Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Opinando
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en El Escéptico Digital nº 266

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Batman: ¿Qué le sucedió al Cruzado Enmascarado?
    Batman: ¿Qué le sucedió al Cruzado Enmascarado? 2010-02-13

     

    Título: Batman ¿Qué le sucedió al Cruzado Enmascarado?

    Formato: Tomo en tapa dura

    Autores: (G) Neil Gaiman (L) Andy Kubert (T) Scott Williams (C) Alex Sinclair (P) Andy Kubert

    Editorial: DC Comics / Planeta DeAgostini Cómics

    Precio: 9,95 €

    Comentario:

     

     Batman, el hombre murciélago, el caballero oscuro, el detective… muchos son los nombres por los que se ha acabado conociendo a uno de los icónicos pilares en los que se asienta la poderosa editorial DC Comics. Su franquicia es una de las más rentables a todos los niveles: varias cabeceras, siete películas, diversas series de televisión, videojuegos para todos los formatos domésticos habidos y por haber, pósteres, figuritas y demás elementos de mercadotecnia… la lista sería inabarcable, pero todos los elementos que la conforman indican que el alter ego de Bruce Wayne sigue siendo, después de setenta años, un negocio muy rentable. Por eso, cuando en el transcurso de una saga como Crisis Final se anuncia que el murciélago estirará la pata, la afición simplemente sonríe con ironía y se pregunta cuándo volverán las aguas a su cauce. Como dijo cierto sabio, el negocio es el negocio y no hay que matar a la gallina de los huevos de oro, pero si se hace, que sea por el doble de ganancias. Es con esta filosofía con la que aparece ¿Qué le sucedió al Cruzado Enmascarado?

     

    Para empezar, hay que indicar que Grant Morrison, el guionista responsable de la última etapa del caballero nocturno, ha sido el encargado de hacer pasar a Batman / Bruce Wayne por un particular vía crucis en el que, en la mejor tradición de Born Again, el personaje es vuelto del revés para renacer más fuerte y alcanzar un teórico final –en las páginas de Crisis Final, valga la redundancia- en un épico combate. Tanto en la serie regular como en la miniserie, el escritor británico ha sido el narrador de la historia penúltima de Batman, desarrollándola con el estilo que lo ha hecho célebre y reverenciado. Quizá por eso extraña un poco que las altas instancias de la editorial decidieran que otro escritor, el no menos célebre Neil Gaiman, contara una historia que girara en torno al mismo asunto. Sin embargo, la extrañeza se disipa cuando se tienen en cuenta un par de detalles. En primer lugar, el hecho de que la jugada no fuera original, sino una emulación de la mítica historia ¿Qué le sucedió al Hombre del Mañana? donde Alan Moore y Curt Swan se encargaron de dar broche de oro al Superman anterior a Crisis en las Tierras Infinitas. En segundo lugar, el hecho de conjugar dos nombres prestigiosos en el mundo del comic-book, el ya mentado Gaiman y el dibujante Andy Kubert. La suma de todos los elementos citados aventuraba un éxito de ventas pero ¿es realmente un tebeo imprescindible? Mucho me temo que no.

     

    Para empezar, hay que indicar que segundas partes rara vez son mejores que el original, por lo que la pretendida última historia de Batman no tendrá la repercusión ni la consideración que su fuente de inspiración. Para seguir, hay que decir que Gaiman presenta un argumento cuando menos singular, unos funerales a los que acuden por igual amigos y enemigos, y donde se cuentan historias imaginarias acerca del posible final del Detective. Don Neil toma elementos ideados en su momento por Morrison, como aquél en base al cual todas las historias protagonizadas por el murciélago son canónicas si se encuentra el ajuste adecuado. Algunas de las oníricas muertes son bastante originales, pero lo cierto es que, en general, el tebeo no deja una huella demasiado profunda (quizá por el choteo generalizado con el que la afición se toma las muertes en el ámbito del noveno arte.) El dibujo de Andy Kubert es sencillamente espectacular, demostrando en cada viñeta un profundo trabajo de documentación, a la hora de presentar a los distintos personajes según las estéticas que les dieron otros dibujantes. Resulta paradójico que, mientras Morrison ha tenido que pechar en la serie principal con autores gráficos de bastante peor calidad, Gaiman haya podido colaborar con el mejor dibujante que ha tenido el título en los últimos cuatro años.

     

    En resumidas cuentas, una obra recomendada para completistas batmanianos y seguidores de un Neil Gaiman que lleva demasiado tiempo viviendo de las rentas de Sandman, así como para aficionados al siempre interesante Andy Kubert.

     

    Enviado por lcapote a las 19:10 | 1 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/65934

    Comentarios

    1
    De: Jose Joaquín Fecha: 2010-02-14 13:01

    Uff, Morrison...

    El problema de la etapa de Morrison es que el final no se lo cree nadie. Es decir, aparte de que no nos creamos que el héroe ha muerto, es que en la página final de Final Crisis es evidente que sigue vivo y, por lo tanto, que volverá.

    Batman se ha vuelto una serie demasiado compleja, con demasiados secundarios y tramas en el aire que no llevan a ninguna parte, y no sé yo si este intento de emular la muerte de Superman (con su funeral por un amigo y sus múltiples sucesores luchando por la capucha) va a hacer al personaje más accesible o, al menos, más entretenido de leer.

    Por mi parte, Morrison me pareció normalito en Batman, aunque con las porquerías que se habían contado en el pasado, eso ya es mucho.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.211.27.195 (478b1f7f68)
    Comentario

    © 2002 lcapote