Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Opinando
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en El Escéptico Digital nº 266

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Anecdotario jurídico I: Curiosidades filosóficas
    Anecdotario jurídico I: Curiosidades filosóficas 2003-03-16

    Guillermo de Occam estaba destinado en principio a protagonizar la novela El Nombre de la Rosa. El escritor Umberto Eco lo había escogido por estar dotado de un gran sentido de la observación, una sensibilidad especial para la interpretación de los indicios, recordando que entre los occamistas existía una teoría acerca de la interpretación de los signos. Eco necesitaba a un franciscano, a ser posible inglés y conocedor del debate sobre la pobreza de Cristo, así que Occam era el candidato inicial. Sin embargo, al final el autor se decidió por un personaje de su invención, que reunía todas las características de aquél, incluido el nombre, porque don Umberto era incapaz de superar su antipatía por el Venerabilis Inceptor.

    El célebre jurista, estadista y filósofo Francis Bacon debe su dedicación exclusiva a las disciplinas científicas a una falta. Nombrado Lord Canciller de Gran Bretaña en 1618, fue destituido por haber aceptado un soborno.

    Kant era siempre tan puntual que los moradores de su ciudad, Köningsberg, podían poner en hora sus relojes cuando pasaba para dar su paseo cotidiano.

    Profesor en la universidad de Köningsberg, Kant sorprendió en una ocasión a un visitante londinense mientras explicaba el curso del Támesis. Tan maravillado quedó el oyente, que ofreció su casa al filósofo como alojamiento para su próximo viaje a Londres. El filósofo, empero, nunca había salido ni saldría de su ciudad natal.

    Breve Bibliografía:

    CIERVA, Ricardo de la: Monarquía y República: Jaque al Rey, EUDEMA, S.A., Madrid, 1996.

    ECO, Umberto: Apostillas a El Nombre de la Rosa, Séptima Edición, Colección Palabra en el Tiempo, Editorial Lumen, Barcelona, 2000.

    MONTANELLI, Indro: Historia de Roma, Círculo de Lectores, Madrid, 1996.

    TREFIL, James: 1001 Cosas que todo el mundo debería saber sobre Ciencia, Biblioteca de Divulgación Científica, RBA Editores, Barcelona, 1993.

    Enviado por lcapote a las 06:47 | 1 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/6145

    Comentarios

    1
    De: Alejandro Fecha: 2006-06-29 02:56

    Muy interesante mi hermano, espero que no quede ahí y nos sigas presentando más curiosidades...



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.205.251.237 (6f489d679b)
    Comentario

    © 2002 lcapote