Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Opinando
  • Miguel ÁNGEL GARCÍA HERRERA en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > ¿Qué está pasando en Libia?
    ¿Qué está pasando en Libia? 2011-03-20

    Oculta tras la catástrofe de Fukushima se ha colado en los medios de comunicación el ataque del ejército francés a Libia, así como la plena disposición del Gobierno español a secundar el meternos en otra guerra sin saber porqué ni porqué no. Los acontecimientos producidos en el norte de África durante los últimos meses aún deben ser objeto de estudio, pero lo cierto es que, de buenas a primeras, países que habían sido ejemplo de estabilidad (Túnez, la Suiza del Magreb) o aliados de confianza de occidente (Egipto, presidido por Hosni Mubarak) se convirtieron en regímenes execrables y dictaduras inaceptables (todo ello en escasas tres semanas). Después vinieron Yemen, Marruecos, Argelia, Bahrein… y Libia, donde se ha montado el cirio padre.

     

                Servidor, que ya está más cerca de la cuarentena que de la treintena, ha visto cómo Muammar al Gaddafi ha pasado de ser el cornudo diablo (como atestiguan películas como Águila de Acero y videojuegos como Operation Thunderbolt) al amigo de los niños (de lo que da cuenta la visita que hizo hace relativamente poco tiempo a España y donde fue recibido o, mejor dicho, recibió a representantes del Gobierno y de la oposición). Ahora ha mutado a la condición de dictador opresor de su pueblo (en los ochenta era uno de los financiadores bajo cuerda del terrorismo internacional) no deja de tener su gracia, pues lleva gobernando desde el derrocamiento de la monarquía libia en 1969. Así pues ¿por qué precisamente ahora se plantea una salida militar? A lo más que se había llegado había sido, hace ya veinticinco años, a un bombardeo de misiles por parte de Estados Unidos que constituía una advertencia contundente del Presidente Ronald Reagan a un levantisco Gaddafi (y en el cual, por cierto, éste perdió a su hija pequeña).

     

                A la vista de lo visto, no dejo de pensar y recordar cómo empezó otra guerra, la de Irak, hace ya ocho años. De buenas a primeras, lanzarse a saco sobre un país en base a una justificación que era bastante añeja (como Gaddafi, Saddam Hussein era un dictador) al deseo de poner fin a unos hechos que se consideraban inconcebibles (la opresión a un pueblo) se convirtió en la única salida posible. Lo que sucede es que entonces el armazón mediático-jurídico sobre el que se construyó la argumentación favorable a la invasión era tan patético que no consiguió convencer a nadie (empezando por los responsables de la alianza militar). En Libia se ha producido una insurrección sospechosamente oportuna, que ha logrado controlar un puerto de la importancia de Bengasi y un enclave con tanta significación bélica como Tobruk (símbolo de la resistencia del ejército australiano frente a las tropas del Mariscal Erwin Rommel). El Presidente de Francia, Nicolás Sarkozy ha sido uno de los principales impulsores de la escalada bélica, tocando las narices de paso al Presidente del Gobierno italiano, el ínclito Silvio Berlusconi, que como jefe de la antigua metrópoli del país norteafricano, tenía no pocos conciliábulos con sus dirigentes (de hecho, uno de los hijos de Gaddafi es bastante conocido en el panorama futbolero italiano). Si a eso le añadimos que en Libia hay petróleo (como en Irak) ya pueden tener ustedes una idea de que las intenciones de la nueva alianza no son tan o únicamente altruistas. Sin embargo, esta vez la coartada está mucho mejor construida. Todas las personas deberían poder vivir con la libertad y la responsabilidad de escoger su propio camino, pero las que residen en Libia han vivido bajo regímenes autocráticos desde siempre, y hasta ahora nadie se había preocupado por ellos. Y además, por mucho que se hable (desde hace tantos años) de “armamento inteligente” mucho me temo que los misiles Tomahawk no distinguen entre los bandos en conflicto.

     

                ¿Y en España? Pues el Presidente Rodríguez Zapatero ya ha manifestado su disposición para, igual que hace ocho años, dar su apoyo a este sinsentido llamado guerra. Las mismas personas que en 2003 salieron a la calle para gritar, con toda lógica, “no a la guerra”, guardan silencio y la izquierda se ha tragado la justificación con cebo, anzuelo, sedal y caña. Nos volvemos, mejor dicho, nos vuelven a meter en un fregado del que no sabemos nada y del que no sacaremos nada más que la enemistad de quienes ahora sufren una agresión exterior frente a otra interior. ¿Dónde están ahora los que iban al frente de la pancarta? ¿Hay que considerar que ésta es una guerra “justa”? ¿y por qué? Y ya puestos ¿no es igualmente opresora la situación vivida en el Sahara Occidental ocupado por Marruecos? Si hay que acudir a las armas ¿por qué pararse en Libia? La lista de regímenes opresores es singularmente larga y el concepto lo suficientemente abierto para que quepa de todo.

     

                Una cosa que me ha llamado la atención (y me ha convencido de la facilidad con la que se puede manipular a la peña, algo sobre lo que constantemente me advierte la responsable del Politburó de mi vida) es la ausencia de voces “populares” (sinónimo de conocidas) que se hayan levantado en contra del bombardeo. Hace algún tiempo, la antigua presidenta de la Academia del Cine, la actriz Marisa Paredes, indicaba que al cine español le había pasado factura el posicionarse contra la guerra de Irak. Considerando –aún hoy- incierta la afirmación, me parece que lo que sí pasa factura es el actuar –u omitir actuación- cual contradicciones con patas. Mi curiosidad final es si los que mandan por aquí son conscientes del engaño y actúan por alguna agenda oculta (o por alguna tajada prometida) o se han dejado vender la moto. Escuchando a José Blanco y a Trinidad Jiménez, apunto por lo segundo.

     

    Enviado por lcapote a las 15:33 | 1 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/69242

    Comentarios

    1
    De: LoRd Fecha: 2011-03-26 10:00

    Te invito a ver un vídeo del que se pueden sacar algunas conclusiones acerca de la increíble inversión económica que hace España en estos tiempos de "crisis" para algunos:

    http://www.youtube.com/watch?v=zKvf7h8AfXg&feature=player_embedded





    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.224.18.114 (0b6c5e948b)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    © 2002 lcapote