Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Julio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Opinando
  • Miguel ÁNGEL GARCÍA HERRERA en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Saint Seiya Omega
    Saint Seiya Omega 2013-08-15

    Título: Saint Seiya Omega

    Formato: anime de cincuenta y dos episodios

    Autores: (P) Tomoharu Matsuhisa, Go Wakabayashi (D) Morio Hatano (D) Yoshihiko Umakoshi (C) Kunio Tsujita (G) Reiko Yoshida (M) Toshihiko Sahashi (Pr) TV Asahi / Toei Animation

    Editorial: Toei Animation

    Precio: S. D.

    Comentario:

     

    Después de unas cuantas reseñas relativas a los productos relacionados con la franquicia “Saint Seiya” resulta ocioso mencionar la importancia que el manga creado por Masami Kurumada hace casi treinta años ha tenido para varias generaciones de lectores y, sobre todo, de telespectadores. El tebeo fue adaptado a un anime en el que el desaparecido Shingo Araki y el compositor Seiji Yokoyama fueron los principales artífices de un éxito que después de dos décadas sigue siendo pujante. Quizá por ello no es extraño que sobre la base de la serie original hayan surgido diversos derivados en la forma de precuelas y secuelas tanto en el papel como en la animación. En honor a la verdad hay que advertir que ha habido más de lo primero que de lo segundo, por cuanto Episodio G y Lost canvas están ambientadas en el pasado y Next Dimension, aunque tenga a los héroes originales repartiendo estopa después de la batalla definitiva contra Hades, está ambientada en la anterior guerra sagrada. Así pues, el anuncio de una serie que continuara efectivamente la historia después del fiasco de la película de la saga del cielo captó de inmediato la atención de la afición.

     

    Saint Seiya Omega está ambientada unos trece años después de los acontecimientos de la serie original. Todo comienza cuando Saori y Seiya (que ahora viste la armadura de Sagitario a tiempo completo, o al menos eso parece) protegen a un bebé de la amenaza de Marte, dios grecorromano de la guerra. En el transcurso del enfrentamiento el antiguo caballero de Pegaso desaparece y la reencarnación de Atenea sale malparada. Un salto en el tiempo y vemos que el bebé se ha convertido en un joven, de nombre Kōga, al que una vieja conocida, Shaina de Ofiuco, entrena para convertirse en caballero. El chico es sospechosamente parecido a Seiya y, más sospechosamente, tiene un color de pelo muy similar al de Saori. Esta última ha sido la protectora del chico, pero su salud está resentida y vive bajo los cuidados de Shaina y del leal –y ahora bigotudo- Tokumaru Tatsumi. La tranquilidad o, mejor dicho la tensa calma, no durará mucho: Marte regresa y secuestra a Saori, pese a los esfuerzos de Kōga y de Ofiuco. Decidido a rescatar a su tutora, el chico recibirá la armadura de Pegaso y partirá a la búsqueda del dios guerrero y de su destino.

     

    Saint Seiya Omega llegó hace unos meses cuando aún resonaban los lamentos por la posposición sine die de la adaptación al anime de Lost canvas. El hecho de que Toei volviera a animar un producto de la franquicia en este momento sirvió para comprobar que ésta gozaba de buena salud pero también ha generado discusiones donde una parte de la afición hubiera preferido la continuidad de la historia contada por Shiori Teshirogi, otra considera que los cambios introducidos para esta continuación echan por tierra el encanto del original y otra disfruta de esta nueva versión del clásico.

     

    Los principales motivos de fricción entre unos y otros radican en aspectos tales como los diseños de los distintos personajes y el escenario donde se ambientan los primeros episodios. En el primer caso encontramos que los protagonistas principales, como en la serie original, van a ser un puñado de caballeros donde la voz cantante la va a llevar ¡cómo no! el portador de la armadura de Pegaso. Kōga es, en casi todos sus rasgos un hermano gemelo de Seiya, sobre todo en aquél principal de ser demasiado cabezota como para rendirse. Junto a él está el nuevo caballero del Dragón, Ryuhou, hijo de Shiryû y Sunrei, que combina las cualidades de su señor padre y cierto halo de bondad que, junto a su diseño, evocan a Shun de Andrómeda (pero sin ser tan moñas). Para que todo no sea tan parecido a lo anterior se añaden al grupo a dos elementos cuyas constelaciones no salieron muy bien paradas en su momento: Soma del León Menor y Haruto del Lobo. Para completar el equipo principal se añade la primera chica, Yuna del Águila y un guerrero cuya condición y procedencia le harán ocupar el papel que en su momento correspondió a Ikki del Fénix, el de poderoso y solitario, Eden de Orión. Sus armaduras se presentan como una versión estilizada de aquéllas que aparecieron en la serie original, aunque están mucho más cerca de los uniformes de los superhéroes estadounidenses que de aquéllas. Desaparecen las cajas mochileras y en su lugar aparecen unos prácticos talismanes y, como novedad principal, los poderes de los caballeros se vinculan a los elementos alquímicos tradicionales más alguna adición. Todo esto se explica en Palestra, una institución académica fundada por Saori Kido para entrenar a los futuribles caballeros en unas condiciones más humanas que las de los campos de antaño. Es por ello que los primeros episodios tienen un aire colegial no ha gustado a todo el mundo. El torneo galáctico, opinan los detractores, ha dejado paso a una escuelita.

     

    La serie es sorprendentemente respetuosa con el producto original, comenzando por la sintonía de entrada (una nueva versión de la legendaria Pegasus fantasy) y pasando por la recuperación de muchos de los secundarios de aquél. Asimismo han pasado a saludar los protagonistas originales, con la excepción de un Seiya cuyo destino sigue siendo una incógnita (pero que ha recuperado a su doblador por excelencia, Toru Furuya). El hecho de que sea Marte el adversario elegido no deja de evocar la idea original de Kurumada de que Saga de Géminis hubiera sido poseído por Ares, la versión helena de aquél. Sin embargo, quizá por el deseo de marcar alguna distancia se haya forzado un cambio en los diseños que no ayuda para nada a la serie. Una vieja máxima dice que si algo no está roto no se debe intentar arreglar, y las armaduras presentadas más las modificaciones operadas en los originales nos recuerdan que el trabajo del Araki y su equipo aún está por superar.

     

    Lee la reseña en Zona Negativa.  

    Enviado por lcapote a las 20:43 | 2 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/73669

    Comentarios

    1
    De: Bo-chan Fecha: 2013-08-18 23:44

    El tipo de dibujo no me gusta, en general la animación cada vez es peor dibujada tanto la oriental como la occidental, se tiende a dibujos más informales que a mi particularmente no me atraen.

    Un ejemplo occidental podría ser

    Spiderman y Spiderman la nueva serie animada.




    2
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2013-08-19 02:34

    Son franquicias orientadas para nuevas generaciones, no para nosotros. A mí me hubiera gustado que The lost canvas hubiera funcionado hasta adaptar la totalidad del manga, pero no ha sido posible. Saint Seiya Omega va por los setenta episodios, y aunque un aficionado a la serie clásica podría disfrutar con los mil y un homenajes contenidos en la misma, me temo que no está pensado para ese perfil de audiencia.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 23.20.50.146 (d8078f4b56)
    Comentario

    © 2002 lcapote