Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Abril 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             

Opinando
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en El Escéptico Digital nº 266

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Los Nuevos Titanes de Marv Wolfman y George Pérez
    Los Nuevos Titanes de Marv Wolfman y George Pérez 2011-04-28

    Título: Los Nuevos Titanes de Marv Wolfman y George Pérez

    Formato: Tomo recopilatorio en tapa dura

    Autores: (G) Marv Wolfman (L) George Pérez, Curt Swan, Carmine Infantino (T) Romeo Thangal, Dick Giordano (C) Varios (P) George Pérez

    Editorial: DC Comics / Planeta DeAgostini Cómics

    Precio: 35 €

    Comentario:

     

    2010 ha sido, sin duda alguna, un año particularmente bueno para los seguidores de George Pérez en España. A través de un formato u otro, tanto Panini como Planeta DeAgostini han brindado a la afición al artista estadounidense la oportunidad de recuperar o de conocer su trabajo en series como Los Vengadores o La Liga de la Justicia de América. Reeditados hasta la saciedad o inéditos, los trabajos antiguos de este caballero pueden ser redescubiertos y comparados con otros más recientes como La Legión de Tres Mundos. En el caso que nos ocupa, se da la circunstancia de que Planeta ya había editado hace unos años su etapa junto a Marv Wolfman al frente de los Nuevos Titanes, pero en un formato análogo (aunque a color) al de las bibliotecas marvelianas, lo que no fue del agrado de quienes opinaban que una obra de tal importancia en la historia deceera bien merecía una publicación de más calidad. Con este primer tomo viene a cumplirse su deseo, pues se trata de una edición de las que gustan a los coleccionistas pero hace temblar la faltriquera.

     

    Hablar de los Titanes de Wolfman y Pérez es hablar de una de las colecciones más importantes del comic-book de los años ochenta, amén de la serie que catapultaría a sus autores como aquéllos que habrían de hacerse cargo de Crisis en Tierras infinitas. Ambos habían trabajado juntos en Los Cuatro Fantásticos y, por separado habían dado sobradas muestras de su habilidad. Sin embargo, su labor en el relanzamiento de los titanes es considerada por muchas personas su trabajo más importante en una colección regular. Entre los dos, consiguieron que una idea que había empezado como la versión adolescente de la Liga de la Justicia pasara a convertirse en una franquicia independiente que aún hoy sigue dando guerra, aunque sin alcanzar el nivel obtenido en esta saga.

     

    En este primer tomo asistimos a la refundación del equipo. Como punto de partida tenemos una rápida presentación donde vemos al grupo en acción, mediante el recurso narrativo de que Robin (que en aquellos tiempos aún iba con la pata al aire y aún era Dick Grayson)  eche una mirada involuntaria a su futuro inmediato. Junto a él están Kid Flash y Wonder Girl,  que con él comparten su condición de héroes adolescentes compañeros de pesos pesados de la casa. Sin embargo, no se recuperan ni Aqualad ni Speedy, los adjuntos de Aquaman y Flecha Verde respectivamente. En su lugar aparecen Changelling (el Chico Bestia de la Patrulla Condenada) y tres personajes nuevecitos: la exhuberante Starfire, el amargado Ciborg y la misteriosa Raven. Es esta última la que fuerza la reunión de esta alineación para hacer frente a una amenaza que, como se verá más adelante, también es parte de ella. Su condición de jóvenes que intentan compaginar los pijamas de colorines con una vida relativamente normal y las contradicciones y contratiempos derivados de tal dicotomía recuerdan vagamente de los de la Patrulla-X de Claremont y Byrne y de hecho, cuentan las crónicas que estos titanes se concibieron como respuesta a la misma. Sin embargo, rápidamente se marcan las distancias. Los integrantes del grupo no son temidos ni odiados por la humanidad a la que han jurado proteger, y sus conflictos van en otra línea bien distinta. Robin está empezando a marcar las distancias respecto a su mentor y será aquí donde demuestre sus cualidades como héroe independiente, lo que le llevará a abandonar los colores de chico maravilla y a adoptar la identidad por la que ha sido conocido hasta fechas muy recientes, la de Nightwing. Ciborg puede ser un tipo tan atormentado como Cíclope, pero tiene más facilidad para integrarse en ese mundo que lo ve un tanto raro. Raven y Starfire son extrañas en un mundo que tiene mucho que ofrecerles, y cada una se enfrentará al desafío de explorar su hogar de distintas maneras; una, preocupada por el equilibrio entre el bien y el mal que anida en su interior; otra, de forma despreocupada, alegre y casi salvaje. Por su parte, Garfield Logan, Changelling, aporta la parte chistosa que supone ser el payaso del grupo, siendo en ocasiones tan cargante para sus compañeros como para los propios lectores. Más aún, quienes hayan conocido a Wally West por su protagonismo como Flash, se sorprenderán un poco al ver como en sus orígenes se trataba de un personaje mucho más inseguro y dubitativo en torno a lo que habría de ser su porvenir. Mención especial merece la presencia de Donna Troy, Wonder Girl, a la que los autores separarán del manto de Wonder Woman y que será el vehículo para enlazar las andanzas de su equpo con la mitología grecorromana, en un avance de lo que luego George Pérez hará con su hermana mayor.

     

    Todo lo anterior acontece en el marco de aventuras trepidantes, donde aparecen elementos que con el tiempo se harán imprescindibles en el universo DC: el demonio Trigon y su obsesión por conquistar la dimensión terrestre; Slade Wilson, el mercenario conocido como Terminator, mucho antes de que el Chuachi paseara su jeto de piedra por la gran pantalla de la mano de James Cameron; los titanes mitológicos… y eso es solo el principio. Desde el punto de vista del momento presente, quizá los guiones de Marv Wolfman puedan resultar un tanto ampulosos, pero en líneas generales, las historias han superado relativamente bien la prueba del tiempo. En la parte gráfica asistiremos al camino recorrido por George Pérez hasta convertirse en el dibujante de multitudes de Crisis. Aquí aún se deja sentir un poco la huella de su mentor Rich Buckler, sobre todo a través del sencillo entintado que ejecuta Romeo Thangal; está un poco lejos del trazo, a ratos abigarrado, a ratos relamido, siempre detallista al que tiene acostumbrada a la audiencia. Lo que está presente desde el principio son esos diseños entrañablemente horteras con los que don George “viste” a sus personajes, tanto en su identidad civil como en la superheroica.

     

    Para finalizar, solamente queda recalcar que tenemos entre las manos una nueva oportunidad para poder visitar, por primera o por enésima vez, una colección y una etapa de gran importancia en la historia de una editorial que ya ha superado los tres cuartos de siglo de vida.

     

    Lee la reseña en Zona Negativa. 

    Enviado por lcapote a las 00:28 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/69545

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 107.22.34.37 (2f3d22f9db)
    Comentario

    © 2002 lcapote