Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Mayo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Opinando
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en El Escéptico Digital nº 266

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Saudade (bis)
    Saudade (bis) 2012-06-26

    Hace cuatro años España había ganado su segunda Eurocopa, José Luis Rodríguez Zapatero abordaba su segunda legislatura como Presidente del Gobierno y la palabra crisis empezaba a estar cada vez más en boca de todo el mundo. Un veinte de julio, mejor dicho, el veinte de julio de 2008 escribía por aquí lo siguiente:

     

    Ayer tocó acto de graduación en la Facultad. La promoción que empezó en 2003 se despidió de la Licenciatura y servidor tuvo el honor de ser nombrado padrino del turno de mañana. No es la primera vez que me ha caído esa buena suerte, pero cada generación es especial. Por eso actos como el de ayer (ya anteayer) resultan muy emotivos, sobre todo cuando has compartido los últimos cuatro años con un conjunto de personas que han cerrado una etapa y se disponen a abrir otra. Es una sensación difícil de definir, aunque en portugués hay un palabro que viene al pelo (esas cosas que descubre uno leyendo tebeos): saudade, un sentimiento melancólico recuerdo de una alegría ausente, pero cuya fuente puede retornar en el futuro previsible (gracias sean dadas a la Wikipedia). En unos meses el ciclo volverá a empezar, pero para los que se van siempre habrá una puerta abierta y del deseo de un más que venturoso futuro profesional.

     

    El verano pasó más rápido de lo que hubiera querido, y la mañana temprana del 22 de septiembre escribía esto:

     

    Por aquello de esperar hasta el último momento, me veo a estas horas imprimiendo el programa de la asignatura que me tocará impartir durante el curso que empieza mañana. Vuelvo a Segundo de Derecho y a Derecho Civil I, en la que será mi cuarta promoción. Pensando un poco, resulta inevitable recordar el primer día con la anterior (allá por el convulso mes de septiembre de 2004) o con la anterior (en aquel septiembre de 1999 en el que se respiraban los aires de un nuevo milenio) o con la primera de todas (en el ya muy lejano octubre de 1996). Por el medio, dos promociones de Relaciones Laborales y tres de Empresariales y aunque éste sea mi décimo tercer año de mili de pizarra y tiza, siempre tengo sensaciones especiales cuando toca enfrentarse a una nueva generación de parroquianos. Vamos a ver qué deparan los acontecimientos, pero confío en estar a la altura. Por de pronto, el reloj continúa su inexorable cuenta atrás y dentro de cuatro horas estaré presentándome ante el turno de mañana. Dentro de nueve, ante el turno de tarde. ¿Quién dijo miedo?

     

    Ahora, casi cuatro años después, España avanza hacia las semifinales de la Eurocopa, Mariano Rajoy Brey es Presidente del Gobierno después de tres intentos y la palabra crisis atenaza a la población, al tiempo que justifica algo tan injustificable como la destrucción de los derechos y libertades sociales. Entre esos dos momentos ha pasado otra promoción más, la cuarta y última de las que he tenido y posiblemente tendré bajo la égida del plan de estudios de la Licenciatura en Derecho de 1953. Son momentos como éste aquellos en los que me doy cuenta de esa sensación de que el tiempo se te escurre entre los dedos y soy consciente de la necesidad de aprovecharlo. Carpe diem, pero me sigue fascinando ese “parece que fue ayer”… aunque quizá sea porque tengo dos sobrinas que están en la Universidad y estoy empezando a experimentar esa sensación que tanto espanta a algunos compañeros de ver cómo de dar clase a los hermanos menores de pasa a hacerlo con los hijos y sobrinos de. De todas maneras, las palabras de julio de 2008 son tan válidas ahora como lo eran entonces.

     

    Cada promoción tiene que aguantarme durante cuatro años, de Segundo hasta Quinto. La distribución de la materia es la misma en cada curso, pero nunca hay dos clases iguales. Cada colectivo es único, irrepetible y sorprendente. Éste no ha sido una excepción. Desde hace dieciséis años he tenido la enorme suerte de trabajar con personas que me han ayudado a ser mejor en mi labor, que me han seguido en los locos experimentos del proyecto piloto y los casos prácticos, que me han impulsado a seguir haciendo más probaturas, que me han enseñado muchas cosas y que en definitiva, me han recordado constantemente porqué hago lo hago y porqué disfruto tanto con ello. Quizá por ello la palabra “saudade” vuelva constantemente a mi mente: la melancolía provocada por una alegría ausente, por la inevitable ausencia de quienes parten hacia otra etapa de su vida, pero también la promesa de verles desenvolverse en la misma y convertirse en profesionales del Derecho, o de encontrarse con gratas sorpresas como la que me dio el otro día una antigua alumna de la promoción 2003-2008, al relatarme que había aprobado las oposiciones a judicatura.

     

    La rueda gira otra vez, para situarse en un escenario distinto: una nueva titulación como es el Grado en Derecho (con la que he tenido una grata experiencia este año) y una universidad pública atacada ferozmente en todos los frentes. Mientras llega el día en que comience mi décimo séptimo año como docente, agradezco una vez más la fuerza que me ha inspirado cada día el contacto constante con mis sufridos parroquianos durante los dieciséis años anteriores. Va por ustedes, damas y caballeros, juristas todos.

    Enviado por lcapote a las 04:07 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/72018

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.161.77.58 (b7a99be54c)
    Comentario

    © 2002 lcapote