Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Opinando
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en El Escéptico Digital nº 266

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Ultimate Origins
    Ultimate Origins 2009-08-15

    Título: Ultimate Origins

    Formato: Serie limitada de dos números en formato magacine

    Autores: (G) Brian Michael Bendis (L) (T) Jason “Butch” Guice (C) Justin Ponsor (P) Gabrielle Dellotto y Dean White

    Editorial: Marvel Comics / Panini Cómics

    Precio: 3,75 €

    Comentario:

     

    Nuevo título –aunque limitado- del sello marveliano Ultimate, realizado por uno de los artífices de la línea, el guionista Brian Michael Bendis.  En esta ocasión, el caballero, que lleva casi una década dejando sentir su influencia tanto en el universo Marvel tradicional como en éste más remozado, ha querido jugar a eso que los friqui-sabios llaman “retrocontinuidad” e intentar conectar de algún modo a los personajes principales sobre los que se sustenta la línea. Para ello, toma como punto de partida un acontecimiento que también se produjo en la Marvel clásica: los experimentos que condujeron a la creación del Capitán América. Bendis decide remontarse hasta la II Guerra Mundial para plantear la idea de una serie de experimentos y tramas oscuras que, de forma más o menos indirecta, son responsables de la eclosión de entes y gentes con poderes que se produjo años después.

     

    Como todos los ejercicios de este pelaje, Ultimate Origins plantea el problema primigenio de encajar a posteriori nuevas piezas en un rompecabezas que estaba más o menos completo y que, consecuentemente, tampoco las necesitaba. El hecho de que Bendis haya pasado por tres de las cuatro colecciones principales de la línea (batiendo junto a Mark Bagley la marca que tenían Stan Lee y Jack Kirby de permanencia continuada en un mismo título) no quita para que en esta ocasión se haya visto obligado a forzar determinados elementos para que todo encaje, si bien con un aspecto un tanto requintado. Por otra parte, cualquiera que haya leído algo del trabajo de don Brian para Marvel se habrá percatado del hecho de que sus tramas se basan, pivotan o tratan de los mismos personajes –como en el caso palpable y palmario de Nick Furia-. Hay que reconocer que en esos casos el tratamiento que hace es para quitarse la gorra, hasta el punto de conseguir que hayan recuperado el interés por parte del gran público. Sin embargo, cuando sale de ese corral, maese Bendis se pierde y hace unas escamochas que le han granjeado no pocos odios entre esa misma afición que ya le tiene calado y que sabe que el muchacho no debería salir de los tebeos de corte urbano, ni del uso y disfrute de tres o cuatro personajes.

     

    En el apartado gráfico aparece un ilustre veterano, curtido en varias colecciones desde hace más de veinte años, Butch Guice. Al buen señor hemos podido verle evolucionar en Factor-X, Iron Man, Doctor Extraño, Superman, Capitán América y un largo etcétera de cabeceras, en las que empezó como émulo del denostado Bob Layton y posteriormente fue evolucionando hacia el estilo realista que se gasta en estos tiempos. Su trabajo en esta ocasión es correcto y adecuado a la función que se requiere de él.

     

    Para terminar, hay que decir que estamos ante un tebeo que sólo justifica su adquisición si se es aficionado, muy aficionado al universo Ultimate. El resto del personal puede prescindir tranquilamente de esta miniserie que, como buena parte de lo que se publica actualmente, se lee fácilmente y se olvida aún más fácilmente. Para los primeros queda el aliciente –y viva el eufemismo- de ver cómo se van sentando las bases de Ultimátum, la saga en la que Jeph Loeb ejerce de caballo de Atila y justifica una vez más la progresiva pérdida del prestigio que alguna vez llegó a tener como guionista.

    Enviado por lcapote a las 04:41 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/64109

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.159.145.68 (3aab58e3b5)
    Comentario

    © 2002 lcapote