Banner de La Guarida del Dragón
Cajón desastre para hablar y tratar los temas más diversos: Literatura, justicia, videojuegos, tebeos, cine, animación... Se hace lo que se puede para mantener este chiringuito al día.
Archivos
<Octubre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
28 29 30 31      

Opinando
  • Tenerife pasando página en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Miguel ÁNGEL GARCÍA HERRERA en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Luis Javier Capote Pérez en Aquel día de Canarias de 1984...
  • Maribel Reis en Aquel día de Canarias de 1984...
  • manuel lagalaye en Cine del güeno. Hoy con ustedes: "El Gordo Alberto"
  • Tienes la boca limpia en Escépticos en el pub en Tenerife. Marzo de 2016
  • Luis Javier Capote Pérez en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • rvr en Feliz 2016 y prósperos carnavales
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción
  • Luis Javier Capote Pérez en Prometheus o la pseudociencia-ficción

  • Blogalia

    Blogalia

    Locations of visitors to this page
    www.flickr.com
    This is a Flickr badge showing public photos and videos from lcapotep. Make your own badge here.




    Luis's books

    Buenas noches y saludos cordiales: José María García. Historia de un periodista irrepetible.
    really liked it
    Un libro que repasa la historia de la radio española entre 1972 y 2002, a través de la figura de un periodista tan polémica como irrepetible. Imprescindible para materias como derechos de la personalidad o historia de la radio.
    Las pseudociencias ¡vaya timo!
    it was amazing
    Recopilación de escritos en torno a los conceptos de ciencia, pseudociencias y sus debates derivados. Altamente recomendable aunque bastante denso en algunos pasajes.
    Killing Lincoln: The Shocking Assassination that Changed America Forever
    really liked it
    Un relato apasionante del final de la guerra de secesión y de los últimos días de la vida de Abraham Lincoln.
    Betrayal: The Crisis in the Catholic Church
    really liked it
    Gran resumen de un trabajo de investigación periodística sobre un tema tan espinoso como el de la pederastia en el seno del clero católico.
    El 18 Brumario de Luis Bonaparte
    really liked it
    Ameno relato sobre el ascenso al poder imperial de Luis Napoleón Bonaparte (Napoleón III).

    goodreads.com
    Instagram

    Follow Us

    Inicio > Historias > Nuevos Titanes: Juegos
    Nuevos Titanes: Juegos 2018-09-28

    Título: Nuevos Titanes: Juegos

    Formato: Novela gráfica en tapa dura de 144 páginas a color

    Autores: (G) Marv Wolfman, George Pérez (L) George Pérez (T) George Pérez, Al Vey, Mike Perkins (C) HI-FI (P) George Pérez

    Editorial: DC Comics / ECC Ediciones

    Precio: 15,95 euros

    Comentario:

     

    Han tenido que pasar casi veinticinco años, pero por fin Marv Wolfman y George Pérez, fundadores y equipo supremo de los Nuevos Titanes tal y como los conocemos han podido echar el resto para dar a la afición la prometida novela gráfica del grupo. Lo que empezó planeado y planteado como un capítulo especial con influencia remarcable en la continuidad del grupo ha acabado siendo la historia de despedida de un dúo que ha dado a DC dos de sus obras más importantes:  Los Nuevos Titanes y Crisis en las Tierras Infinitas. La historia –y la maldición- de Juegos es tan conocida como la de otros proyectos de desarrollo infructuoso, como el mítico Vengadores / Liga de la Justicia (también con dibujos de Pérez, el cual debe ser uno de los dibujantes más optimistas de la industria estadounidense) y en la propia novela son don Marv y don George los que se encargan de hacer memoria y remontarse a los años ochenta, cuando los Nuevos Titanes eran una de las colecciones imprescindibles y DC se había renovado gracias a la ya mencionada Crisis. El mundo todavía se dividía en bloques y la perestroika no había supuesto aún la caída del telón de acero. La moda todavía se nutría de hombreras, cardados y “mullets”. Wolfman y Pérez se pusieron a la faena y diseñaron una trama que se nutría de todo lo anterior; el artista de Puerto Hurraco Rico dibujó las setenta primeras páginas y ahí quedó la cosa. Las obligaciones profesionales de uno y otro les llevaron por caminos divergentes y, después de un par de intentonas fallidas, veinticinco años después de la primera idea y treinta desde que aparecieran los Nuevos Titanes, podemos disfrutar de una nueva / vieja historia de los creadores y equipo de referencia del grupo.

     

    La historia comienza con una serie de atentados desarrollados a lo largo del globo por lo que parecen ser organizaciones terroristas. El agente y analista de inteligencia Kingsley Faraday señala que este tipo de enemigo es distinto de aquél que ha ocupado la mente de los Estados Unidos desde el final de la Segunda Guerra Mundial, pues no tiene una capital, unas fronteras o un ejército que se pueda identificar. Como reconoce el propio Wolfman, en los textos de presentación y cierre, el argumento habría de resultar trágicamente profético. En uno de los atentados se encuentra un mensaje para el propio Faraday, el cual reconoce al que parece ser el director de orquesta de todos los atentados, un misterioso Director del Juego, antiguamente vinculado a la inteligencia estadounidense y diseñador de todo tipo de escenarios y simulaciones para preparar a sus patronos para lo mejor de lo peor. Apartado por sus superiores de la línea de investigación, Faraday decide echar mano de los Titanes para neutralizar los movimientos de un adversario que parece conocerle bien a él y a sus circunstanciales aliados. Una dramática partida que combina elementos de los juegos electrónicos, de rol y de tablero se iniciará en la ciudad de Nueva York.

     

    La historia presenta la alineación clásica de los Titanes, compuesta por Nightwing (con su uniforme estilo Elvis), Starfire (todavía unida sentimentalmente al anterior), Changeling (un Gar Logan con un peinado a lo MacGyver particularmente horroroso), Ciborg (un Víctor Stone bastante más agresivo de lo habitual, pero por motivos ciertamente lógicos), Jericó (el simpático titán mudo con otro de los entrañablemente horteras diseños de George Pérez), Troia (Donna Troy en sus días felices de mujer casada) y Raven (reafirmada frente a su herencia demoníaca). A ellos hay que sumar al repente niño vicente Danny Chase (que tendrá en esta historia un papel destacado). También habrá ocasión para que Speedy, Flash (Wally West), Aqualad o Lilith hagan su aparición, pero el peso de la historia recae en el grupo por antonomasia (ése que luego se llevará a la animación entre 2003 y 2006). Verles de nuevo reunidos de la mano de Wolfman y Pérez permite reflexionar acerca de los avatares de la franquicia y concluir que aunque el futuro haya traído otras historias, otros personajes y otros creadores, la imagen principal de los Nuevos Titanes será siempre la que diseñaron estos dos caballeros durante los años ochenta. Como consecuencia del retraso de décadas, lo que podía haber sido un hito en la evolución de los personajes pasó a ser un ejercicio de nostalgia pues, pese a la actualización operada en torno al argumento y el escenario, es inevitable encontrarse con ciertos anacronismos, algunos quizá expresados de forma consciente. Quienes leyeran y disfrutaran de las aventuras ochenteras de los Titanes harán bien en echarle un ojo a esta novela gráfica. Quienes no lo hicieran pueden tener en esta historia la excusa ideal para determinar si apuestan o pasan.

     

    Resulta paradójico que tanto la edición anglosajona como la celtibérica hayan visto la luz en pleno reseteo del universo DC, provocando unas inesperadas y quizá odiosas comparaciones. Tener una novela gráfica de los responsables principales del mayor ejercicio de “puesta-de-contador-a-cero” junto al errático y progresivamente incomprensible sistema organizativo de la nueva continuidad deceera invita a hacer una reflexión sobre el hecho de que a veces, el paso del tiempo no trae progreso (aunque está un poco feo por mi parte comparar un trabajo que llevó años de preparación documental con un cambio forzado de último momento en una historia alternativa directamente relacionada con La era de Apocalipsis). Si a ello le sumamos que estos Nuevos / Viejos Titanes han de convivir con los Novísimos Titanes con los que nos deleita (ejem) la sobresaliente pluma (y viva el eufemismo) de Scott Lobdell, nos queda que esta novela gráfica bien podría ser no solo el canto del cisne del equipo Wolfman-Pérez sino también el de una generación de artistas que ha venido a ser sustituida por lo mejor de lo peor de los siniestros (en más de un sentido) años noventa.

     

    Reseña publicada originalmente en Zona Negativa el 14 de febrero de 2012.

     

    Enviado por lcapote a las 19:33 | 0 Comentarios | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://dragon.blogalia.com//trackbacks/77582

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.80.87.166 (8a51626af1)
    Comentario
    ¿Cuánto es: diez mil + uno?

    © 2002 lcapote