tienen cierto deje nacionalista, pero como en la rebelión en la granja orwelliana, el primer paso para controlar a la gente es controlar la Historia y montar batallitas de buenos y malos. ¿Qué sucede si alguien se sale del guión? Pues miren:

    Art. 82).- Los institutos internacionales citados en el Art. 81 serán subvencionados con fondos federales y los nacionales con fondos de los gobiernos federales de las islas citadas. Los estudiantes procedentes de países africanos que se matriculen en los institutos internacionales podrán obtener ayudas y visados del Estado, a tenor de sus diplomas y conocimientos de las lenguas citadas y sus diplomas tendrán validez internacional ya que el Estado procurará que dichos diplomas sean reconocidos internacionalmente mediante acuerdos con universidades de otros países. Para el control del buen funcionamiento de los institutos internacionales, se creará el puesto de Controlador, quien velará por el buen funcionamiento de los mismos y será el encargado de buscar ayudas nacionales e internacionales para los mismos. Las empresas y particulares establecidos en Canarias que ayuden económicamente a dichos institutos internacionales podrán deducir dichas ayudas de sus declaraciones de impuestos y sus nombres serán hechos públicos como benefactores. Se admitirán también ayudas de gobiernos extranjeros o entidades supraeconómicas o políticas como la Unesco, la Unión Europea o la Unidad Africana, para la modernización y buen funcionamiento de dichos institutos internacionales.

    Se crea la figura del controlador (nunca mejor dicho) que velará por el buen funcionamiento de los mismos. Esta expresión es lo suficientemente ambigua como para que entre cualquier cosa: desde que el instituto sea competitivo y activo hasta la vigilancia política y la censura de las corrientes del pensamiento crítico. Se dice qué es lo que se va a estudiar, dónde se va a estudiar y se pone a un guardia de seguridad para que no entren los malos efluvios. ¿Hay algo más contradictorio con el espíritu universitario o académico?

    Para concluir, una lección básica sobre Derecho:
    Art. 100).- Ninguna empresa extranjera podrá llevar a cabo prospecciones off shore dentro de nuestra Zona Económica Exclusiva (ZEE), sin permiso especial del Gobierno de la República. Todos los permisos otorgados por la metrópoli antes de la independencia son nulos de pleno derecho y las prospecciones quedarán paralizadas automáticamente el día siguiente a la independencia.

    Los permisos otorgados conforme a una norma válida no pueden ser nulos de pleno derecho. En todo caso, pueden ser revocados. Y huelga decir que en cualquier Estado democrático, las normas no pueden tener efecto retroactivo si éste es negativo (entiéndase, en el sentido de arrebatar derechos ya concedidos).

    En fin, pilarín. Dictadura, dictadura y más dictadura es lo que destila este nuevo fascistículo. Que por cierto, pese a lo que diga su redactor, en la península (al menos hasta donde yo he leído, preguntado y demás) la repercusión de lo que cuenta es nula… salvo en cierto grupo editorial que, en negociaciones con el dueño del periódico donde rebuzna nuestro amigo para introducir un diario gratuito, se está replanteando si aceptar a tan curioso compañero de cama. Cosas que pasan.

    Enviado por lcapote a las 14:15 | 1 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/53342

    Comentarios

    1
    De: Eduardo Fecha: 2007-11-13 22:10

    Contemplando la furia legislativa que padece Cubillo, considerando la ya enorme cantidad de tonterías que escribe y teniendo en cuenta las innumerables veces que muestra nítidamente sus preferencias fascistas y dictatoriales, me pregunto: ¿No será esta larga letanía de artículos un sistema subliminal para provocar repugnancia a cualquiera que sienta veleidades independentistas?. Si era esa la intención, lo están consiguiendo.

    Eso de vivir en una dictadura fascista con tintes nazis, militarizado desde la juventud a la vejez y controlado totalmente por la tira de fuerzas parapoliciales, hace volar a posibles votantes hacia cualquier opción.

    Incluso si se diese la casi imposible posibilidad que este tío montase ese tinglado, me temo que habría migraciones incluso a lugares tan democráticos como Marruecos o Mauritania. Allí por lo menos no te investigarán los bisabuelos ni les importará tu porcentaje de sangre bereber. Dígasenlo si no a ese escritor, Gotysolo, que considera aquello como un paraíso pese a no ser musulmán.

    Saludos cordiales



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.198.19.184 (b73c6e20cf)
    Comentario

    © 2002 lcapote