Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        

Opinando
  • Miguel ÁNGEL GARCÍA HERRERA en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Pantera Negra. El hombre sin miedo: El fin del reinado
    Pantera Negra. El hombre sin miedo: El fin del reinado 2013-09-19

    Título: Pantera Negra. El hombre sin miedo: El fin del reinado

    Formato: Tomo recopilatorio en tapa blanda de 256 páginas

    Autores: (G) David Liss (L) Jefte Palo, Francesco Francavilla, Shawn Martinbrough, Michael Avon Oeming (T) Jefte Palo, Francesco Francavilla, Shawn Martinbrough, Michael Avon Oeming (C) Jean François Beaulieu, Francesco Francavilla, Félix Serrano, Jesus Aburtov (P) Francesco Francavilla

    Editorial: Marvel Comics / Panini Comics

    Precio: 23,95 euros

    Comentario:

     

    Segundo y último tomo de las aventuras de Pantera Negra como hombre sin miedo sustituto en la Cocina del Infierno. Con la salida de esta segunda entrega se cierra la puesta a prueba / puesta a punto que el bueno de T´Challa decidió autoimponerse, al tiempo que echaba una mano a un Matt Murdock al que los acontecimientos derivados de Tierra de sombras impedían mantenerse como defensor del castigado barrio neoyorquino. Visto desde la perspectiva de una obra cerrada hay que concluir que esta nueva intentona de las andanzas del monarca africano en solitario ha sido una experiencia interesante que nos ha dejado un nombre al que habrá que seguir en el futuro inmediato: David Liss.

     

    Este segundo tomo cierra los cabos sueltos pendientes del anterior e introduce nuevas historias en las que el héroe sustituto habrá de vérselas con los enemigos habituales de Daredevil. Kingpin, María Tifoidea y la más nuevecilla Lady Bullseye serán los encargados de poner a prueba a T´Challa y determinar si está a la altura del desafío. Despojado de su estatus regio y de las prerrogativas y recursos propios de la jefatura de un Estado, la Pantera asume una nueva identidad civil no muy distinta de aquélla que le acompañara en otras andanzas, al tiempo que veta expresamente cualquier intento de intervención por parte de sus aliados y hasta de su propia esposa, la poderosa Tormenta. La justificación que se saca de la manga el señor Liss para poder trabajar con el personaje sin tener que tratar mucho con su equipaje funciona bastante bien: para ponerse a prueba tiene que afrontar el desafío del encargo de Murdock sin más ayudas que sus propias habilidades. No obstante y cuando la ocasión lo requiere Ororo Munroe se pasea por el barrio o aparece esa hermana menor que hace unos años se sacaron de la manga y que actualmente comparte el manto de la Pantera Negra y ocupa el trono de Wakanda.

     

    Uno de los detalles que más llama la atención de este tebeo es la habilidad con la que el guionista acepta las imposiciones editoriales en la forma de los consabidos cruces y aprovecha para ir a lo suyo. Miedo encarnado y Spider-Island pasan de puntillas por la colección sin que el argumento principal se resienta. Más aún, empleando giros argumentales una y mil veces utilizados para meter en danza a algún personaje que andaba fuera de juego, don David aprovecha para recuperar al Aborrecedor y hacer con la premisa de Miedo encarnado algo más interesante que lo que se pudo ver en la miniserie principal. Tomando como punto de partida la reaparición de este personaje que basa su fuerza en el odio de la población, el temor se encarna en esta ocasión en el rechazo hacia quien es diferente. Se busca un chivo expiatorio en la forma de los extranjeros que pueblan el barrio y se identifica a la Pantera Negra como uno de sus adalides. América para los americanos, siempre y cuando sean blancos, anglosajones y protestantes, en una versión actualizada de las memorables historias de Don McGregor en las que T´Challa se las veía con el Ku Klux Klan. De los dioses martilleros y la parranda nacionalsocialista de Pecado no se ve ni la sombra.

     

    Acto seguido la Pantera Negra sufre las consecuencias del contagio masivo arácnido al que es sometida la población de Nueva York en la saga del trepamuros Spider-Island. De nuevo Liss cumple con la obligada referencia que comporta el participar en un universo compartido sin que los lectores tengan que salir a preguntar por qué T´Challa está tan raro y Lady Bullseye tiene esa mirada tan grimosa. Un par de explicaciones estratégicamente situadas y la historia sigue su curso para desembocar en el fin de fiesta: el enfrentamiento entre Kingpin y Pantera Negra.

     

    Habida cuenta del hecho de que T´Challa es el sustituto de Matt Murdock resultaba casi inevitable que su camino y el de Wilson Fisk se acabaran cruzando. Sin embargo y pese a su situación actual la Pantera Negra sigue siendo un hijo de Wakanda y miembro de la casa real, por lo que el conflicto no se limitará a la Cocina del Infierno. Además, hay que tener en cuenta que Kingpin es ahora uno de los jefes de esa organización proveedora de carne de cañón que responde al nombre de la Mano, al tiempo que mantiene sus negocios a ambos lados de la frontera legal, por lo que en principio el conflicto apuntará por una trama que recoge aspectos del mundo de las altas finanzas y las relaciones internacionales. Sin embargo, todo eso se convierte en una mera excusa para que la Pantera rescate a inocentes y en compañía de sus amigos reparta un poco de justicia a base de palo. Quizá con más tiempo se habría podido realizar algo menos tópico, pero es muy probable que a esas alturas la colección tuviera ya fecha de cierre. Pese a todo no puedo dejar de mencionar la medicina modelo “Trauma center” que se despliega a lo largo de la saga, con una paciente malherida que por exigencias del guión demuestra tener una resistencia digna del mismísimo John Wayne.

     

    En la parte gráfica hay que indicar que este tomo contiene un potaje de dibujantes aún más variado que la entrega anterior. A Jefte Palo y a un Francesco Francavilla que sigue emulando de manera notable a David Mazzuchelli se suman Shawn Martinbrough y un viejo conocido de la afición: Michael Avon Oeming. Quien hace diez años fuera uno de los nombres de moda gracias a trabajos como El Monje a prueba de balas, Bastard Samurai o Hammer of the Gods ha vuelto a Marvel a través de estos trabajos puntuales en los que demuestra que quizá no esté en su mejor momento. Puede que alguien pensara que con ninjas de por medio este caballero podía ser la elección ideal, pero su estilo no casa con el de Francavilla (quizá el más adecuado por el tono urbano de la serie, aunque a veces al guionista se le vaya un poco la pinza) provocando un contraste que no ayuda al resultado final.

     

    Para concluir hay que decir que esta nueva incursión en solitario de Pantera Negra ha sido un experimento interesante que se puede disfrutar en solo dos tomos y que nos recuerda que en buenas manos cualquier personaje puede ser el protagonista de una historia entretenida. Ahora solo falta que un año de estos alguien se digne en recuperar todo el materia inédito escrito por Christopher Priest.

     

    Lee la reseña en Zona Negativa. 

    Enviado por lcapote a las 21:55 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/73801

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.81.79.128 (23614ca6f9)
    Comentario

    © 2002 lcapote