Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             

Opinando
  • Miguel ÁNGEL GARCÍA HERRERA en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Simón dice
    Simón dice 2008-02-13

    Se aproximan las elecciones generales y los partidos empiezan a apretar el pedal de cara a la recta final. Es una sensación un tanto extraña, habida cuenta de que esta legislatura ha sido especialmente a cara de perro y más bien parece que Gobierno y oposición han estado más preocupados por ganar réditos en forma de votos que en hacer lo que tendrían que hacer. En esta tesitura, una cosa que siempre me ha llamado la atención es la profesión de fe que determinadas personas, famosas por su profesión o actividad, hacen a favor de tal o cual candidatura política. Es evidente que, si lo hacen es porque, con esto, confían en que su “avalado” reciba más votos pero habría que preguntarse hasta qué punto es presentable ese tipo de práctica.

    Personalmente, siempre me ha hecho gracia que Antonio Banderas haya apoyado al PSOE o que Julio Iglesias haya hecho lo propio con el PP, principalmente porque ninguno de los dos vive preferentemente en España. Por otra parte ¿el hecho de que uno sea un actor que ha hecho con éxito las Américas y el otro un cantante mundialmente conocido, hace que sus opiniones sobre tal o cual partido sean más válidas que la de cualquier otro hijo de vecino, uséase, votante? Por la parte que me toca, cuando alguien me dice “tienes que”, una parte de mi se rebela y maquina la manera de hacer justo lo contrario. Una suerte de “prohibir es fomentar” pero al revés, donde imponer es desacreditar. Esa sensación me ha quedado cuando he visto la salida de la plataforma “PAZ” de apoyo al Presidente Rodríguez Zapatero.

    El manifiesto que acompaña a la presentación ha sido dejado de lado, centrándose la atención -¿consciente o inconscientemente?- en el colectivo de “abajofirmantes”. Y en ese punto, la pregunta que me hago sigue siendo la misma: ¿qué es lo que hace que la opinión de todas estas personas sirva de guía al resto de la colectividad? Personalmente, creo que nada. Leo el manifiesto y, más allá de convicciones o datos objetivos, lo que hay es un ejercicio de propaganda puro y duro, donde se combinan elementos más que ciertos (como la retirada de las tropas de Irak, promesa cumplida) con otros cuestionables (la mejora del bienestar social suena un poco a chiste en plena crisis económica) y otros que, por deformación profesional (uno es lo que es) considero directamente falsos, como el desarrollo estatutario en el marco de la Constitución (intentando sacar contra viento y marea un proyecto de estatuto catalán sobre el que pesan fundadas losas de inconstitucionalidad) o el de la igualdad (promoviendo una ley contra la violencia de género donde se agrava el tratamiento por razón del sexo, lo cual tiene poco de igualitario y menos de discriminación positiva). Palabrería biensonante para ser puesta en las voces de unos ciudadanos que, como votantes, tienen todo el derecho del mundo a opinar… pero igual que ustedes y que yo.

    Otra cosa que también me parece de interés es el hecho de que la atención se haya centrado en los nombres propios de los que firman, pero específicamente, en los de los artistas. Cosa evidente, porque son los más conocidos, los más célebres y porque la izquierda siempre ha sabido tratarlos bien, en tanto que la derecha casi se avergüenza de tenerlos en sus filas. Una de las cosas que no menciona el manifiesto es el hecho de que hayan salido normas tendentes a subvencionar –todavía más- a este colectivo: por un lado, una nueva legislación en materia de cine que obliga a las televisiones privadas a invertir más (una lástima que no se ponga tanto empeño en hacerles cumplir con su código deontológico o en emitir más cultura y menos basura) y la bendición del deleznable canon digital sobre copia privada que grava cualquier soporte, en lugar del original. ¿Sorprende pues, que mandarines de las entidades gestoras como Ana Belén y Víctor Manuel se retraten? Ciertamente, no. Como tampoco sorprende que, siendo nombres como éstos los más destacados por la prensa (¿consciente o inconscientemente?) se haya generado un efecto bumerán de cierto calado, ya que en ciertos ámbitos se ha considerado que esta plataforma tiene más de pago por los favores recibidos que otra cosa.

    En fin, que a menos de un mes de las elecciones, mejor dejarse de eslóganes y caras conocidas y repetir aquello que decía Julio Anguita de “programa, programa, programa”. Y luego, por supuesto, comprobar si se cumple lo que se promete, que esa es otra.

    Enviado por lcapote a las 01:42 | 1 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/55553

    Comentarios

    1
    De: Teresa Fecha: 2008-02-13 07:54

    Apoyen a la P.A.F. y todo irá mejor... ;-))



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.83.122.227 (9af92f8f6d)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    © 2002 lcapote