Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        

Opinando
  • Miguel ÁNGEL GARCÍA HERRERA en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Cuando Ángeles González-Sinde perdonó la vida a los tristes internautas
    Cuando Ángeles González-Sinde perdonó la vida a los tristes internautas 2011-01-24

                Últimamente, las pocas ocasiones en las que puedo meterme a hablar en la bitácora giran en torno al tema de la propiedad intelectual. Vicio, dirán ustedes, pero es que la actual responsable del Ministerio de (In)cultura lo pone a tiro con pasmosa facilidad. En honor a la verdad, todos sus predecesores cojearon de idéntico pinrel, fueran socialistas o populares, pero ninguno puso su nombre a una normativa que, por la puerta de atrás, pretendía cargarse un derecho fundamental en la mejor tradición de las repúblicas bananeras. Después del palo en el Congreso, la señora Ministra, antigua cabeza visible de la Academia del Cine y profesional de esto del cinematógrafo celtibérico como guionista, directora y actora… perdón, actriz, ha decidido publicar en la prensa del movimiento un artículo aparentemente buenrrollista titulado El adversario es otro. Digo aparentamente, porque en el fondo vuelve a lanzar una furibunda pataleta contra el colectivo internauta, basándose en datos sesgados y medias verdades, como acreditan Enrique Dans y  Fermín Zabalegui.  Parafraseando a Walter Simonson, cuando la boca de la Ministra parece de miel, las moscas mueren envenenadas.

     

                Sorprende y mucho que la Ministra –o su amanuense- tengan tan poca cultura como para tener un desfase de ciento cincuenta años en cuanto a la invención de la imprenta. Tamaña burrada sería digna de aparecer en aquellos entrañables libros de antología del disparate, pero quien lo ha rubricado es la cabeza visible responsable de la cultura, o de lo que el Gobierno de turno entiende por tal, que en el caso de Rodríguez Zapatero parece ser rendir pleitesía constante a la industria del ¿entretenimiento? hispánica. Pero pasemos a pastos más verdes y a párrafos más jugosos como éste:

     

                La pérdida de lo público, la crisis de las instituciones, la indiferencia hacia la política, la precariedad de nuestros vínculos laborales o personales, la incertidumbre y la desconfianza, sumadas a una economía de mercado que huye de las reglas, hacen de Internet en nuestro imaginario una importante alternativa al orden de cosas que conocemos. Una alternativa atractiva y aparentemente viable que creemos que nos pertenece y que se ha convertido en una extensión de nuestros cerebros y de nuestras casas. Pensamos que la Red es de las pocas cosas que no tienen dueño, y sentimos así que viene a cubrir ese vacío inmenso que percibimos, aunque no sepamos muy bien a qué achacarlo.

     

                De la persecución insultante en los prólogos de los DVD originales pasamos a la displicencia perdonavidas de quien se cree en una posición de superioridad moral. Recuerdo que, hace unos años, el amigo Johnny Destiny me contaba una respuesta parecida que otra profesional del séptimo arte, doña Iciar Bollain, lanzaba en una revista. Nuestros cineastas parecen ser, en su mayoría, bastante incultos en materia de interneses, así que el esnobismo gafapastoide les lleva a soltar perlas como la anterior, y no aprenden. Luego se sorprenden de que exista tanta hostilidad hacia el cine español, cuando desde su seno (el institucional) se lanza constantemente un mensaje autoritario, hostil y faltón, que traducido al idioma de la gente de calle se convierte en la canción “todos queremos más”. Más subvenciones, más cánones digitales, más corralitos en los que no haya más voz que la propia. Por la parte que me toca, tengo treinta y ocho años y llevo delante de una pantalla desde que tenía catorce. Gracias a la informática y a esto de la Red he podido hacer buenos amigos, como este patrocinador y este otro, asomarme al mundo del pensamiento escéptico, al de la tramoya de los salones del cómic, hacer radio, escribir artículos y reseñas y, en definitiva, aprender. Y también crear. La Ministra pretende presentar la batalla como una lucha entre cultura y tecnología, y ese planteamiento es puramente falaz. Se trata de la batalla entre un modelo caduco de producción y un nuevo modelo de distribución de la cultura. Ya que menciona ejemplos del pasado, bien podría recordar que, al principio de la revolución industrial, la gente también era contraria al maquinismo y se encargo de destrozar cuandos cachivaches se les ponían por delante. Su defensa, señora mía, es la de los que hierran caballos frente a los que prefieren utilizar el automóvil. Pero sigamos con las perlas, que hay algunas singularmente reveladoras:

     

    Si perder un poco de intimidad es el precio que hay que pagar a cambio de una vida sin instituciones, sin normas heredadas y sin patronal, nos parece barato. Menos seguridad por más libertad es la fórmula acuñada por Zygmunt Bauman para definir estos tiempos líquidos. Al fin y al cabo, hacía mucho tiempo que no nos sentíamos miembros de una comunidad tan poderosa. Que estas semanas el debate sobre la Red sea apasionado no debe, por todo ello, sorprendernos. Es mucho lo que hay en juego. La revolución social se hará por la Red o no se hará, parecen creer muchos, sobre todo esos jóvenes hastiados de una sociedad en la que no se reconocen y en la que encuentran poco o ningún espacio para la expresión y la participación.

     

    Dejando aparte el insultante eufemismo que supone “perder un poco de intimidad”, no está de más recordarle, señora González-Sinde, que todas las dictaduras empiezan con la pérdida de “un poco” de los derechos fundamentales. Resulta sorprendente que el progrerío patrio, con su pana, sus coderas y su canesú, se sitúe a la hora de defender sus excesivos garbanzos en una línea doctrinal que no es tan distinta de la que, desde aquel 11-S del que pronto se cumplirá una década, ha ido imponiendo restricciones de derechos en pro de otra seguridad. Al final va a resultar que nuestros pancarteros favoritos gustan de ser y de apoyar los planteamientos de la “gente de orden”. No está mal, como intento de estrategia para minusvalorar el poder de la Red, ya que desde su bando se percibe como otro lobby, como otro grupo de presión que, para su sorpresa, es capaz de plantar cara a quienes han ejercido un poder omnímodo y ejercido, como hiciera Fray Jorge de Burgos de El Nombre de la Rosa, de forma despiadada.

     

    Señora Ministra, dudo mucho que lea usted alguna vez estas líneas, pero usted y los de su gremio bien harían en replantearse su postura y ejercer algo llamado autocrítica. Su alocución final sobre la legislación en materia de propiedad intelectual pasa por alto algo que todo buen jurista debe saber cuando ejerce como tal: ninguna norma es neutral, ninguna institución es neutra, sino que su contenido depende del sentido que el legislador  -más o menos presionado por las circunstancias del entorno- quiera imprimirle. Muchas son las meteduras de pata que su departamento ha cometido en la gestión de la ley, empezando por el hecho de esconderla arteramente dentro de otro texto cuya denominación nada presagiaba y cuya promoción nada indicaba. Sin embargo, el mayor y principal lo cometió el Presidente Rodríguez Zapatero cuando decidió convertir en un árbitro de la liza a la líder de unos encarnizados paladines del statu quo actual. Por citarle frases tópicas del pasado, permita que le recuerde que la mujer de César no solamente tiene que ser honrada, sino también parecerlo, y permita que le recuerde también que con esta máxima, el viva la vida que era don Cayo Julio también buscaba su interés particular.

    Enviado por lcapote a las 22:15 | 10 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/68781

    Comentarios

    1
    De: Bo-Chan Fecha: 2011-01-27 16:07

    De acuerdo en todo, Luis. Y además nuestros amados sindicatos se han vendido, espero que al menos que para las próximas elecciones la gente despierte y acuda a votar para librarnos de este asqueroso bipartidismo.

    Añadiendo algo más sobre Sinde, creo que ya ha demostrado sobradamente que es una inepta colocada ahí para favorecer a sus amiguillos y con artículos como el mentado demuestra su ineptitud de manera sobrada, porque intenta en primera instancia hacer el artículo para intentar sombrear la realidad, pero rapidamente aparece en éste su verdadera cara. Es inútil incluso para disimular.



    2
    De: Carlos Trujillo Cabrera Fecha: 2011-01-27 16:55

    Ya que mencionas el tema de la imprenta Luis, también sería de recibo recordarle a la Sra. Ministra de Incultura que si bien es cierto que el término "pirata" fue acuñado por Mark Twain, lo hizo para referirse a los editores (http://bit.ly/hFV2ol) y no a los usuarios, ya que él mismo era también aficionado a la otra "piratería", a la que parece hacer referencia la muy imbécil (http://bit.ly/dKXSua).

    Y por cierto, que no olvide tampoco que desde la modificación operada por la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio, nuestro Código Penal recoge el delito de piratería al indicar en su artículo 616 ter que "(e)l que con violencia, intimidación o engaño, se apodere, dañe o destruya una aeronave, buque u otro tipo de embarcación o plataforma en el mar, o bien atente contra las personas, cargamento o bienes que se hallaren a bordo de las mismas, será castigado como reo del delito de piratería con la pena de prisión de diez a quince años". Así que desde finales del pasado diciembre (fecha en que dicha modificación entró en vigor), hacer referencia a quien pudiera (ya sabemos los dos que no lo hace, pero los hay que aún no se enteran) cometer un delito contra la propiedad intelectual en términos como el de "pirata", bien pudiera estar incurriendo en un delito de calumnias ex art. 205 CP.

    Por cierto, que si alguien tenía dudas de su capacidad creativa ("Mentiras y gordas" bien vale un buen hara-kiri), nada más reconfortante que leer esto: "(l)os ciudadanos del siglo XXI tenemos la percepción no solo de que Internet es nuestro, sino de que nuestras opiniones cuentan más allí que en el espacio físico donde desarrollamos nuestras insatisfechas vidas". El cine español está salvado; tenemos guionista para rato.



    3
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2011-01-29 19:33

    No sé hasta qué punto es justo establecer una relación entre la calidad "artística" de "Mentiras y gordas" y la capacidad ministerial de su autora. En lo segundo es claramente deficiente, pero lo que sí sería criticable es el presunto asunto de subvencionar su propio trabajo.



    4
    De: Carlos Trujillo Cabrera Fecha: 2011-01-29 23:39

    Más que una relación era una equivalencia. "Mentiras y Gordas" es a los guiones de cine lo que su autora al cargo que ostenta. La deficiencia personíficada.



    5
    De: Juanan Fecha: 2011-02-03 11:48

    Qué manía con lo s Mentiras y Gordas:

    Recordemos dos cosas: Sinde ha escrito otros guiones y más importante, ¿a alguien les suenan los nombres de Alfonso Albacete y David Menkes?
    aparte de las razones dadas por Maese Capote en su comentario 3



    6
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2011-02-03 12:29

    Sí, es cierto. También hizo guiones en "La casa de los líos". Y ciertamente, leyendo el artículo, me pregunto si sus trabajos de más calado los hizo ella o algún amanuense que tenía a sus órdenes.



    7
    De: Carlos Trujillo Cabrera Fecha: 2011-02-03 16:43

    Dos cosas para que no se me malinterprete:

    1) Insisito en que no establezco relaciones entre su calidad guionística (perdón por el palabro) y su calidad ministerial. Entre otras cosas, porque considero que en ambos casos es nula. Y comparar ceros es perder el tiempo. Los dos son redondos, y no valen nada.

    2) Sí que ha hecho otros guiones, ninguno de los cuales me gusta lo más mínimo. De ahí mi crítica. Y si la referencia a Alfonso Albacete y David Menkes trae causa de "Entre vivir y soñar", conviene recordar que ambos son también los directores de "Mentiras y gordas", de ahí que insista tanto con ella.



    8
    De: Juanan Fecha: 2011-02-08 11:25

    Maese Luís: precisamente con los ejemplos que me pone, diríase al contrario: que sus peores trabajos son los de encargo, porque tanto "Mentiras y gordas" como "La casa de los líos" son trabajos hechos con más guionistas y claramente alimenticios.

    Carlos: creo que leyendo tu punto 1 sí que estableces relaciones entre su calidad profesional y su gestión ministerial. Es tu opinión personal, como bien dices no te ha gustado ninguna de las películas basadas en su guiones. A mí algunas sí, otras no.

    ¿ Cómo que conviene recordar que Albacete y Mekes son los directores de "Mentiras y Grodas"? si he sido yo el que te lo he mencionado. no he hablado en ningún momento de "Entre vivir y soñar"



    9
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2011-02-08 11:45

    Siguen siendo sus trabajos, sigue habiéndolos firmado y, en el caso de "Mentiras y gordas", tan alimenticio como para forzar la concesión de una subvención. Que no se esmere cuando cobra por ello dice muy poco de su profesionalidad, pero que baje el listón de lo que dice / escribe cuando actúa a sueldo de otros explica más que bien lo que ha hecho como ministra.



    10
    De: Carlos Trujillo Cabrera Fecha: 2011-02-08 14:04

    Juanan: cuando dijiste que sí había escrito guiones más importantes y citabas a esos dos, entendí que ponías de ejemplo los guiones hechos por ella para películas de esos directores, como es el caso de "Entre vivir y soñar". De ahí que dijera que por muy buena que pudiera parecer "Vivir y soñar" (que no me lo parece, pero como bien dices es una opinión personal), no se podía olvidar que ellos eran también los responsables de "MyG". Y esa sí que no tiene salvación alguna de la quema. Fue, en cualquier caso, un error mío al interpretar tus palabras.

    En cuanto a las relaciones entre su calidad profesional y su gestión ministerial, sigo sin ver en mis palabras una relación. Lo que hay es, directamente, una comparación: no es que sea mala ministra porque sea mala profesional, sino que es tan mala ministra como mala profesional (evidentemente, a mis ojos; probablemente el Sr. Bautista opine todo lo contrario).

    Y suscribo completamente el último comentario de Luis.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.198.143.210 (589cc0f3f7)
    Comentario

    © 2002 lcapote