Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Opinando
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • robertthrawn en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en El Escéptico Digital nº 266

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page TOP Bitacoras.com
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Los Vengadores: La saga de Korvac
    Los Vengadores: La saga de Korvac 2014-03-07

    Título: Los Vengadores: La Saga de Korvac

    Formato: Tomo en tapa blanda de la serie Marvel Gold

    Autores: (G) Jim Shooter, Len Wein, Roger Stern, George Pérez, David Michelinie, Bill Mantlo, Mark Gruenwald (L) George Pérez, Sal Buscema, Dave Wenzel, Tom Morgan (T) Klaus Janson, Pablo Marcos, Ricardo Villamonte (C) Glynis Wein, Phil Rachelson, Nel Yomtov, Bob Sharen (P) George Pérez

    Editorial: Marvel Comics / Panini Cómics

    Precio: 21.95 €

    Comentario:

     

    La Saga de Korvac es una de las historias más recordadas, alabadas y reverenciadas de cuantas se han publicado en las distintas cabeceras vengativas. Una parte de la afición la sitúa a la cabeza de sus aventuras preferidas, en tanto que otra la coloca en ese podio donde solamente tienen cabida La Guerra Kree-Skrull, La Saga de la Madonna Celestial, El asalto a la mansión, Siempre Vengadores o (coloque usted aquí su historia vengadora favorita). En España se ha editado al menos en cinco ocasiones, siendo esta última, basada en un recopilatorio marveliano que ya tiene la friolera de dos décadas, la más completa, ya que incluye un número anual de la colección de Thor que constituye el prólogo de una historia que, aún hoy, deja sentir su influencia en la franquicia vengadora. A ello que sumar hay unas páginas inéditas donde Mark Gruenwald y un Tom Morgan en un día no demasiado bueno hacían epílogo de la saga. El conjunto es un producto atractivo para quienes quieran conocer algo mejor uno de los mejores momentos de la historia de los Vengadores o para quienes deseen hacer repaso con una publicación decente, aunque un tanto cara para los tiempos que corren. El equipo creativo, donde los autores principales son Jim Shooter y George Pérez, está compuesto además por un conjunto de nombres ilustres en la historia de la casa de las ideas: David Michelinie, Bill Mantlo, Sal Buscema, Dave Wenzel, Klaus Janson…

     

    ¿Qué es lo que tiene esta aventura para que, más de tres décadas después de su publicación, siga estando en boca de la audiencia? El propio título parece indicar que Korvac, llamado el Enemigo, es el punto central. Su presencia en cada una de las páginas en las que asoma la patita deja patente su condición como la mayor amenaza a la que, hasta entonces, habían hecho frente los Vengadores. Poderoso y carismático, no cae en el histrionismo habitual de villano de folletín. Al contrario, sus maneras, sus modales, sus expresiones facial y verbal revelan a un individuo tranquilo que mantiene la calma que solo dan la convicción total del éxito del plan trazado y la fe absoluta en sí mismo. Su presencia y la propia trama que representa, sin embargo, aparecen diluidas entre una sucesión de trepidantes aventuras: Ultrón, Tyrak el Traicionero, el Coleccionista… ponen sucesivamente a prueba a un equipo donde menudean los roces y las tensiones y que, como remate, habrá de enfrentarse a una de sus pesadillas recurrentes: el enlace gubernamental Henry Peter Gyrich. El antipático burócrata demostrará ser, en la práctica, un adversario mucho más efectivo que cualquiera de los empijamados habituales. Su presencia será la excusa para que sobre el grupo y la colección caigan una serie de características que ya no desaparecerían hasta fechas bien recientes, tómese como ejemplo la limitación a un número de miembros relativamente manejable. Las palabras que Gyrich dirige a la asamblea vengadora más adelante son reflejo del sentir del entonces guionista principal de la colección, Jim Shooter: son condenadamente demasiados y nadie puede estar al tanto de sus idas y venidas. Para dejar patente esa realidad ha habido que reunir a todos los que podían responder a la llamada. La presencia de tanto personal junto es indicativa de que se va a armar una buena, pero eso es algo que la audiencia va tomando en consideración conforme los autores van dejando aquí y allá muestras del nivel de poder de este nuevo y formidable adversario.

     

    La relectura de La saga de Korvac permite al lector veterano reencontrarse, como se ha dicho, con un clásico de la historia vengativa, pero además permite refrescar la memoria y adquirir la conciencia de que muchos argumentos actuales o recientes ya habían sido empleados previamente. Así, asistimos al conflicto entre un Capitán América un poco obsesionado y un Hombre de Hierro que se veía asaltado en su colección por los contratiempos que le llevarían a su primera crisis alcohólica. Sus choques serán algo periódico a partir de entonces, hasta desembocar en Guerra Civil. Por otro lado, se comprueba que antes ser miembro de los Vengadores era algo más sencillo: ahí aparecen, después de su experiencia en solitario, los Guardianes de la Galaxia; ahí aparece, después de haber sido creada por Ultrón, la androide Yocasta; ahí se incorpora a la panda una Ms. Marvel que ocupará un papel central en el número 200 de la colección. Si lo comparamos con el tiempo que tarda Brian Bendis en desarrollar un argumento, podemos ver lo mucho que los trabajos de este último han cambiado la franquicia vengadora. Cuando los críticos de la etapa actual comentan eso tan leído de “esto no son los Vengadores” dejan patente que los profundos cambios operados desde Desunidos volvieron del revés una serie cuyas bases llevaban levantadas desde estos tiempos. Hubo intentos, cierto es, de cambiar la estructura del equipo, como la idea de que que no hubiera una alineación fija sino variable en función de la misión, o la de que el equipo titular contara con una alineación suplente, al más puro estilo futbolero. Sin embargo, siempre se volvía al esquema básico que Jim Shooter impusiera a través de Henry Gyrich.

     

    Si hay un adjetivo que le siente como anillo al dedo a la historia es el de épica. Sin embargo, hay también momentos muy divertidos, como el primer encuentro entre Ojo de Halcón y el recién impuesto enlace gubernamental o las consecuencias de la presencia de éste, entre las que se encuentra la necesidad de que los Vengadores tengan que acudir a la batalla en una guagua. Los lectores veteranos esbozarán una sonrisa al ver el ya mencionado epílogo elaborado por Mark Gruenwald, ya que es un buen ejemplo de lo que el desaparecido autor hacía mejor: dar cohesión al universo marveliano. Su visión del papel de Korvac cambia un poco el sentido de la historia, al tiempo que profundiza sobre las motivaciones que, en el futuro, marcarán las decisiones que tome uno de los vengadores más denostados, la arrogante Dragón Lunar. Con todo ello sentaba además las bases de la secuela que ese mismo año -1991- iba a traer de vuelta al villano de la historia. Sin embargo, si bien esta saga ha quedado grabada en la memoria colectiva de la afición marveliana, su continuación ha sumado la larga lista de aventuras prescindibles. Para bien o para mal, las andanzas del Enemigo terminan aquí.

     

    Lee la reseña en Zona Negativa.

    Enviado por lcapote a las 18:59 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/74396

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.167.152.177 (42bf25a7f1)
    Comentario

    © 2002 lcapote