Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Opinando
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en El Escéptico Digital nº 266

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Ultimate Spider-Man
    Ultimate Spider-Man 2010-05-25

     

    Título: Ultimate Spider-Man

    Formato: Serie bimestral en formato magacine

    Autores: (G) Brian Michael Bendis (L) (T) David Lafuente (C) Justin Ponsor (P) David Lafuente

    Editorial: Marvel Comics / Panini Cómics

    Precio: 3,35 €

    Comentario:

     

    Después del parón orquestado con motivo de la controvertida –y un tanto penosa- saga Ultimatum, vuelve la colección insignia de la línea Ultimate, la cual está protagonizada por el decano de la misma, Spider-Man.  Junto a él se mantiene el responsable literario del invento, Brian Michael Bendis, que después de una década sigue contando las andanzas de un trepamuros todavía adolescente.

     

    La línea Ultimate se presentó en su momento como una forma de captar afición entre unas nuevas generaciones a las que los cuarenta años que cargaban a la peta las colecciones principales de Marvel echaban bastante para atrás. Además, resultaba hasta cierto punto patente un progresivo “envejecimiento” de las historias, motivado por el hecho de que los autores principales también iban cargando años a sus espaldas y, consecuentemente, alejándose de la franja de edad que originalmente había consumido tebeos de superhéroes. La solución a estos problemas pasaba, bien por un improbable modelo Crisis –con puesta del contador a cero-, bien por aprovechar el socorrido recurso de las realidades alternativas y presentar una nueva versión de los clásicos, manteniendo su esencia y limpiando el polvo y la paja adheridos a su nacimiento original. La primera de las colecciones resultó ser, a la larga, la más estable y duradera, sobre todo porque el equipo creativo original, compuesto por el mentado Bendis y el dibujante Mark Bagley (que conocía sobradamente al lanzarredes y tiene una merecida fama de autor competente) se mantuvo en la colección hasta superar la marca de permanencia que habían dejado Stan Lee y Jack Kirby en Los Cuatro Fantásticos. Después de Bagley llegaría Stuart Immonen, pero don Brian se ha mantenido contra viento y marea, llevando a cabo una de sus obras más personales y mejor consideradas, dentro de su cada vez más extensa lista de trabajos realizados en la casa de las ideas.

     

    Bendis ha aplicado su socorrida y denostada técnica descompresiva para contar en varios números lo que Stan Lee y Steve Ditko se despalillaban en un par de páginas. Los elementos que cimentaron el éxito de Spider-Man como personaje y como colección siguen ahí: un huérfano criado por sus tíos que va al instituto y que tiene sus más y sus menos con el resto de la clase. Ahí están J. J. Jameson, Flash Thompson, Mary Jane Watson y, por supuesto, la familia Osborn. Después llegarán Gwen Stacy, el Doctor Octopus, Electro… Don Brian demuestra que trabajar en el mundo arácnido se le da bien, ya que pese a las lógicas diferencias, los habitantes del mismo son fácilmente reconocibles, al contrario de lo que sucede con otros de sus trabajos (léase la franquicia vengadora) donde el divorcio entre el guionista la afición veterana ha sido patente. Resulta curioso comprobar cómo trabaja el mismo autor con dos versiones de un mismo, con resultados tan dispares. Bendis ha gozado de una amplia libertad para hacer un poco lo que le ha dado la gana en Marvel, haciendo con ella historias memorables y pifostrios infumables. La pervivencia de Utimate Spider-Man y su influencia en otros ámbitos como los videojuegos, la animación o el cine (con el anunciado relanzamiento de la franquicia arácnida) indican que en esta ocasión, el caballero dio en el clavo del reconocimiento de público y crítica.

     

    En esta nueva etapa hay que destacar la presencia del dibujante español David Lafuente, que ha dado a la serie un estilo gráfico singular, bien separado de los de Bagley e Immonen. Con él, este ya no tan nuevo Peter Parker corta definitivamente los lazos que le unían con su versión original. Los personajes siguen siendo los mismos, pero ahora han perdido definitivamente esa semejanza un tanto forzada que tenían con sus “hermanos mayores”. Veremos si con él la serie sigue alcanzado esa independencia que ha resultado tan esquiva en otros títulos de la franquicia. Ultimate Spider-Man fue la primera cabecera ¿habrá de ser también la última superviviente? Sólo el tiempo lo dirá.

     

    Enviado por lcapote a las 01:22 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/66947

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.205.251.237 (6f489d679b)
    Comentario

    © 2002 lcapote