Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Agosto 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Opinando
  • Miguel ÁNGEL GARCÍA HERRERA en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Capitán América: Operación Renacimiento
    Capitán América: Operación Renacimiento 2011-04-25

    Título: Capitán América, de Mark Waid y Ron Garney

    Formato: Serie limitada de dos tomos en tapa blanda de la serie Marvel Gold

    Autores: (G) Mark Waid (L) Ron Garney, Pino Rinaldi (T) Mike Sellers, Denis Rodier, Mike Manley(C) John Kalisz (P) Ron Garney

    Editorial: Marvel Comics / Panini Cómics

    Precio: 9,25 €

    Comentario:

     

    El formato paniniesco conocido como “Marvel Gold” ha sido el vehículo por el cual se han recuperado en España etapas, aventuras y sagas más o menos viejunas que tenían la condición de clásicos. En el caso que nos ocupa, la versión económica del sello recoge aquí una de las etapas más celebradas de la colección del Capitán América, que no es otra que la primera en la que Mark Waid y Ron Garney dirigieron los destinos del vengador abanderado.

     

    A mediados de los noventa, Marvel arrastraba las consecuencias del estallido de la burbuja especulativa que había hinchado las cifras de ventas hasta niveles inusitados. Las que habían sido sus franquicias punteras –Spider-Man y los mutantes- afrontaban sucesivos macroeventos extendidos a lo largo de múltiples cabeceras con las que se intentaba saturar el mercado. A la hora de exponer la calidad media de aquellos tebeos (y los de buena parte de las editoriales estadounidenses) es más normal escuchar y leer denuestos que parabienes. Sin embargo, es de justicia reconocer que en aquellos años se firmaron bastantes trabajos que, a la larga, han superado esa prueba que marca el tiempo y que les ha permitido alcanzar la condición de clásicos. En esta línea se podrían incluir el Excalibur de Alan Davis, el Factor-X y El Increíble Hulk de Peter David, el Blackwulf de Glenn Herdling y Ángel Medina o el tebeo del que toca hablar aquí, en el que Mark Waid y Ron Garney demostraron que el Capitán América era un personaje que aún podía sorprender.

     

    En la serie del Capi acababa de concluir la larguísima etapa comandada por Mark Gruenwald, que se había extendido a lo largo de una década y que, después de una historia como tan memorable como la saga de los capitanes, había entrado en un proceso de lenta decadencia en la que tuvo mucho que ver la elección de dibujantes de perfil alarmantemente bajo. Gruenwald, que durante todos aquellos años se había preocupado de construir en la colección un trasfondo y un elenco de secundarios que no tenía mucho que envidiar al de Spider-Man, se despidió de la colección dejando a Steve Rogers al borde de la muerte, cosa que su sucesor aprovecharía en su primer número para explicar qué significaba el Capitán América. A continuación, recuperó al personaje por medio de un giro argumental cuyas bases estaban plantadas en la etapa anterior e inicio una trepidante aventura en la que recuperaba a uno de los personajes emblemáticos de la historia del abanderado: Sharon Carter, la Agente 13. En opinión de Waid este personaje, que había sido compañera, aliada y amante del Capi, había sufrido una de las muertes más absurdas de la historia del tebeo (lo que en el campo de los empijamados no es poco decir). La explicación de su milagrosa supervivencia venía en un paquete junto con una actitud mucho más cínica y hostil hacia su antigua pareja de lo que el pobre Steve Rogers quería aguantar. El primer arco argumental, donde el Capi tuvo que hacer equipo a su pesar con Cráneo Rojo, sorprendió positiva y notablemente a una afición que pensaba que el abanderado estaba, creativamente hablando, más muerto que carracuca. Una aventura trepidante, llena de acción donde Waid demostraba nuevamente su habilidad para recuperar franquicias teóricamente agostadas como la de Flash y donde tuvo mucho que ver la presencia a los lápices de Ron Garney, un dibujante que venía de impresionar a la peña con su trabajo en Nightstalkers y que ofreció a un Capitán América dinámico, bizarro y carismático.

     

    El segundo arco argumental, El hombre sin patria, resultó ser, afortunadamente, más de lo mismo y presentó a un Steve Rogers despojado de su uniforme, su escudo y su nacionalidad estadounidense. Lo primero ya le había sucedido en otras ocasiones; lo segundo era un torpedo en toda la línea de flotación. Otros cinco números en los que el Capi debía limpiar su nombre y en los que la afición se frotaba las manos pensando en lo que vendría después… que resultó ser Rob Liefeld. La maniobra conocida como  Heroes Reborn supuso el abrupto final de este ciclo que apenas duró once números (de los que aquí están recopilados diez, ya que hay uno perteneciente a un olvidado y olvidable cruce con las otras colecciones vengativas llamado Primer signo). Mark Waid y Ron Garney volverían a contar las aventuras del Capitán América, pero ésa, como suele decirse siempre, es otra historia.

     

    Lee la reseña en Zona Negativa.

    Enviado por lcapote a las 02:18 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/69522

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.80.41.172 (5bd8e3e6b2)
    Comentario

    © 2002 lcapote