Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Agosto 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Opinando
  • Miguel ÁNGEL GARCÍA HERRERA en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Mazinger-Z ¡Edición impacto!
    Mazinger-Z ¡Edición impacto! 2013-04-20

    Título: Mazinger-Z ¡Edición impacto!

    Formato: Serie de veintiséis capítulos (DVD / Bluray)

    Idiomas: Español (2.0), Japonés (2.0); subtítulos en español

    Formato de pantalla: 16:9

    Compañía: Gô Nagai / Dynamic Planning - Kuroganeya / Selecta Visión

    Precio: 19,95 € (variable según tienda)

    Comentario:

     

    Una de las normas asentadas en el ámbito del entretenimiento es que cada generación tiene sus iconos. Siempre hay un personaje, una serie o una historia que trascienden el tiempo de gloria que les tocó tener –caso de haberlo disfrutado, claro- y mantiene su fama y su fortuna más allá del mismo. No hay más que ver los ríos de tinta –literal y digital- que han corrido cuando se corrió la voz (sea quien sea) de que Dragon Ball podía volver de la mano de Akira Toriyama. Así, si para los niños de finales de los ochenta y principios de los noventa es Goku uno de los referentes generacionales, para quienes merendábamos ante la primera cadena en los años de la transición (insértese sintonía de Cuéntame como pasó) lo es Mazinger-Z. La imagen de una gran piscina vaciándose, sucedida por el alzamiento del robot luchador es una de las que definen la televisión de aquellos años inciertos, conformando junto a series como Heidi, Marco o El perro de Flandes una temprana llegada del anime a nuestro país.

     

    Creado por Gô Nagai a principios de los setenta, Mazinger es el mecha por antonomasia. Hubo otros antes que él y, desde luego, otros muchos después de él, surgidos algunos de los más populares del mismo cacumen que parió al Z, mas si hay que medir el asunto en términos de popularidad, influencia y vigencia temporal, son pocos los que llegan al nivel de nuestro metálico amigo. El manga original, recopilado en apenas cinco tomos, fue el germen de una larga serie televisiva de la que solamente llegamos a ver por aquí una selección de episodios, en una emisión que no estuvo exenta de polémicas. La serie era considerada excesivamente violenta, y en ocasiones, panfletaria. Valga como ejemplo el célebre artículo La doble lectura de Mazinger, que la difunta revista Triunfo publicara en su octocentésimo número, donde se presentaba a Mazinger Z como un émulo de los superhéroes yanquis y al Doctor Infierno como un trasunto físico de Karl Marx.

     

    La historia arranca, tanto del manga, como del anime original, como de este anime del que toca hablar aquí, cuando los hermanos Koji y Shiro Kabuto deben afrontar la repentina muerte de su abuelo, el Profesor Juzo Kabuto, a manos de los esbirros del Doctor Infierno, asumiendo el legado que aquél les deja en la forma de su creación: un robot con el poder de convertir a su piloto en un dios o en un demonio. Después de una épica batalla, Koji unía las fuerzas de Mazinger con las del Instituto de Investigaciones Fotoatómicas, dirigido por el Profesor Gennosuke Yumi, discípulo del viejo Kabuto y custodio de otro de sus inventos, la aleación z, material con el que don Juzo fabricó su robot. A partir de ahí, las tramas se bifurcan, pero mantienen una identidad básica, traducida en los sucesivos intentos que el Doctor Infierno hace para doblegar al instituto y hacerse con la aleación, eliminando de paso a Mazinger Z. Los sucesivos fracasos son una buena excusa para ir viendo bruto mecánico tras bruto mecánico (denominación celtibérica que se daba a los robots diseñados por el barbudo Infierno y dirigidos por sus incompetentes lugartenientes el Barón Ashler / Ashura, el Conde Brocken y el Vizconde Pigman).

     

    La serie actual es una mezcla de actualización y nueva versión del original. Así, vuelven a estar todos los personajes que hicieron célebre al clásico setentero: Koji, Shiro, el Profesor Yumi, su hija Sayaka, los profesores Nossori, Sewasi y Morimori y, por supuesto, el bonachón Boss y sus secuaces, amén de –en el bando villanesco- el hermafrodítico, histriónico e incompetente Barón Ashler y compañía. Sin embargo, la trama original se enriquece con una serie de elementos secundarios que la hacen mucho más compleja, hasta el punto de difuminar en ciertos pasajes la frontera existente entre el bien y el mal, la cual estaba diáfanamente clara en el original. En muchos aspectos, la serie es, más que un remake o una continuación, un homenaje a la obra de Gô Nagai y sus muchachos, ya que algunos de los elementos añadidos, tanto visuales como argumentales, provienen de otras obras como Z Mazinger, Violence Jack o Mao Dante, eso sin contar la presencia retrospectiva de Energer Z, el diseño original del robot luchador. Por otra parte, da la sensación de que en esta historia se han querido responder a esas preguntas que en las versiones precedentes quedaron siempre en el aire, como las vinculadas al origen y naturaleza del Barón Ashler, que en esta versión tiene un protagonismo más que destacado. Quizá, después de todo, la elección del título original Shin Mazinger (El verdadero Mazinger) sea algo más que un truco publicitario.

     

    A nivel técnico hay que decir que la calidad de la animación está a la altura del mito, como ya aconteciera con la incomprensiblemente inédita en España Mazinkaiser. Narrativamente, hay que indicar (como se advierte en la primera entrega de la edición española) que la historia no transcurre linealmente, sino que hay tanto flashbacks como flashforwards, algo que queda patente en el primer y segundo episodios y que resulta un tanto desconcertante. Tres décadas después, Mazinger Z regresa por la puerta grande, hasta el punto de que se habla y con mucho fundamento de una segunda temporada donde aparezca alguno de los sucesores del original. La serie queda, pues, recomendada para quienes crecieron con el clásico y para quienes, gustando de la animación nipona, quieren saber qué tenía de especial aquel robot gigante del que hablan los mayores.

     

    Lee la reseña en Zona Negativa.

     

    O también en LAGENDA del ocio de Tenerife

    Enviado por lcapote a las 18:19 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/73294

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.81.46.194 (ad9d3b3db6)
    Comentario

    © 2002 lcapote