Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Agosto 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Opinando
  • Miguel ÁNGEL GARCÍA HERRERA en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Ultimate Avengers I y II
    Ultimate Avengers I y II 2009-03-26

    Título: Ultimate Avengers. Los Vengadores (I y II)

    Formato: Películas de animación de 72 y 73 minutos de duración, respectivamente

    Idiomas: Español (Dolby Digital 5.1), Inglés (Dolby Digital 5.1)

    Formato de pantalla: 1:85:1 (16/9)

    Compañía: Marvel Enterprises-Lionsgate / Filmax Home Vídeo

    Precio: 15,99 € (variable según tienda)

    Comentario:

     

                Pese a la avalancha de adaptaciones a la pequeña y gran pantallas a la que estamos asistiendo, las incursiones de los superhéroes de tebeo en el mundo del cine y en el de la televisión no son una novedad. Bien en imagen real o bien en animación, los empijamados han sido un elemento recurrente en las producciones de corte infantil-juvenil. Así las cosas, si la última parte de los treinta vio la aparición en viñetas de Superman y Batman, serían los cuarentas quienes les verían tomar vida en la forma de seriales cinematográficos. Más adelante, los años sesenta verían la aparición de los principales personajes marvelianos que, rápidamente, tuvieron sus versiones animadas (aunque en este caso se tratara de un eufemismo bastante risible). Desgraciadamente, trasladar algo del dibujo estático al movimiento no era tan simple, y aunque muchas han sido las experiencias, pocas han sido las llamadas a perdurar en la memoria de la afición por su calidad. En este ámbito, brilla con luz propia Batman: La serie de animación que Paul Dini, Bruce Timm y Glen Murakami (entre otros) lanzaron a principios de los noventa y que marcaría un antes y un después en el género de los superhéroes y en el negocio de las franquicias televisivas.

     

                Viendo el éxito cosechado por la distinguida competencia en su asalto al mundo televisivo, Marvel decidió hacer lo propio y un par de años más tarde vieron la luz sendas adaptaciones animadas de la Patrulla-X y Spider-Man que, si bien estaban muy por debajo del producto batmaniano (después de todo DC forma parte de un conglomerado empresarial dedicado a estos temas como es la Warner y la casa de las ideas tiraba de contratos con entidades ajenas) fueron lo suficientemente dignas como para que la afición a los personajes no saliera renegando en arameo y echando pestes (como había sido la tónica en las décadas precedentes). Esta “rehabilitación” de las versiones animadas de los héroes marvelianos tendría su paralelo en la gran pantalla, cuando después de años de dominio incontestable de DC y de productos infumables que acababan poblando las estanterías de la serie B de los vídeo-clubes de medio mundo, empezaron a ver la luz películas más decentes, que agradaban a los lectores y eran digeribles por los que no lo eran. De repente, esto se convirtió en un negocio que ha dado pingües beneficios y donde Marvel ha decidido implicarse más íntimamente, produciendo sus propios proyectos. Fruto de esta decisión editorial han sido estas películas, Ultimate Avengers I y II, que vieron la luz hace un par de años y que Filmax ha traído a España, aprovechando el tirón del que parecen gozar actualmente personajes como Iron Man o Hulk.

     

                No es la primera vez que los Vengadores se asoman a la pequeña pantalla. Atrás queda un fallido proyecto –Avengers: United they stand- que se vio en 2000, pero en esta ocasión, no estamos ante el grupo creado por Stan Lee y Jack Kirby, sino por la versión moderna con la que Mark Millar y Bryan Hitch epataron al mundo hace unos años: The Ultimates. La elección no estaba exenta de cierta lógica, aparte del éxito que había cosechado en su momento: guionista y dibujante se habían enfrentado al proyecto desde una perspectiva a caballo entre la televisión y el cine. Por un lado, no hicieron una colección al uso, sino que la estructuraron a guisa de serie de televisión: cada arco argumental se desarrollaba a lo largo de una docena de números (especial arriba, especial abajo) que hacía las veces de temporada. Por otro, la narrativa era claramente cinematográfica, ejecutando lo que los pitingloparlantes llaman blockbuster, esto es, una película pensada y diseñada para hacer una buena taquilla, generalmente a base de tiros, explosiones y muchos efectos especiales. Para rematar la faena, los autores consiguieron que sus Ultimates pudieran marcar las distancias respecto de los Vengadores originales. Vemos al Capitán América, a Thor, al Hombre de Hierro, a la Masa, a la Avispa, al Hombre Gigante… pero aunque se llamen igual, aunque tengan los mismos alter egos, su actitud ante la vida es, en muchos aspectos, diametralmente distinta a la de los originales. A ello contribuyeron poderosamente tanto los diseños de Hitch -que despojó a algunos de los personajes de ciertos signos que se consideraban inalterables- como los guiones de Millar que, bruto como un arado como es, no se cortó en dar rienda suelta a su lado más políticamente incorrecto: el Capi es un fósil desplazado del tiempo, Iron Man un borracho orgulloso de serlo, Thor un pretendido dios con problemas psicológicos, etcétera.

     

                A la vista de lo anterior, los responsables de la adaptación cogieron el argumento del primer arco argumental de Los Ultimates y todos los diseños e imaginaría elaborados para el mismo (de hecho, Bryan Hitch ha colaborado activamente en los proyectos y dibujado las carátulas). Sin embargo, veremos muchos elementos que corresponden más a los Vengadores clásicos. Así, aunque las historias tienen un tono más adulto (no se cortan mucho en que haya víctimas civiles a tutiplén cuando el guión lo requiere) los personajes resultan bastante más comedidos y aproximados a sus versiones originales que en el tebeo original. Todo esto se hace aún más patente en la segunda de las películas, que ya no está basada en historia impresa alguna y donde los productores han tenido más manga ancha, lo que deja en ocasión un regusto ciertamente contradictorio, ya que el tono realista del cómic y de la primera película se ve acompañado por elementos de la fantaciencia de baratillo del viejo Kirby (lo que queda patente en el diseño de la Pantera Negra y del reino africano de Wakanda). Ello no quita para que en ambos casos estemos ante productos dignos y entretenidos, que a ratos gustan y a ratos no desagradan, pero que resultan digeribles por los lectores veteranos y por los que tengan curiosidad por saber quiénes son estos Vengadores de los que se empieza a hablar en la gran pantalla.

    Enviado por lcapote a las 01:25 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/62460

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.80.41.172 (5bd8e3e6b2)
    Comentario

    © 2002 lcapote