Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             

Opinando
  • Miguel ÁNGEL GARCÍA HERRERA en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > El Castigador: el invierno muerto
    El Castigador: el invierno muerto 2012-12-31

    Título: Punisher (el Castigador): el invierno muerto

    Formato: tomo en tapa blanda con solapas de la línea 100% Marvel de 216 páginas

    Autores: (G) Greg Rucka (L) Marco Chechetto, Matthew Clark, Matthew Southworth, Michael Lark, Mirko Colak, Max Fiumara (T) Stefano Gaudiano (C) Matt Hollinsworth (P) Bryan Hitch, Paul Neary

    Editorial: Marvel Comics / Panini Comics

    Precio: 19,95 euros

    Comentario:

     

     Las grandes editoriales estadounidenses se nutren principalmente de la explotación de personajes-franquicia que, ahora más que nunca, copan el mercado merced a su paralela presencia en videojuegos, series de animación o películas. Personajes como Spider-Man, Lobezno, Superman o Batman hacen horas extra para salir en un buen puñado de colecciones. Junto a ellos encontramos a otros elementos cuya popularidad parece regirse por el principio de la montaña rusa: no llegan a ser protagonistas de series “de culto” (eufemismo para referirse en ocasiones a personajes que no logran mantenerse en el mercado pero que tienen en sus haberes una o más etapas memorables en la forma de miniseries, novelas gráficas o series que alcanzaron una numeración relativamente elevada) pero tampoco se puede decir que estén siempre en primera línea. Un buen ejemplo lo tenemos en el personaje de Frank Castle, el Castigador (o Punisher, que según la época se mantiene el original o se pasa a la afortunada traducción al español) pues hubo tiempos en los que tenía hasta tres cabeceras mensuales (más tomos en formato prestigio, novelas gráficas, miniseries y apariciones estelares hasta en la sopa) y otros en los que estaba –literal y figuradamente- en el limbo, aunque este estatus nunca durara demasiado.

     

    El Castigador empezó siendo un enemigo de Spider-Man que en los años ochenta -en plena efervescencia del concepto de “zona gris” y de emergencia de los antihéroes que no tienen problema en tomar vidas- se convirtió en uno de los referentes de una nueva generación de personajes, comenzando con una miniserie ya mítica realizada por Steven Grant y Mike Zeck y que con el tiempo se subtitularía como “círculo de sangre”. A ésta seguiría una sobreexposición que se prolongaría hasta bien entrada la década de los noventa y que terminaría con la crisis derivada de colapso de la burbuja especulativa. Relanzado en el seno de la línea Marvel Edge justo antes del rebumbio generado por la saga de Onslaught y la maniobra comercial conocida como Heroes Reborn, sus nuevas aventuras duraron apenas año y medio sin aportar nada digno de mención. Habría que esperar a los Marvel Knights de Joe Quesada para que Castle volviera a hacer de las suyas de la mano de Christopher Golden y el legendario Berni Wrightson en una incomprensible miniserie con ángeles y demonios, a la que seguiría una colección en doce partes realizada por Garth Ennis y Steve Dillon (que habían ganado fama y prestigio gracias a su Predicador para la línea Vertigo de DC). Humor negro, violencia desmadrada e incorrección política sirvieron para que el Castigador recuperara una presencia más amplia entre las franquicias rentables y ganara además la posibilidad de pasar por la gran pantalla (después de la fallida experiencia de finales de los ochenta protagonizada por el pensador, filósofo e ingeniero químico Dolph Lundgren). Desde entonces don Frank ha paseado su persona, sus pistolas y sus neuras con bastante asiduidad, dándonos momentos tan memorablemente inverosímiles y descacharrantes como su período como “Frankencastle”. Ahora toca un nuevo relanzamiento en tono más realista de la mano de un guionista con muy buena mano para las historias de ese corte, como es Greg Rucka.

     

    Don Greg es un escritor sobradamente conocido por sus trabajos con Batman y Wonder Woman, y para el caso que nos ocupa hay que destacar la magnífica Gotham Central que realizó en la parte literaria junto a Ed Brubaker. En esta nueva versión de las aventuras del Castigador (y las desventuras mortales de sus adversarios) vuelve a ese ambiente policiaco que se le da tan bien y que tan bien le sienta a Frank Castle. Puede que de vez en cuando el caballero de la calavera en el pecho se codee con los empijamados marvelianos pero ése no es su terreno y la cosa nunca ha terminado de funcionar (quitando algunos casos puntuales de encuentro con / contra otros seispesetas como Lobezno o el Motorista Fantasma). Rucka recupera al bueno y viejo Frank de siempre, el que va eliminando a todo tipo de militantes del crimen organizado y vive perpetuamente en guerra con los delincuentes, pero elimina muchos de los trucos narrativos tradicionales, como la referencia a su diario de guerra o la voz interior del protagonista. Como indicara el propio escritor en una entrevista concedida a compañeros de Zona Negativa, a estas alturas todo el mundo sabe qué es lo que pasa por la cabeza de Castle, así que sus apariciones se caracterizan por una silenciosa precisión quirúrgica para eliminar a sus adversarios y seguir avanzando en su objetivo.

     

    En la colección encontramos a un amplio elenco de secundarios que permiten crear una atmósfera evocadora de las historias televisivas o cinematográficas de corte policiaco. Por un lado tenemos a Norah Winters, una periodista proveniente de las páginas de la colección de Spider-Man que quiere demostrar que es una profesional de la comunicación y no solo una cara bonita. Por otro está Oscar “Ozzy” Clemons, un detective veterano que mantiene la esperanza de capturar a Castle y que se ha convertido en la excepción en el seno de un departamento policial que no quiere cruzarse con el Castigador o que jalea bajo cuerda su labor exterminadora porque ayuda a hacer el trabajo a los agentes de la ley. Tal es el pensamiento de su nuevo compañero, el detective Walter Bolt, que se ha incorporado a su nuevo puesto tras un ascenso casual y causalmente relacionado con las actividades del justiciero. Completa el elenco principal Rachel Cole-Alves, una infante de marina malherida en una matanza perpetrada durante la celebración de su boda con la que el protagonista tendrá además el doble vínculo de haber compartido cuerpo de ejército y haber perdido violentamente a toda su familia. En resumidas cuentas, mucha historia policial y afortunadamente poco pijama.

     

    En la parte gráfica hay que reconocer que el baile de dibujantes no parece perjudicar a la calidad total de la historia contenida en el tomo. Tenemos nombres a tener en consideración como los de Marco Checchetto o Michael Lark (que ya se las viera con Rucka en la citada Gotham Central) junto a los de ilustradores más o menos conocidos que en conjunto dan el tono oscuro y realista que la colección necesita.

     

    Para terminar hay que indicar que se trata de un relanzamiento más que acertado del personaje, de la mano de unos autores que parecen haber dado en el clavo con el tratamiento que hay que darle, de acuerdo con las premisas de aquél pero sin caer en la repetición. Una oportunidad para volver al personaje o acercarse a él que desgraciadamente se verá truncada por unos planes editoriales diametralmente opuestos que pasan por enfrentarlo a los superhéroes (algo muy lógico, sí señor) e incorporarlo a una nueva alineación de Thunderbolts (algo muy consecuente con la naturaleza del personaje). Hasta que todo eso llegue repantíguense en sus echaderos favoritos y disfruten del paseo.

     

    Lee la reseña en Zona Negativa. 

    Enviado por lcapote a las 16:50 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/72819

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.226.132.197 (ea30bddb5c)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    © 2002 lcapote