Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Julio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Opinando
  • Miguel ÁNGEL GARCÍA HERRERA en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Durango (tebeo comentado por cortesía de la tienda DAGOBAH)
    Durango (tebeo comentado por cortesía de la tienda DAGOBAH) 2010-09-29

    Título: Durango

    Formato: Serie de álbumes recopilados en tomos en tapa dura

    Autores: (G) (L) (T) (C) (P) Yves Swolfs

    Editorial: Mc Productions-Swolfs / Planeta DeAgostini Cómics-Colección BD

    Precio: 13,95 € (los dos primeros tomos); 14,95 € (los dos siguientes)

    Comentario:

     

                Uno de los géneros con más solera en cualquiera de las artes literarias y audiovisuales es, sin ningún asomo de duda, el del salvaje oeste. La epopeya que llevó a una marea humana a conquistar los vastos espacios que separaban los océanos Atlántico y Pacífico, apiolando de paso a las poblaciones nativas ha dado para multitud de historias, dejando una huella imborrable en el cine, la literatura, los tebeos y, más recientemente, los videojuegos. Mitos del séptimo arte como el director de cine John Ford (considerado por no pocos el mejor cineasta de todos los tiempos), forjaron su leyenda con títulos como La diligencia, Los tres padrinos o El sargento negro. La literatura dio espacio a Zane Grey para que popularizara expresiones como “al oeste del Pecos” y más por estos barrios, un tal Marcial Lafuente Estefanía sigue, un cuarto de siglo después de su muerte, vendiendo como churros esas novelitas del oeste que todavía pueden encontrarse en no pocos quioscos. La realidad es que, pese a su marcado localismo espacial y temporal, el western, como dicen los académicos y “una del oeste”, como dice la parroquia, ha logrado cautivar a generaciones y generaciones de espectadores y lectores de todo el mundo y parte del extranjero. Poco importa que en el cine ya no tenga la presencia de antaño y que se lo considere un género muerto. Siempre puede aparecer un Clint Eastwood que se saque de la boina algo como Sin perdón, y siempre que se programa en una cadena de televisión, alguno de los clásicos de John Wayne o Gary Cooper, las audiencias responden, como demuestra la “tupida” que nuestras inútiles televisiones autonómicas meten desde hace bastante tiempo en sus respectivas programaciones.

     

                Llama la atención que el género haya calado tan profundamente en el viejo continente, donde Sergio Leone abrió el camino a los spaguetti-western, y donde, centrádonos en el noveno arte, han surgido ilustres personajes como el Teniente Blueberry, Tex Willer o Lucky Luke. Ejemplos cómicos aparte, llama la atención el hecho de que hayan sido los europeos los que dieran una visión desmitificadora del salvaje oeste, pródiga en polvo, sudor y mugre. Los azules de la caballería en la que sirve el “Nariz Rota” de Charlier y Giraud son infinitamente menos gallardos que los que podían verse en Murieron con las botas puestas, y, si pasamos a la serie que nos ocupa, se caen definitivamente todos los mitos que aún pudieran sobrevivir.

     

                Cuando me hablaron por primera vez de Durango, quien lo hizo me indicó que esta serie era al spaguetti-western lo que Blueberry era para el western, y lo cierto es que tenía toda la razón. Cualquier aficionado al género que se acerque a los cuatro tomos que, hasta el momento, están disponibles en España, identificará al instante en sus páginas el espíritu de títulos como Por un puñado de dólares, Le llamaban Trinidad o Al este del oeste, bajo un aspecto gráfico donde la influencia del Giraud de Blueberry está igualmente patente. De hecho, la primera de las aventuras, Los perros mueren en invierno, parece calcada de El gran silencio, el plomizo y sangriento filme que el cineasta Sergio Corbucci dirigiera a finales de los sesenta, hasta el punto de que el propio Durango pareciera la versión en tebeo de Triguero, el cazarrecompensas interpretado en la película por el histriónico Klaus Kinsi.  Como en la película, los acontecimientos se sitúan cronológicamente en los últimos años del  siglo diecinueve, cuando el salvaje oeste está llegando a su fin, pero sobreviven muchos territorios en los que el adjetivo que define a la época está plenamente vigente. Durango recibe aquí buena parte de los rasgos que van a definirlo en sus andanzas posteriores: su condición de pistolero encallecido, la pérdida de los últimos lazos que le unían con un pasado menos sangriento y, sobre todo, una lesión de bala que le llevará a cambiar el clásico revólver por una pistola automática Mauser, signo indiscutible de que el tiempo un mundo se está agotando.

     

                A lo largo de sus aventuras, veremos que Durango es un pistolero que no tiene muchos escrúpulos en derramar sangre, pero también constataremos su inclinación a hacer, dentro de su profesión, lo correcto, poniéndose de parte de los más débiles. A lo largo de los quince álbumes publicados desde 1981, Swolfs ha ido introduciendo versiones y homenajes a las historias arquetípicas del spaguetti-western. Así, en un momento determinado veremos cómo el protagonista traba amistad con Amos Rodríguez, un mejicano inmerso en los conflictos que convulsionaban el país azteca en aquellos tiempos, y que podría pasar por el “Cuchillo” de El Halcón y la presa. Durango cabalga a lo largo y ancho del país, metiendo la nariz donde no debe y aumentando una leyenda de pistolero invencible, para alejarse al final hacia donde el sol se pone, en la mejor tradición del género.

     

                Yves Swolfs ha creado a un personaje y unas aventuras que, sin ser el culmen de la originalidad, resultan de indudable atractivo para quienes gusten de disfrutar, cada cierto tiempo, de “una del oeste”. La edición española está bastante bien, aunque se deslicen las cada vez más comunes faltas de ortografía. Por el precio que tiene cada uno de los números, bien podrían ponerle un poco más de cuidado al asunto.

    Gracias a Héctor Hernández León por el préstamo y por la recomendación.

     

    Enviado por lcapote a las 20:07 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/67832

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.158.25.146 (cb0b53f212)
    Comentario

    © 2002 lcapote