Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        

Opinando
  • Miguel ÁNGEL GARCÍA HERRERA en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Ágora
    Ágora 2009-10-10

                Acabo de volver de ver Ágora en el cine, en el día de su estreno. Curiosamente, me tocaba escoger a mí, después de aguantar… perdón, de ver la última plañidera… perdón, la última comedia de Woody Allen (ahora en serio, está más que bien. Cualquier película que empiece con Hurra por el Capitán Spaulding ha de estar más que bien, aunque el director neoyorquino a veces resulta inaguantable por su condición de hipocondríaco afectado por la enfermedad del mundo.) La última película de Alejandro Amenábar me ha gustado bastante y por diversos motivos.

     

                El primero, porque una vez más se demuestra que por estos barrios se puede hacer buen cine y que cuando el producto es bueno y sabe promocionarse bien (¿cuánto tiempo hace que se pueden ver avances, noticias, libros explicativos, documentales oportunistas, etcétera, un poco por todas partes?)

     

                El segundo, porque se ha aprovechado para hacer promoción de dos películas españolas que, en las antípodas la una de la otra, también han estado dejándose notar. Por un lado tenemos La celda 211, de Daniel Monzón, de la que mi amigo Juanan se ha encargado de hablarme día sí, día también, en nuestro recurrente tema de conversación acerca de qué es lo que no furula en la gran pantalla hispánica. Ya me había dicho que Luis Tosar estaba realmente bien en su papel, pero una cosa es oírlo y otra verlo en acción. Un drama carcelario en toda regla. Por otro lado está Spanish Movie, que también ha dado que hablar y que cuenta con la participación estelar de Leslie Nielsen (¡sí, señores! El Teniente Frank Drebin, que además promocionó la peli en compañía del inigualable Chiquito de la Calzada) una versión patria de las humoradas de brocha gorda en las que los yanquis se burlan de los éxitos del momento. El denominador común de las tres cintas es el hecho de que sean tres proyectos que no tienen que envidiar nada al cine comercial homónimo de ya-sabemos-dónde, y que también se sacude los prejuicios a la hora de pensar en términos más internacionales (sobre todo Ágora y Spanish Movie.)

     

                El tercero y más importante es la película propiamente dicha (que ya tardaba, ya): el grado de detalle con el que se recrean la Alejandría de finales del S. IV y sus habitantes. Una capital cultural en un mundo que, siempre según los tópicos, amenazaba con venirse abajo. Amenábar manifestó su deseo de recuperar para el cine la figura de Hipatia de Alejandría, filósofa interesada en las Matemáticas y la Astronomía. Pese a su proclama de ser lo más fiel posible a la Historia, don Alejandro ha deslizado muchas cosas propias de la dimensión mítica del personaje (que afortunadamente, en otros ámbitos de la Cultura no sólo no ha sido olvidado sino que ha sido reivindicado.) Por de pronto, no deja en demasiado buen lugar a los cristianos (lo que por lo visto ha provocado algunas reacciones por parte de ciertos sectores conservadores) aunque no sabría decirse si por la visión que da de los Patriarcas de Alejandría Teófilo y Cirilo o por el hecho de que, una vez los retrata, recuerda que, sobre todo el segundo, tienen la consideración de padres de la Iglesia. Pero no hay que olvidar, buenas gentes, que una película es una película y, como dice cierta juiciosa dama que conozco, no es un documental. Versiones más chafarderas de la Historia se han perpetrado en Gladiador o en Braveheart y nadie ha dicho ni mu, así que no estaría de más aplicar aquello sobre picores y ajos.

     

                En resumidas cuentas, puede que Amenábar haya metido alguna que otra “gamba” y que peque un poco de simplista a la hora de reflejar la compleja realidad política de la Alejandría de aquellos días, pero en lo esencial, en lo importante, la película es más que necesaria, o al menos me lo parece a mí, por dos motivos:

     

                En primer lugar, para que el público se interese por Hipatia de Alejandría y, a partir de ahí, conozca un mundo mucho más rico culturalmente de lo que nos han pintado, porque a veces parece que el mundo antiguo se acabó con Aristóteles. Cuentan las crónicas (expresadas en ese sitio, parte enciclopedia, parte cúmulo de rumores que es la Wikipedia) que, aunque desde el punto de vista de la Arqueología las pelis de Indiana Jones son consideradas poco menos que heréticas, su aparición sirvió para impulsar el interés de la sociedad por una disciplina que, curiosamente, se desempeñaba en los años previos a la II Guerra Mundial en unos términos muy similares a los que perpetraba el ínclito Doctor Jones. Solamente por eso, merece la pena el esfuerzo de haber sacado esta película y habría que agradecer a don Alejandro el haber puesto en los mapas el nombre de Hipatia de Alejandría, como ya hiciera Umberto Eco en Baudolino.

     

                En segundo lugar, porque el conflicto del que habla no sucedió, sino que sucede constantemente en la actualidad. La razón frente al fanatismo, el conocimiento frente al oscurantismo. La divulgación frente a la quema de libros. Ágora recuerda que la habilidad del ser humano para hacer el cafre en nombre de cualquier tipo de idea o ideal no es algo nuevo y que, pulsando las teclas oportunas, hasta la gente más pacífica puede convertirse en una turba peligrosa y bien dispuesta a hacer cualquier barbaridad. La violencia, ahora como entonces, sigue siendo la sinrazón de quienes no tienen razón.

    Enviado por lcapote a las 04:39 | 11 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/64766

    Comentarios

    1
    De: Don J. Fecha: 2009-10-10 18:11

    Pues tengo muchas ganas de verla. Estoy de acuerdo con eso de que es una peli de ficción, no un documental. Pero tengo una duda, ¿la película muestra que Hipatia era tan religiosa como los que la mataron, pero de OTRA religión?



    2
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2009-10-10 18:26

    Don J., ¿le contesto o espera a ver la peli? :)



    3
    De: Don J. Fecha: 2009-10-11 16:54

    ¡Espero a ver la peli! De todas formas, no soy de los que se rebotan cuando una película 'histórica' no lo es tanto. El que quiera aprender historia que vaya a una biblioteca y lea libros de historia, no al cine XD



    4
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2009-10-11 17:44

    Pues a ver la peli y luego la comentamos. Al hilo de lo dicho, hay que añadir que no hay que ponerle mucho asunto a los cineastas cuando dicen eso de "hemos intentado ser lo más fieles posible a la Historia", llámense Alejandro Amenábar o llámense Mel Gibson.



    5
    De: Mapoto Fecha: 2009-10-11 19:30

    Sólo había leído críticas malas o no muy buenas antes de verla, pero tengo que reconocer que me gustó. Me gustó mucho.

    También me quedé con ganas de ver La celda 211... eso sí, Spanish Movie, como que no.

    Por cierto, ¿qué "sectores conservadores" han protestado por la película?



    6
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2009-10-11 20:03

    Pues por lo visto, algunos vinculados al ámbito religioso. Que yo haya visto, hay una carta en La Razón, escrita por Jesús Trillo Figueroa, que se queja del tratamiento que se hace de los cristianos, y plantea que es una estrategia anticlerical donde la película de Amenábar es punta de lanza de libros, documentales, etcétera.



    7
    De: Don J. Fecha: 2009-10-15 13:20

    Pues ya la he visto, oiga. XD
    Me pareció una película correcta, brillante en el apartado técnico, pero plana en el ritmo. No me llegué a aburrir, pero a punto estuve, la verdad.
    Efectivamente, una película no es un documental, por mucho que afirmen sus autores que se han documentado. No se puede ver esta película como una recreación histórica fiel porque... porque.. la historia -en la medida de lo que se sabe- no fue así ni de coña. ¿Una gamba, decías? Un millón. Pero repito, eso no importa. Es una ficción.
    Y el mensaje que intenta transmitir, un alegato contra el fanatismo y la intolerancia -me pareción entender-, sigue siendo válido aunque se base en una fabulación de la historia real.



    8
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2009-10-15 15:58

    Pues coincidimos en la apreciación, caballero. Si las gambas eran concesiones a la peli o había una intención de re-contar la historia, ya es una cuestión interna de don Alejandro. Curiosamente, en un estudio del que me hablaba un compa de Bioquímica, se ha planteado que mucha gente acaba creyendo que lo que se ve en las pelis es lo que realmente pasó. Pero es responsabilidad nuestra es quedarnos con lo que nos venden o buscar en fuentes más científicas. Al hilo de la peli ha habido varios libros: uno titulado "Bajo la estirpe de Hypatia", de Óscar Menéndez, que habla de ella y de varios personajes más cuyos trabajos cambiaron la visión de nuestro mundo.



    9
    De: Viajes Fecha: 2009-10-15 17:54

    Yo tengo bastantes ganas de verla, aunque despues de leer vuestras opiniones, me fijare mas en los detalles a ver que tal, pero vamos, todo lo que he leido por ahi la ponen bastante bien.



    10
    De: Juanan Fecha: 2009-10-15 19:18

    Críticas (aparte de las extrictamente cinematográficas) está habiendo desde sectores muy conservadores, por aquello de ser una película progre (convertir progresista en insulto, vivir para ver) realizada por un homosexual ateo.

    Luego están los que defienden a capa y espada que "Ágora" no es cine español



    11
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2009-10-16 03:14

    Don Juanan: "progre" hace tiempo que se separó de "progresista" y se convirtió en un adjetivo peyorativo o irónico. En cuanto a la condición de cine español o no, no hay que olvidar que al pobre Amenábar ya le llovieron críticas por "Los otros" en ese plano, con especial mención de la bizantinada de si Nicole Kidman podía o no estar nominada al Goya a lo mejor actriz. Personalmente, creo que don Alejandro ha querido meter el dedo en el ojo a un sector que tradicionalmente le ha crujido hiciera lo que hiciera. Pero de nuevo, me quedo con la calidad cinematográfica innegable, que será lo que perdure cuando las polémicas pasen. Ya sea tan infiel a la Historia como "Murieron con las botas puestas" o tan fidedigna como... como... no sabría decir ninguna, es de lo mejor que ha parido el cine español este año y esta década. Personalmente, a nivel de fiabilidad histórica yo la pongo al nivel de "Enemigos públicos".



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.224.203.224 (1a7c3020dc)
    Comentario

    © 2002 lcapote