Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Julio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Opinando
  • Miguel ÁNGEL GARCÍA HERRERA en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Capitán América y Bucky
    Capitán América y Bucky 2013-10-08

    Título: Capitán América y Bucky

    Formato: Tomo recopilatorio de la línea 100% Marvel de 192 páginas

    Autores: (G) Ed Brubaker, James Asmus, Marc Andreyko (L) (T) Chris Samnee, Francesco Francavilla (C) Bettie Breitweiser (P) Ed McGuiness

    Editorial: Marvel Comics / Panini Comics

    Precio: 15 euros

    Comentario:

     

    La larga etapa de Ed Brubaker al frente del Capitán América toca a su fin, en el marco de una multiplicación de su presencia en el mercado que solamente puede explicarse por sus recientes devaneos cinematográficos. Durante ocho años, casi nueve, don Ed ha revitalizado una serie que no contaba con un guionista con la estabilidad necesaria para hacer planes a largo plazo desde los días de Mark Gruenwald y que contó en ese intervalo de tiempo con relanzamientos que, por diversos motivos, o bien acabaron en fracaso (como el de Marvel Knights) o bien se malograron por causas ajenas a la voluntad de sus artífices (como los de Mark Waid). Brubaker ha jugado con las piezas principales del universo del abanderado para dar una versión acorde con su visión, más próxima a las películas de espías de alto nivel que al colorido mundo de los empijamados. Quizá cuando haya que ver todo su trabajo con perspectiva una de sus aportaciones más especiales y polémicas haya sido la recuperación de James Buchanan “Bucky” Barnes.

     

    Bucky era en origen para el Capi lo que Robin era en un principio para Batman. Un joven compañero al que tutelar, enseñar y rescatar cuando se metía en líos, de ahí que no fueran pocos los que se referían a ambos compañeretes como “el inútil de”. Brubaker empezó contándonos que la imagen fresca y alegre del enano saltarín que acompañaba al majestuoso cabeza alada no era más que propaganda bélica y que en realidad el muchacho se encargaba de hacer ese trabajo sucio que en tiempos de guerra era necesario ejecutar. Su salvación –contradictoria con todo el uso que se había hecho del personaje en cuarenta años- se establece bajo premisas similares a las del Capi, con la diferencia de que a Bucky no lo encontraron los Vengadores sino los soviéticos, los cuales le convirtieron en el Soldado de Invierno, su ejecutor más eficaz. El primer arco argumental del Capitán América de don Ed -¡qué lejano queda ya!- planteaba la recuperación del personaje, al cual el guionista reservaba un destino tan alto como pesado.

     

    Las nuevas aventuras de Bucky –tanto bajo su encarnación de Soldado de Invierno como vistiendo los colores del Capitán América- son sobradamente conocidas, bastando decir que han servido para poner al personaje en una posición bien cómoda dentro de la franquicia de las barras y estrellas. Jugadas parecidas las ha habido con el regreso de Sharon Carter (por obra y gracia de Waid y Garney) o de Norman Osborn (por obra y gracia de “vamos a ver cómo arreglamos el desaguisado del clon” sociedad comanditaria). Esta colección, que continúa la numeración del volumen más longevo de las aventuras del Capi (no entremos a valorar cómo se contabiliza esto, por favor) y vuelve a transitar por senderos conocidos en los que Brubaker, acompañado por Asmus y Andreyko a los guiones, cuenta su versión de los clásicos.

     

    El tomo recopila los números en los que se nos vuelve a contar el origen del personaje y las causas de que, siendo tan jovenzuelo, ya vistiera uniforme. Se mantiene la idea de que era hijo de militar al que los camaradas de su padre decidían tutelar, pero se añade un elemento con el que don Bru ya había trabajado desde inicio: Bucky contaba con un talento natural para el combate cuerpo a cuerpo y demás artes murcianas, de modo que en un escenario pre-bélico el ejército estadounidense decidió aprovechar esa virtud. Podemos tomar esto como una revisión que sustituye el origen contado por Fabian Nicieza y Kevin Maguire hace veinte años en Centinela de la libertad, una serie limitada que bien podría reeditarse y que mostraba una historia bastante distinta pero igualmente válida. Volvemos a asistir al encuentro entre los que después serán inseparables camaradas, así como a la reunión con los Invasores y a las relaciones con Toro –un chico de su edad- y con los pesos pesados como la Antorcha Humana o el arrogante Namor. Brubaker pasa olímpicamente del modelo de alegre “pim, pam, sock, tomá guacho” con que se solía reflejar el teatro europeo de operaciones y abofetea a James con la dureza inherente a un conflicto bélico: el trauma que supone arrebatar la primera vida, la visión de los campos de exterminio. Barnes no será más el alegre y dicharachero Bucky.

     

    Luego tenemos otro episodio en el que volvemos a ver su conversión en el Soldado de Invierno, el origen de su relación con una Viuda Negra que todavía lleva el modelito estilo “Boris y Natasha” de sus primeros días y el progresivo deterioro de su programación mental. En una rápida revisión de su recuperación por obra y gracia de un cubo cósmico nos encontramos con el James actual, dispuesto a encontrar su lugar en el mundo y a rehacer su vida. Para ello se lleva a cabo un ejercicio que los lectores del Capi reconocerán a la primera: hacer que el personaje fuera de su tiempo se encuentre con viejos familiares y conocidos, provocando la consabida escena emotiva.

     

    Ya en el presente tenemos otro de esos detalles que bien pueden congraciar a los autores con la afición veterana y es la recuperación de personajes y argumentos que provienen, bien de la edad dorada, bien de los oscuros días que siguieron al fin de ésta y duraron hasta los inicios de la edad de plata. Como ya hicieran Roy Thomas, Steve Englehart, Mark Gruenwald o J. M. DeMatteis, se cuenta una historia en la que entran en danza los antiguos Invasores –concretamente la Antorcha Humana- y alguno de los sustitutos del dúo abanderado original. En esta ocasión se saca del baúl de los recuerdos al segundo Bucky y a un personaje que ha sido la némesis habitual en este tipo de reencuentros como es Adam II, el segundo androide creado por Phineas Horton. Las raíces de la historia se asientan profundamente en la historia de Marvel, aunque hay que reconocer que algunos de los giros se ven venir desde bien lejos. Un poco de nostalgia y de reconocimiento de que “usted también contribuyó a ganar la guerra, soldado” y a otra cosa mariposa, aunque el rollo de los robots intentando dominar el mundo y sustituir a la especie de humana tendrá continuidad próximamente.

     

    En lo que al dibujo se refiere hay que reconocer que tanto Samnee como Francavilla desarrollan un trabajo más que adecuado, aunque personalmente me decanto más por la labor del primero que por la de segundo. Cuestión de gustos, terminada la cual solo queda recomendar este cómic a quienes disfruten con el trabajo de Bru con Bucky y quieren apurar las últimas entregas del mismo.

     

    Lee la reseña en Zona Negativa. 

     

    Enviado por lcapote a las 01:43 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/73874

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.158.25.146 (cb0b53f212)
    Comentario

    © 2002 lcapote