Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Junio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
             

Opinando
  • Miguel ÁNGEL GARCÍA HERRERA en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > La Legión de tres mundos
    La Legión de tres mundos 2014-03-03

    Título: La Legión de 3 Mundos

    Formato: Tomo recopilatorio en tapa dura

    Autores: (G) Geoff Johns (L) George Pérez (T) Scott Koblish (C) Hi-Fi (P) George Pérez

    Editorial: DC Comics / Planeta DeAgostini Cómics

    Precio: 15,95 €

    Comentario:

     

    Hace ya unos meses que Zona Negativa dedicó una serie de especiales a la glosa de esta miniserie que Planeta DeAgostini ha recopilado en un único tomo y que, teóricamente, vincula a Crisis Final con uno de los grupos más entrañables de la mitología deceera: La Legión de Superhéroes. Esta reseña hace un pequeño repaso de la edición española, recomendando al mismo tiempo un repaso a los artículos monográficos que revisan con todo lujo de detalles la miniserie original.

     

    La Legión de Superhéroes fue uno de tantos conceptos que acompañaron el renacimiento del género a finales de los cincuenta. Creada por Otto Binder y Al Plastino en 1958 en la serie Adventure Comics, se presenta como un nutrido grupo de empijamados con poderes que allá por los siglos treinta y treinta y uno, pugnando por mantener vivo el espíritu de la edad heroica, simbolizado en la figura de Superman o, más exactamente, Superboy, ya que la Legión original fue fundada por adolescentes que tomaron como ejemplo las andanzas adolescentes de Kal El en su pijama blaugrana. Con el tiempo, la popularidad legionaria creció lo suficiente como para poder vivir sus propias aventuras, por las que pasaron nombres como los de Dave Cockrum, Paul Levitz, Olivier Coipel, Dan Abnett, Andy Lanning, Keith Giffen o Jim Shooter, entre otros. El primero de la lista “recrearía” en forma de homenaje al grupo durante su primera estancia como dibujante en la nueva y diferente Patrulla-X, a través de la Guardia Imperial shi´ar, pero ésa es otra historia.

     

    La Legión simboliza como pocos grupos y títulos los conflictos derivados de aquel ejercicio de limpiar, fijar y dar esplendor editorial que fue Crisis en Tierras infinitas. Borrado Superboy del pasado oficial de DC, la razón de ser de la Legión dejaba de existir, por lo que fue necesario hacer encaje de bolillos (o más bien, de bolsillos) para justificar la presencia de unos legionarios que, de repente, se encontraban con que aquello que daban por hecho quedaba convertido en agua de borrajas. A lo largo de los años, la Legión se ha visto relanzada en al menos dos ocasiones, a raíz de los acontecimientos de aventuras que intentaban, sin conseguirlo, emular, si no el impacto, sí los efectos de Crisis en Tierras infinitas. De las cenizas de Hora cero surgiría una nueva versión y, diez años más tarde, otra más. El concepto era demasiado bueno como para dejarlo dormir, pero al mismo tiempo, era demasiado complejo como para poder gobernarlo en condiciones, porque en el fondo, un sector de los lectores y no pocos autores querían recuperar a la Legión clásica, la que era anterior a la gran crisis. A su vez, otra generación de aficionados había tomado cariño a la Legión noventera. Geoff Johns intentaría dejar contento a todo el mundo mediante esta Legión de los 3 Mundos.

     

    Johns, que en los últimos años ha desempeñado un papel crucial en los grandes festejos deceeros, ha ganado su fama merced a sus trabajos en Flash, la Sociedad de la Justicia de América, Linterna Verde o Hawkman, hasta el punto de convertirse en uno de los arquitectos del universo DC actual. En cierto sentido, su labor, salvando las distancias, recuerda un tanto la que realizara Kurt Busiek para Marvel en Heroes Return. Como don Kurt, don Geoff se toma el trabajo de intentar dar un sentido a la maltrecha continuidad, aprovechando elementos contradictorios para establecer justificaciones que a veces casan mejor y a veces casan peor. Todo depende de la calidad de la materia prima y del día que tenga un escritor al que últimamente empiezan a caerle algunos palos. Sin embargo, la presencia de Johns al frente de ciertas series ha sido mucho más larga que la de Busiek, contando además con un grado de libertad y control sensiblemente superiores, al menos en aquellos títulos cuyos protagonistas no tenían que aparecer hasta en la sopa o casi (léase Superman). ¿Por qué se plantea esta comparativa entre dos guionistas que actualmente trabajan en la misma empresa? Porque, personalmente, al leer este tebeo tuve la sensación de que estaba asistiendo a la versión legionaria de Siempre Vengadores.

     

    En aquella maxiserie marveliana, Busiek se encargaba de repasar la historia vengativa para intentar solventar las aparentes contradicciones que los sucesivos equipos creativos habían volcado sobre una maltrecha continuidad. Para tal tarea, contó con los lápices de un artista de auténtico lujo como era y es el gaditano Carlos Pacheco. El resultado final fue una historia que solamente la afición vengativa pudo disfrutar. En esta miniserie deceera, Johns se encarga de poner orden y concierto en el embrollado multiverso legionario, reafirmando la premisa de que las tres legiones pueden coexistir y restaurando a la clásica a la posición que, para muchos, no debió perder. Para la tarea, ha contado con los lápices de otro gran maestro, el estadounidense George Pérez. Sin embargo, el resultado final será una historia que, muy probablemente, solamente disfruten quienes formen parte de la afición legionaria, amén de seguidores de don Geoff y / o de don George. El primero vuelve a echar mano de su villano-fetiche de los últimos tiempos, el quizá-muy-sobreutilizado Superboy Prime, en una simetría perversa respecto al origen del grupo y lo entronca en la continuidad del mismo, con una sorpresa argumental final que a más de un aficionado clásico hará esbozar una sonrisa desdeñosa. El segundo vuelve a demostrar que el dibujante de masas por antonomasia, aunque habiendo leído este tomo justo después del recopilatorio de sus trabajos con la Liga de la Justicia, ha permitido que pueda uno echar un ojo a lo que ha evolucionado el caballero en estas tres décadas. Del trazo más simple y efectivo que le prodigaban entintados más suaves como el de Romeo Thangal y donde se nota aún la influencia de Rich Buckler, se ha pasado a un dibujo más recargado y hasta relamido, con profusión de detalles.

     

    La Legión de 3Mundos sirve para que don Geoff siente unas bases en las que las tres Legiones de Superhéroes puedan operar de forma independiente, al tiempo que recupera un par de cabos sueltos que habían quedado más o menos pendientes desde Crisis Infinita y sus consecuencias. Lo único que parece carecer de sentido es esa referencia a Crisis Final de la portada, pero no hay problema, porque no hay que haber leído la enrevesada miniserie para poder hincarle el colmillo a este tomo.  

     

    Lee la reseña en Zona Negativa.

    Enviado por lcapote a las 19:10 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/74381

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.224.127.133 (524727c2e1)
    Comentario

    © 2002 lcapote