Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Opinando
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en El Escéptico Digital nº 266

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > El gilipolleo de lo políticamente correcto (II)
    El gilipolleo de lo políticamente correcto (II) 2012-12-16

    Una de las cosas que cada vez soporto menos es el gilipolleo de lo políticamente correcto. Por tal concepto entiendo esa tendencia a cogérsela con papel de fumar que esconde una actitud profundamente hipócrita como es la de situarse en el relativismo de que “todo es respetable” o la de plantear que, una vez muerto, too er mundo e güeno, como rezaba el título de una película del gran Manolo Summers.

     

    Siempre ha sido muy español eso de enterrar a los vivos y adorar a los muertos, y con la muerte reciente del protagonista de la entrada anterior esa mala práctica ha vuelto a ponerse de moda… si es que alguna vez dejó de estarlo. Existe una tradición –bastante engorrosa- según la cual no es de buen gusto hablar más de los fallecidos recién difuntos, de ahí que por un deseo de no dejar mal a quien ha abandonado el mundo de los vivos se acaben escuchando unos discursos un tanto erráticos en los que se intentaba aportar algo de “chicha” a quien desarrolló una trayectoria entre el patetismo y el surrealismo más casposo.

     

    Esta práctica nunca ha sido nueva. Cuando murió Jesús Gil –embrollado en una serie de causas penales y civiles que aún están activas- también existió esa práctica de recordar sobre todo su lado “amable”: el del dirigente canchanchán que dio el salto a la política y “limpió” Marbella de indigentes al tiempo que la poblaba de corruptos (en aquellos tiempos se llamaban “inversores”) al tiempo que dirigía una sociedad anónima deportiva como un cortijo (y con idénticos resultados).

     

    Por muy duro que pueda resultar las luces no deben hacer olvidar las sombras y en otros casos, simplemente, es que no hay de dónde sacar. Da un poco –bastante- vergüenza ajena leer o escuchar esas semblanzas displicentes que pretenden presentar con un personaje entrañable (no digamos ya como un político o estadista) a un dictador que no tuvo ocasión de ejercer el cargo. Como en el caso de otros gobernantes autoritarios o líderes autoproclamados siempre existirá un porcentaje de fieles que, elevando a los altares al difunto, se encargarán de jalear sus virtudes y su amor por un pueblo que no supo entenderle ni valorarle como merecía. En Italia la nieta de Mussolini justifica a su difunto abuelo. En España encontramos libros donde las referencias a Franco entran en el campo de la hagiografía. No es raro, pues también en vida tuvieron sus adeptos incondicionales, y lo mismo ha pasado con el difunto más reciente: sus fans más cegatos lo han llegado a comparar con Nelson Mandela (tela marinera) pero que fuera de esos casos de fanatismo religioso se pase por alto su implicación en actos de terrorismo (de los que nunca se arrepintió) su amor por el totalitarismo (reflejado en su proyecto constitucional para Canarias) o su inconsecuencia (al publicar en un medio de comunicación que nunca ha ocultado su querencia por el régimen anterior o por instituciones tan apegadas al Estado como el ejército).

     

    La Historia nunca debe ser olvidada pero tampoco debe ser manipulada, y de eso ya tenemos bastante en estos tiempos que corren.

    Enviado por lcapote a las 19:13 | 12 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/72758

    Comentarios

    1
    De: Bo-chan Fecha: 2012-12-16 22:58

    Gran entrada.



    2
    De: Juanan Fecha: 2012-12-17 11:38

    Es triste, muy triste leer a gente que pro su edad y formación considerabas sensata defender o al menos perdonar los "pecadillos" de este señor, porque fue un defensor de su tierra. Pues mira, si lo que quería era la tierra canaria, ahora se va a jartar de ella.
    En serio, no me cabe en la cabeza que alguien disculpe su pasado terrorista sobre todo porque jamás se arrepintió; aún recuerdo su intervención en TVE en un debate acerca del terrorismo de estado, a cuentas de las entonces recientes sentencias sobre los GAL. Nunca olvidaré como intentó quitarle importancia a los atentados perpetrados por él, diciendo que solo hubo una vícitma mortal y fue culpa del propio policía por ponerse a manipular la bomba sin saber. Quien le manda.



    3
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2012-12-18 02:15

    La gente, a veces, es directamente idiota, pero tampoco se puede esperar más de quienes son tibios con semejante individuo.



    4
    De: Juanan Fecha: 2012-12-18 20:36

    Y como ya le he dicho en alguna ocasión, escuché personalmente en una ocasión defender las raices culturales y raciales portuguesas de los canarios y la última vez qeu miré en el mapa Lisboa no quedaba por Tierra de Moros, precisamente.



    5
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2012-12-18 22:42

    Sería una forma de justificar su origen galaico-portugués como compatible con su defensa de esa "guanchidad" inventada.



    6
    De: Juanan Fecha: 2012-12-19 22:17

    por Dios, que cosas dices; si todos los independentistas son de pura raza aborigen.
    Eso será que guanches y portugueses tienen raices comunes, cuando eran un solo puelblo en el apogeo de la civilización atlante.



    7
    De: Aquilio Fecha: 2012-12-21 12:42

    Solo reprochar que es de mal ver acusar y hablar de alguien que no se puede defender. Algo discrepo con sus palabras ya que para muchos de los que muestran su odio hacia Cubillo entonaban alabanzas a otros personajes que fueron responsables de más muertes, aquellos que hoy critican a Cubillos y en cambio creen que Franco fue héroe de la nación, o que Santiago Carrillo fue un gran santo. El sr. Cubillo cometio muchos pecados que no deben de ser olvidados pero cuando hablamos de su vida profesional, de su despacho de abogados no debemos olvidar tampoco que dedico un buen tiempo a entregarse aquellos que más necesitaban de su auxilio aquellos que necesitaron una alguien que les defendiera. A mi entender, que no al entender del sr. Luis Capote ni todo son buenas obras, ni todos fueron pecados, pero el que este libre de pecado que tire la primera piedra, no la tire usted D. Luis que aquí se ha producido "Indefensión"



    8
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2012-12-21 16:43

    Resulta una actitud bastante hipócrita -y encuadrable en todas las que se mencionan en la entrada- matar al mensajero y pretender imponer la ausencia de críticas a la condición difunta de una persona. Dejando aparte el hecho de que también en esta bitácora se criticó al personaje en vida (y que indirectamente contestó a través de la atalaya que le brindaba la publicación de su proyecto de constitución para Canarias) cae usted, don Aquilio en aquello que critica al justificar los "odios" que parece ver en la entrada a Cubillo por la condición de fans de Franco o de Carrillo de otras personas. Dejando aparte que la condición de factor y víctima del terrorismo, los delirios dictatoriales y las querencias fascio-racistas del personaje son hechos, tal parece que para usted atacar al difunto don Antonio viene dado por la justificación de otros difuntos como héroes nacionales brutos. Eso sí, coincido con usted en el hecho de que no entiendo cómo puede uno odiar a Cubillo y amar a Franco cuando, dejando aparte la bandera, ambos tienen mucha simlitudes en sus trayectorias (empezando por el origen gallego) y solo la gran diferencia de que el segundo tuvo la oportunidad de hacerse con el poder y lo ejerció de forma omnímoda, despiadada y autoritaria en tanto que el primero no llegó a tener la oportunidad. Se sitúa usted, don Aquilio, en la falsa neutralidad de que hubo bueno y hubo malo, esa misma que relativiza quiénes fueron los golpistas y quiénes eran el gobierno democrático cada vez que hay una asonada. No era tan malo el difunto porque puso sus pésimas cualidades profesionales (de las que fueron testigos jueces y letrados de la isla) pese a haber pretendido convertir esta región en una autocracia, pero Hitler era un amante de los animales y el Doctor Doom un coleccionista de arte.



    9
    De: Aquilio Fecha: 2012-12-21 17:14

    Le aseguro que hablando un ideales los míos podrían ser lo mas enfrentados al señor Cubillo, no hablo desde el punto de vista ideológico, ni siquiera histórico, hablo desde el punto de vista humano, quizás muy poca gente lo conociera realmente como era, su proyecto no me interesaba pero lo defiendo como persona. Y este tranquilo por el Doctor Doom... no creo que provoque ningún mal en este mundo... y sobre las pésimas cualidades profesionales quizás es que estudio en la casa donde usted trabaja y ya se sabe que Si el rio suena ,es porque piedras lleva y en este caso el río lleva sonando desde hace mucho y no hay manera de que guarde silencio...



    10
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2012-12-21 17:28

    Un buen truco ése de intentar devolver la pelota por medio del "y tú más" y del "injuria, que algo queda", aunque no deja de ser su estrategia tanto en el comentario anterior como en éste, pero no cuela ;) Por seguir citando ejemplos, Reyhard Heydrich, uno de los mandamases más sanguinarios de las SS, resultó ser un padre y marido amoroso y por ahí anda Gutrun Himmler intentando limpiar la memoria de su difunto padre. Que fuera usted amigo del difunto y quiera defender su memoria puede resultar entrañable pero los argumentos dejan bastante que desear, eso sin contar que su experiencia personal no es única ni la única que podría invocarse en este caso. Se ha metido en el jardín usted solito mezclando la dimensión pública con la privada, al personaje con la persona.

    P. D. Por cierto que intentar argumentar la ineptitud en el oficio de su amigo por medio de la injuria a mi alma mater escrita con faltas de ortografía y de gramática también es igualmente entrañable. Pero entiendo su crítica: una universidad es un sitio de debate y usted pretende que éste no se produzca y que comulguemos con las ruedas de molino de que "no era tan malo porque era su amigo".



    11
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2012-12-21 17:29

    Ah, era "Reynhard" Heydrich. Lapsus



    12
    De: Juanan Fecha: 2012-12-24 12:11

    REspecto a lo de el que esté libre de pecado , tire la primera piedra ... efectivamente, don Aquilio, todos tenemos nuestros pecados , pero en este caso creo que no es comparable las faltas que hayamos podido cometer los presenter con haber cometido actos terroristas y tener muertos sobre la conciencia; hechos de los que nunca he tenido noticia que se haya arrepentido. Y tal y como menciona Capote, visto su proyecto de constitución, menos mal que nunca tuvo ocasión de llegar al poder.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 23.22.58.239 (640725b5bc)
    Comentario

    © 2002 lcapote