Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Mayo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Opinando
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en El Escéptico Digital nº 266

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Astonishing Spider-Man y Lobezno
    Astonishing Spider-Man y Lobezno 2012-01-01

    Título: Astonishing Spider-Man & Lobezno

    Formato: Tomo recopilatorio en tapa dura de la línea “Marvel Graphic Novels”

    Autores: (G) Jason Aaron (L) Adam Kubert (T) Mark Morales (C) Justin Ponsor (P) Adam Kubert

    Editorial: Marvel Comics / Panini Comics

    Precio: 16,95 €

    Comentario:

     

     Juntar a dos personajes populares es una de las técnicas de promoción y venta más antiguas del ámbito de los tebeos, amén de una de las más copiadas en otros campos del entretenimiento. Los ejemplos son múltiples –por no decir innumerables- y han servido para sumar aficiones de uno y otro lado (o restarlas), servir de presentación a un tercero que venía apadrinado por pesos pesados o, quizá demasiadas veces, para vender una moto que acababa concretada en una historia olvidable y la sensación de haber tirado el dinero. Por fortuna, el tiempo acaba separando el polvo de la paja y dejando en el recuerdo los ejemplos más memorables. Así, en DC The Brave and the Bold sirvió para que unos cuantos personajes de la casa se apoyaran en el siempre seguro –comercialmente hablando- Batman, en tanto que la competencia marveliana tuvo dos entretenidas cabeceras, una con el trepamuros (Marvel Team Up) y otra con la Cosa (Marvel two in one). La premisa era que el personaje fijo de la colección uniera sus fuerzas con uno o más personajes para afrontar la aventura de turno, pero si bien el bacalao se cocinaba en las cabeceras principales de los respectivos protagonistas, hubo hueco para aventuras memorables y para resolver historias que habían quedado colgadas por cambios en los equipos creativos o por cancelaciones. Nombres como los de Bill Mantlo o Sal Buscema forjaron con esos encargos buena parte de su prestigio como autores que, sin ser especialmente brillantes, bien merecían –y merecen- la vitola de notables. Las colecciones servían para ver cuál era el nivel de popularidad del que gozaban determinados personajes. Así, Spider-Man “apoyó” con su presencia a la nueva y diferente Patrulla-X de Claremont y Cockrum, en tanto que una vez convertida ésta en la protagonista del título estrella de la casa de las ideas, devolvió el favor al lanzarredes al acompañarlo en el último “equipo” de una colección que había alcanzado su número ciento cincuenta. El experimento se ha repetido en varias ocasiones sin que alcanzara siquiera de lejos el nivel de continuidad y divertimento del título clásico, pero no cabe duda de que el trepamuros sigue siendo uno de los pesos pesados en Marvel, al igual que el cada vez más ubicuo Lobezno. Si además tenemos en cuenta que en el último lustro uno y otro han hecho piña en los Vengadores, existen nuevos elementos para juntar al solitario (ejem) por antonomasia y al más independiente de los soldados de Xavier.

     

    No es la primera (ni la segunda) que Spidey y Lobi se juntan en una aventura. Hay que remontarse a los cada vez más lejanos años ochenta para encontrar el primer título que les reuniría: Spider-Man vs. Wolverine. De la mano de James P. Owsley (posteriormente conocido como Christopher Priest) y de Mark Bright, encontrábamos una historia ambientada en el Berlín los tiempos anteriores a la caída del muro (Gorbachov llevaba un par de años en el Kremlin, pero Erich Honecker seguía al frente de la hoy difunta R. D. A.) El guionista estaba implicado en los trabajos de las series regulares de Spider-Man, por lo que aprovechó para meter en danza algo del misterio del Duende (todavía coleaba el asunto de su identidad), complicar la relación con Mary Jane (poco después ella y Peter se casarían… ¿o ya no se casaron?) y dejar patente la diferente forma de ver la vida y el rollo pijamero que tenían uno y otro personajes. La historia se ha resentido con el paso de los tiempos, pero sigue siendo más interesante que La materia de las leyendas, miniserie que por aquí publicó Panini durante su primer año o así y que, ejecutada por dos autores mundialmente conocidos en su casa a la hora de comer (tebeísticamente hablando y en aquellos momentos) era el clásico ejercicio en el que un autor popular en otros campos “jugaba” con dos personajes conocidos y pasaba un poco de largo del pasado que les unía, para mosqueo del respetable más apegado a la continuidad. Ahora, y aprovechando la tesitura del sello / línea / adjetivo “Astonishing”, Spider-Man y Lobezno, ahora miembros de dos equipos de Vengadores, vuelven a protagonizar una aventura juntos, en una miniserie que en Usalandia se publicó en seis números y aquí tenemos en un tomo en tapa dura.

     

    Los responsables del invento en cuestión son el guionista Jason Aaron y el ilustrador Adam Kubert. El primero ha rondado repetidamente las colecciones relacionadas con el mutante canadiense y es actualmente el guionista de su serie principal, realizando una labor encomiable para con un personaje que ha sido explotado hasta la saciedad y más allá. El segundo no necesita presentación y es también un viejo conocido de la afición mutativa, pues junto con el guionista Larry Hama fue el responsable de una larga etapa en la primera serie regular protagonizada por Logan. Terminado su período de exclusividad en DC (donde no se prodigó tanto como hubiera sido deseable) retorna a Marvel y demuestra que sigue siendo uno de los mejores artista que ha dibujado a Lobezno. La historia es, sorprendentemente, entretenida, por cuanto uno podría esperar que, con tanta jarana como la que mensualmente arrostran el arácnido y el peludo, la aventura en cuestión no sería más que el habitual sacacuartos sin mayor trascendencia. Los personajes aparecen en pleno período cretácico, justo cuando cierto meteorito se dispone a impactar contra la Tierra; tan inverosímil situación es explicada un poco más adelante, cuando encontramos a los héroes en su hábitat natural y se acaban metiendo en un lío espacio-temporal de padre y muy señor mío.

     

    Uno de los puntos fuertes del tebeo es el uso que hace de la continuidad: una persona que tenga interés por pasar un rato entretenido sin liarse con la compleja y extensa historia de los protagonistas tiene en este tomo un valor seguro; sin embargo, alguien que ya peine ciertas canas en lo que a lectura marveliana se refiere esbozará más de una sonrisa y de dos al encontrarse con personajes, conceptos y cachivaches provenientes de las cuatro esquinas del universo homónimo. Además, profundiza en la relación que une a Peter y Logan, así como en el concepto que cada uno tiene de sí mismo y de la vida que le ha tocado vivir. El dibujo de Kubert es una auténtica delicia y es de agradecer que se haya mantenido presente en todo el proyecto, aunque le haya llevado un año. Se abren además la puerta a nuevas historias, al menos en lo que a Lobezno se refiere, por cuanto el propio Aaron está escribiendo actualmente sus aventuras.

     

    En cuanto al formato, hay que destacar que Panini vuelve a usar el de “novela gráfica” (ya ha perdido uno la cuenta de las modalidades de publicación que se han empleado en estos seis años y medio) que quizá podría resultar un tanto excesivo, sobre todo en lo referente al precio.

     

    Lee la reseña en Zona Negativa.

    Enviado por lcapote a las 19:13 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/71021

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.198.19.184 (b73c6e20cf)
    Comentario

    © 2002 lcapote