Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        

Opinando
  • Miguel ÁNGEL GARCÍA HERRERA en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Cable
    Cable 2009-04-01

    Título: Cable

    Formato: Serie cuatrimestral en formato prestigio

    Autores: (G) Duane Swierczynski (L) (T) (C) Ariel Olivetti

    Editorial: Marvel Comics / Panini Cómics

    Precio: 5,95 €

    Comentario:

     

    Hay personajes que tienen estrella y personajes que nacen estrellados. Los primeros parecen contar con el favor popular así llueva, truene, nieve o estén llevados por los autores más penosos; los segundos pueden llegar a convertirse, si suena la flauta por casualidad, en personajes de culto, lo que muchas veces es un eufemismo de “gusta pero no lo bastante como para sobrevivir en el mercado”. Si hubiera que englobaran a Nathan Dayspring Summers, Cable, en uno de los dos grupos, tendría que hacerse sin lugar a dudas en el primero.

     

    Cable es, probablemente, uno de los símbolos más claros de lo que fue la industria del comic-book yanqui en los noventa: creado oficialmente por Rob Liefeld (aunque hay algunos argumentos a favor del matrimonio compuesto por Louise y Walter Simonson) su aparición en las páginas de Los Nuevos Mutantes coincidió con un momento en el que determinados dibujantes (los que a la postre acabarían fundando Image Comics) estaban ganando peso específico dentro de Marvel y empezando a imponerse a unos guionistas que empezaban a perder la partida a la hora de convencer a los editores de que el dibujo sin el guión no era nada más que una colección de viñetas bonitas, pero si nada detrás. Si hay que hacer caso a la tradición, Liefeld diseñó a Cable como un personaje que, básicamente, molaba: por su condición de duro-seis-pesetas, por lo expeditivo de sus métodos, por ser un arsenal andante y tener un brazo metálico y un ojo que brillaba. El problema es que, aparte de un pretendido pasado misterioso, detrás de tanta parafernalia militarista no había nada que rascar. Fiel a su estulticia, don Rob había sido incapaz, no ya de hilvanar una personalidad coherente para su presunta creación, sino de contar con él una historia medianamente presentable. Tendría que ser el guionista Fabián Nicieza –que empezó haciendo de dialoguista para los penosos guiones de don Rob-  quien se encargara de dar al personaje todo lo que le faltaba, esto es, algo más allá de ser “un personaje que molaba”. Nicieza dotó a Cable de un pasado, una misión y un nexo con el universo mutante. Gracias a esa labor, Nathan Dayspring ha logrado mantenerse en activo, conservando además cabecera propia durante la mayor parte de los últimos dieciséis años, la última de las cuales compartió junto a otra creación de Liefeld que Nicieza convirtió en algo digno de interés: Masacre.

     

    Después de esa experiencia compartida, Cable recupera cabecera propia, la cual se encaja dentro del nuevo statu quo mutante  –y ya van…- salido de la saga Complejo de Mesías. Después de ser mercenario, director de escuela, salvador autoproclamado y político revolucionario, Nathan tiene la tarea de proteger al primer bebé dotado del factor-x que ha nacido desde que los acontecimientos de Dinastía de M diezmaran a su especie. Por primera vez en mucho tiempo, el homo superior tiene una oportunidad. Sin embargo, otras personas no lo verán así, de manera que se lanzarán en persecución de la recién nacida, lo que fuerza a Cable a iniciar una alocada carrera contra y en el tiempo. Sin posibilidad aparente de retorno, protector y protegida se ven forzados a avanzar por unas épocas en las que el mundo parece cada vez más salvaje, a caballo entre las películas de la saga Mad Max y los spaghetti-western de Sergio Leone y compañía. El responsable literario de esta nueva etapa son el guionista Duane Swierczynski (que podría competir con Bill Sienkiewicz y J. M. Straczynski para ver quién tiene el apellido más impronunciable del negocio), un ilustre desconocido que, todo hay que decirlo, no lo hace mal en esta serie, aunque su Cable se antoje excesivamente tópico. El dibujo correo a cargo del argentino Ariel Olivetti, que vuelve a desplegar en esta ocasión lo mejor de su técnica aunque, como ya se viera en su último trabajo marveliano (Punisher War Journal) sus personajes parezcan haberse caído de cabeza en una marmita de anabolizantes.

     

    La serie, en definitiva, reúne elementos clásicos del personaje (el viaje en el tiempo, la necesidad de cumplir una misión esencial para la supervivencia de la humanidad) con otros más novedosos en el mismo, que no en el mundillo ya que, después de todo, la idea de un guerrero cuidando de un niño pequeño salió del reverenciado clásico Lobo solitario y su cachorro. Los primeros números son bastante tópicos, como se ha dicho, pero a partir de la media docena la serie remonta y gana en interés. A destacar, el singular tratamiento gráfico que despliega el amigo Olivetti.

    Enviado por lcapote a las 03:21 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/62535

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.81.79.128 (23614ca6f9)
    Comentario

    © 2002 lcapote