Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Opinando
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en El Escéptico Digital nº 266

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Los Defensores
    Los Defensores 2012-10-04

    Título: Los Defensores #1 y #2

    Formato: Serie en formato comic-book de 24 páginas

    Autores: (G) Matt Fraction (L) Terry Dodson (T) Rachel Dodson (C) Sonia Oback (P) Terry y Rachel Dodson

    Editorial: Marvel Comics / Panini Comics

    Precio: 1,95 euros

    Comentario:

     

    No parece que Miedo encarnado haya sido un evento que haya dado especial suerte a las colecciones que arrancaron a partir de su conclusión. La miniserie era bastante floja pero algunas de las ideas surgidas de la misma como las aventuras de Valquiria, el nuevo volumen de Alpha Flight o esta enésima reunión de los Defensores pintaban bien y, en los dos últimos casos, merecían mejor suerte.

     

    Al igual que con los canadienses, con el no grupo arquetípico de Marvel pueden contarse unos cuantos intentos de relanzamiento a lo largo de los años. El volumen inicial, cerrado durante Secret Wars II vio como las aventuras de algunos de sus integrantes seguían bajo la colección dual que englobaba las aventuras del Doctor Extraño y de Capa y Puñal. Más tarde, Roy Thomas y André Coates llevaban a cabo una modificación del concepto en Defensores Secretos, haciendo que un debilitado Stephen convocara para cada misión a los héroes necesarios. Mientras, los defensores originales –Hulk, Namor, Estela Plateada y el citado Doctor Extraño- se reunían esporádicamente en aventuras puntuales que, bien en la colección de alguno que la tuviera en esos momentos, bien en la forma de miniseries o bien en la forma de anuales que se continuaban unos a otros, tenía más de nostalgia por parte de los autores y para ciertos lectores que de tanteo para una hipotética colección. Habría que esperar al nuevo siglo para que Kurt Busiek y Erik Larsen, cuyo gusto por lo clásico es sobradamente conocido, abordaran la reunión del cuarteto original y un retorno a las esencias que solo aguantó un año y que fue sustituido por un cambio de tercio que duró apenas seis meses. La Iniciativa aportó otra miniserie en la que el grupo intentaba ser recuperado por uno de sus integrantes emblemáticos, Halcón Nocturno, acabando con una promesa de grupo que tampoco fue a ningún sitio. Ahora le ha tocado el turno a un Matt Fraction que deseaba trabajar con diversos personajes y al que se le propuso la posibilidad de recuperar la cabecera defensora, habida cuenta de que unos cuantos de ellos habían militado en sus no-filas.

     

    La premisa de la colección recuerda un poco a la de la primera reunión del no-grupo (y de la práctica totalidad de los sí-grupos): una amenaza global que lleva a dos de los miembros iniciales, la Masa y el Doctor Extraño, a recabar la ayuda de antiguos aliados. En el caso de Hulk, la liberación de Nul, el espíritu que poseía el martillo que blandió durante Miedo encarnado, ha provocado que el gigante esmeralda se trague el orgullo y acuda al antiguo hechicero supremo (con el que en los últimos tiempos no ha tenido una relación cordial) así como a dos aliados que siempre han sido más bien decentes con él: Namor y Estela Plateada. En el caso del mago, una visión evocada en Punto de arranque de un esquema de evocaciones kirbianas será la que le lleve de nuevo a los Defensores, solo para comprobar que ambas misiones están conectadas entre sí. Junto a ellos tendremos, al menos durante esta primera etapa, a la Hulka roja y a Puño de Hierro.

     

    La colección se presenta, como en el caso de la miniserie protagonizada por Valquiria, como una oportunidad para recuperar personajes, ambientes y apechusques varios, de ésos de los que los lectores memoriones se suelen acordar. Nunca está de más tirar de fondo de armario y menos aún cuando últimamente los personajes y franquicias que preocupan a Marvel suelen ser los que salen en las “pinículas”. Un garbeo por Wundagore por aquí, una apacible charleta con los ani-hombres por allá, uno de esos secundarios que a ratos son buenos y a ratos son malos por acullá… La premisa es entretenida, pero desgraciadamente tampoco ha contado con el favor del público ni con la paciencia de la editorial, que recientemente ha anunciado que la serie se despedirá en su duodécimo número.

     

    En estos primeros números Fraction tiene la ocasión de reunir a personajes con los que ya ha trabajado previamente, como Puño de Hierro (en la memorable colección realizada junto a Ed Brubaker y David Aja) o Estela Plateada (al que hemos visto en la serie regular que recopilaba las dos cabeceras yanquis dedicadas a Thor). Junto a ellos están dos personajes veteranos como son Namor y el Doctor Extraño y una que aún es “tabula rasa” como la Hulka roja, que aquí parece ser la hermana (o mejor dicho, prima) antipática de Jen Walters. El dibujo del matrimonio Dodson (con la intervención de otros artistas, ojo) es otro de los atractivos para echarle un tiento a la serie, aunque como se ha visto, de un tiempo a esta parte ni uno de los guionistas mimados de Marvel ni un equipo de dibujantes de nivel son capaces de actualizar una franquicia cuyo nombre suena cada vez más a nostalgia. Bien es cierto que de un tiempo a esta parte Fraction no está lo que se dice fino: de Miedo encarnado ya se ha hablado, su trabajo en Iron Man hace tiempo que aburre a las piedras y su labor en Thor sería mucho menos interesante si no hubiera tenido la suerte de contar con dibujantes de primera fila. En Defensores arranca bien y quizá solo por eso (y por el hecho de que la serie va a acompañarnos únicamente un año) merecería la pena disfrutar de este nuevo y fallido relanzamiento del entrañable no-grupo. A ver si la próxima vez hay más suerte.

     

    Lee la reseña en Zona Negativa.

    Enviado por lcapote a las 00:47 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/72485

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.205.159.168 (3d710e1fd4)
    Comentario

    © 2002 lcapote