Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Junio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
             

Opinando
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en El Escéptico Digital nº 266

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Escuadrón Supremo
    Escuadrón Supremo 2014-01-22

    Título: Escuadrón Supremo

    Formato: Serie limitada de dos tomos de la línea Marvel Gold

    Autores: (G) Mark Gruenwald (L) Bob Hall, John Buscema, Paul Ryan, Paul Neary (T) John Beatty, Sam de la Rosa, Jackson Guice (C) s. d. (P) Alex Ross

    Editorial: Marvel Comics / Panini Cómics

    Precio: 15 € (primer tomo) 12,25 € (segundo tomo)

    Comentario:

     

    Veinte años antes de que J. M. Straczynski lanzara su Supreme Power y diez años años antes de que Mark Waid y Alex Ross hicieran lo propio con Kingdom Come, hubo una maxiserie que se atrevió a afrontar cada una de las premisas que tenían esas obras: convertir al Escuadrón Supremo en algo más que un guiño a los lectores y plantear la hipótesis de que los superhéroes se hicieran con el poder y empezar a usar sus recursos para dirigir a la sociedad. El responsable principal del proyecto fue Mark Gruenwald, un guionista que, siendo principalmente recordado por su larguísima etapa escribiendo las andanzas del Capitán América, tiene en este Escuadrón Supremo uno de sus trabajos más reverenciados. Junto a él y en la parte gráfica tres ilustres dibujantes de la casa de las ideas: el eficaz Bob Hall, el legendario John Buscema y el cumplidor Paul Ryan. Como dato curioso, ver a las tintas a un primerizo Jackson Guice (eran los tiempos en los que su estilo se asemejaba al de Bob Layton) y a un Paul Neary que demostraba ser tan malo a los lápices como bueno al entintado.

     

    La historia arranca cuando Estados Unidos se encuentra al borde del colapso. La Presidencia de Kyle Richmond (identidad civil de Halcón Nocturno, el Batman de esta historia) pende de un hilo, a consecuencia de la clásica manipulación villana. El país se ha sumido en el caos y el Escuadrón Supremo al que perteneciera el más alto magistrado estadounidense se ve desbordado por completo. En este primer número, Gruenwald, buen conocedor de la mentalidad del lector, responde rápidamente a una pregunta bastante habitual, por qué Bruce Wayne no dedica sus recursos y su bien amueblado cacumen (ejem) para dar el salto a una posición donde tenga un poder real para cambiar las cosas. La respuesta se despacha de un plumazo, al describir en un par de viñetas cómo de la ilusión inicial y la esperanza generalizada se pasó a la desastrosa situación. Por mucho que sea un superhéroe, una sola persona no tiene el poder de cambiar a todo un país (concepto éste que don Mark utilizaría mucho con el Capi, al que humanizó hasta unos extremos que hicieron más cercano y simpático al vengador abanderado). En ese punto, Richmond asume sus errores y comprueba horrorizado que Mark Milton, Hiperión (el Superman de la historia) decide ir un paso más allá. El Escuadrón ya no será una fuerza de reacción, sino que empezará a actuar de forma preventiva. Como sucede en época de crisis, una población desesperada asume como agua de mayo el clavo ardiendo que se le ofrece, y al principio, todo parece funcionar bien. Sin embargo, cuando las aguas han vuelto a su cauce, el equipo no se detiene ahí y va mucho más allá, planteándose la posibilidad de construir una utopía sin carencias ni crímenes. Cuando Tom Thumb, el científico del equipo, diseña una máquina capaz de inhibir las intenciones delictivas, el Escuadrón, en su intención de erradicar los ilícitos penales, da un paso sin vuelta atrás. Mientras, Halcón Nocturno, que observa con creciente inquietud el devenir de los acontecimientos, toma la decisión de derribar el Estado que sus antiguos camaradas están construyendo.

     

    Un cuarto de siglo después de su aparición, Escuadrón Supremo sigue siendo una serie a recomendar, y no solamente para la afición al género, sino también para aquellas personas que nunca se han parado a la hora de señalar las incongruencias de aquél. Gruenwald no deja piedra sobre piedra y todos los temas conflictivos son tratados, bien de forma más extensa, bien de forma más tangencial. De hecho, es una pena que no tuviera más espacio para trabajar algunos asuntos, porque doce números se hacen muy cortos. La serie consigue que cada uno de los personajes se separe, a veces mucho, a veces no tanto, de su fuente de inspiración, siendo que Hiperión es tan vulnerable como nunca lo había sido Superman. En otros aspectos, es una buena respuesta a la hipótesis de que don Mark hubiera podido escribir a la Liga de la Justicia, pues da su visión de situaciones clásicas como la relación entre Flecha Verde y Canario Negro o, en este caso, entre el Arquero Dorado y Lady Alondra. Lejos de las alharacas con las que se vendió Supreme Power, ésta es una obra con prólogo, desarrollo y desenlace que ha tolerado bien los veinticinco años que tiene a la peta. Ojalá un año de éstos podamos disfrutar de la novela gráfica que hace las veces de ultílogo de la historia, la cual reunió nuevamente a Mark Gruenwald y Paul Ryan con el Escuadrón Supremo.

     

    Lee la reseña en Zona Negativa. 

    Enviado por lcapote a las 12:26 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/74259

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.224.200.84 (936444ea96)
    Comentario

    © 2002 lcapote